Turismo en la naturaleza: el Santuario de la Lobera

Turismo en la naturaleza: el santuario de la Lobera

Para disfrutar del turismo en la naturaleza, qué mejor que visitar el Santuario Natural la Lobera, en el sur de Baja California.

En el estado de Baja California, al sur de los volcanes extintos de San Quintín y a los pies de la sierra de San Pedro Mártir, se encuentra la Bahía de Santa María con sus playas paradisiacas.

Esta región es uno de los principales atractivos naturales de la península, en sus litorales se encuentran lugares de gran belleza y fenómenos naturales excepcionales, como el enorme cráter de La Lobera, que es un santuario de lobos marinos. La Bahía de Santa María cuenta con más de 60 kilómetros de playas intocadas y arrecifes de rocas rojizas, sus aguas tranquilas y sus arenas impolutas son refugio de varias aves migratorias que han encontrado aquí el ecosistema ideal para su reproducción y refugio.

En las playas de la bahía, esporádicamente se encuentran buzos que exploran las maravillas submarinas de esta zona, algunos veleros, y aventureros que practican windsurf y pasean en ultraligeros. También en la bahía existen todos los servicios necesarios para pasar la noche, como hoteles y restaurantes a orillas del mar.

Turismo en la naturaleza: Santuario Natural La Lobera

Antes de llegar a la comunidad del Rosario, verás el letrero de desviación hacia el Santuario Natural La Lobera, un camino rural apto para todo tipo de vehículos. Desde el trayecto, los paisajes se imponen con cañones terrosos y acentos de matorrales, biznagas, cactus y jojobas que irrumpen en el escenario oceánico.

En el Campo Pesquero La Lobera, inmediatamente salta a la vista el impresionante cráter en la tierra, con unos 35 metros de diámetro y una profundidad de 20 metros, a muy poca distancia de la playa. De hecho, el cráter se comunica con el mar a través de túneles naturales por donde entra el agua en oleadas frecuentes, lo que crea una playa al fondo. Allí  es donde retoza indiferente una nutrida colonia de lobos marinos y focas, de aproximadamente 300 individuos, que intermitentemente entran y salen de los túneles. En la parte superior del cráter, hay un mirador con la mejor vista para observar a estos animales marinos.

Si llegas cuando el sol está en el horizonte, la luz inunda el cráter y las hembras salen con sus crías. Poder observar a estos lobos marinos y focas en su hábitat natural sin inmutarse, es gracias a que el lugar es prácticamente inaccesible, ya que la fuerza de la corriente en los túneles es tal, que sólo estos magníficos nadadores pueden ingresar a su playa privada.

Es importante mencionar que esta enorme cueva a cielo abierto está rodeada por pasajes donde también habitan cientos de murciélagos y nutrias. No son menos impactantes los arrecifes y formaciones pétreas que reciben las fuertes olas de mar, que revientan contra las cuevas originando estruendos que hacen que toda la bahía se cimbre.

El Campamento Pesquero

El campamento pesquero que está a un costado del cráter es un criadero de abulón, langosta y almeja, que son los productos del mar con mayor demanda tanto en el mercado local como en el extranjero. Con previa autorización –que se gestiona sin mayor restricción con los lugareños–, podrás aprender sobre el proceso de reproducción y crianza de esta especies.

No podrás perderte la visita al pueblo del Rosario, a sólo unos cuantos kilómetros de distancia de La Lobera, para degustar las langostas con su arroz, frijolitos, chile colorado, y tortillas de harina; también las órdenes de abulón con su limoncito y su chilito serrano bien picado son deliciosas.

La Bahía de Santa María es un regalo de la naturaleza, y La Lobera un fenómeno natural impresionante. Este viaje por Baja California te dejará recuerdos inolvidables y sensaciones que querrás volver a experimentar.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos