Vacaciones en Ensenada Baja California

vacaciones en ensenada baja california

Es hora de que empieces a planear unas vacaciones en Ensenada Baja California, joya del Pacífico Mexicano. ¡No te arrepentirás de nada!

La costa de Baja California es una maravilla natural, y Ensenada –su puerto principal en la Bahía de Todos los Santos– es un entrañable rincón en la península que regala todo lo necesario para que pases unas vacaciones inolvidables.

Vacaciones en Ensenada Baja California y el mar

Ensenada y el mar son una misma cosa; la ciudad vive de cara al Océano Pacífico, y su relación con él es íntima y rica.

En el llamado Mercado Negro del puerto, la variedad de pescados y mariscos es excepcional: camarones, ostiones, abulones, almejas, pulpos, cangrejos, pargos, y una infinidad de productos de mar rebozan de entre los hielos, cajas y huacales en un universo de formas, aromas y colores.

Por otro lado, en el malecón y el paseo marítimo, los lobos marinos habitan los muelles a un lado de las embarcaciones. En las terrazas, los comensales disfrutan de pescados y mariscos con una portentosa vista del océano y los acantilados. Un poco más allá del paseo marítimo se yerguen impetuosas e interminables las hermosas playas ensenadenses; desde ellas también salen los botes que llevan a las islas vecinas, que resultan una excursión excepcional. Los riscos, farallones, y playas que regalan las islas no tienen parangón en la región

Pero si además estas aquí entre los meses de diciembre y marzo, podrás regodearte con el esplendoroso avistamiento de la ballena gris, que cada año viene a las costa de Baja California a aparearse, escapando del frío invierno del norte del continente.

 En el centro de la ciudad

Como toda ciudad portuaria importante, Ensenada tiene muchas distracciones y lugares atractivos para los visitantes. En la calle Ruíz están los bares, cafeterías y restaurantes más renombrados y concurridos.

La mítica cantina Hussong’s es de visita obligada; desde finales del siglo XIX, este lugar ha sido uno de los principales centros sociales de la ciudad. Su carácter y atmósfera de auténtica vieja cantina del oeste es muy interesante y entrañable, y los grupos norteños que en ella entonan sus piezas de los Beatles y de Pink Floyd, son inolvidables.

En la zona también destacan varias casas vinícolas que venden los extraordinarios vinos de su vecino Valle de Guadalupe. Llevarse un par de botellitas a casa o degustar una copita en alguna de estas terrazas, bien vale la pena.

Otro lugar que debes visitar es el hermoso edificio Riviera, que fue uno de los casinos más elegantes del continente en épocas pasadas. Hoy conserva su señorial presencia y alberga un espléndido Centro Cultural que incluye el  Museo de Historia de Ensenada, cuya visita es igual de recomendable, con su jardín botánico y su oferta de excelentes espectáculos artísticos.

Y no te debe faltar conocer las tiendas de artesanías Cumiai, una de las etnias originarias de la región. Su cestería, barro y joyería son muy originales y de excelsa manufactura.

También te resultará muy agradable acercarte a cuestiones gastronómicas que ya son un clásico en la entidad, como el puesto de la “Guerrerense”, que tiene los cocteles y platillos de mariscos más exóticos y deliciosos de la ciudad: su erizo, pata de mula, garra de león, percebe, mejillones, calamares, empanadas y tostadas de productos del mar son simplemente de excepción. Y hay que decir también que su variedad de salsas caseras son extraordinarias.

Claro, en el mercado de mariscos del malecón también hay un par de delicias que sabrás apreciar; de los hornos de leña salen jugosas y espectaculares lonjas de atún y marlín ahumado… simplemente unas joyas culinarias.

En los alrededores de Ensenada

Muy cerca de Ensenada, hay algunos destinos sensacionales para pasar el día.

A poco más de 30 kilómetros de la ciudad, está la portentosa Bufadora, un espectacular géiser marino  que se eleva a más de 30 metros sobre el nivel del mar, desde que sale por la horadación de un risco, que es parte a su vez de un bello acantilado. El fenómeno se produce al penetrar el agua del mar en un profundo cañón submarino, misma que sale disparada por la presión a través del risco, produciendo un profundo rugido, que es lo que le da nombre al lugar.

En la zona resulta muy atractiva la práctica del kayak; de hecho, la mejor manera de apreciar la Bufadora en su máxima expresión es desde el mar, en una ligera embarcación. También puedes practicar el buceo, la pesca deportiva, la vela, entre otras actividades de interés.

El Valle de Guadalupe está del mismo modo a unos 30 kilómetros de Ensenada, pero con rumbo norte, y su visita es de lo más recomendable. Esta bella región de viñedos interminables y serranías de rojizos perfiles, es un rincón para sibaritas y bons vivants que aprecian las buenas costumbres culinarias, entre los nostálgicos paisajes mediterráneos de viñedos, bodegas, hoteles boutique y pequeñas villas estilo toscano. Aquí podrás degustar los mejores vinos del país y una cocina de autor excepcional; y en los puestos que están al pie de la carretera, también venden unos quesos y aceites de oliva exquisitos.

En fin, Baja California es un edén y Ensenada  es la Bella Cenicienta del Pacífico. Tómala en cuenta para tus próximas vacaciones, puedes estar seguro que tu experiencia resultará inolvidable.

¡Una cosa más!

La mejor manera de llegar a Ensenada es primero por vía aérea a la ciudad de Tijuana, y después desde bajar hacia el sur por la carretera hasta el puerto de Ensenada, que está a poco más de 100 kilómetros. Así que busca opciones de vuelo que se acomoden a tus necesidades, ¡y a disfrutar se ha dicho!

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos