Las presas de Durango, aventura al natural

Las presas de Durango, aventura al natural

Las presas de Durango son famosas por ofrecer espacios de recreación junto a la naturaleza, excelentes para pasar los fines de semana.

En los alrededores de Durango existen paisajes naturales impresionantes. El valle, las mesetas y la Sierra Madre Occidental resguardan delicados ecosistemas, que viven alrededor de cuerpos de agua alimentados por afluentes como el Río Tunal.

Presas, cascadas y pozas naturales son los predilectos de los duranguenses para realizar convivios familiares, senderismo, paseos en bote o moto acuática, esquí acuático, kayak, recorridos en bicicleta o a caballo, pesca deportiva, natación, avistamiento de aves y un sinfín de actividades más en la naturaleza.

Presas de Durango: Guadalupe Victoria

A sólo 15 kilómetros al sur de la ciudad de Durango, se encuentra la bella Presa de Guadalupe Victoria. Antes de llegar al lago se encuentra El Pueblito, una bella localidad a orillas del Río Tunal; el lugar es ideal para los paseos a la sombra de árboles que viven en la ribera, y cuenta con algunas pozas y pequeñas cascadas para refrescarse. En el pueblo hay pequeños locales y puestos donde puedes probar ricas gorditas, quesadillas y carnitas. También puedes visitar un interesante restaurante que está habilitado en las ruinas de una antigua fábrica de hilados, del siglo XIX.

Una vez que llegues a la presa, verás la rampa a orillas del agua donde hay botes y lanchas disponibles para las excursiones acuáticas. También hay motos acuáticas y embarcaciones para ir a pescar, incluso hay asadores junto a la presa por si deseas cocinar pescado ahí mismo. Los paseos a caballo también son muy recomendables; si llegas hasta el Mirador de Las Ventanas, tendrás vistas hacia el Cañón de Tres Molinos y su hermoso manantial.

Al final de la tarde, cuando decidas regresar, no olvides llevarte algunos ricos panes de pulque que se venden en los puestos cercanos a la presa.

La Presa Santiago Bayacora

Sobre la carretera que va a La Flor hay una pequeña desviación que lleva hasta la Presa de Santiago Bayacora. Esta presa está rodeada de hermosas montañas, pobladas de arbustos y cactáceas. La zona cuenta con senderos para paseos en bicicleta de montaña, a pie o a caballo.

En lo que es propiamente la laguna, se puede practicar el kayak y el remo. Cabe mencionar que en esta presa se realizan frecuentemente triatlones, que consisten en competencias de natación, bicicleta de montaña y carreras a campo traviesa en un tiempo determinado.

La Presa del Águila

Esta vez con rumbo norte de la ciudad de Durango, exactamente a 25 kilómetros, está la hermosa Presa del Águila. Aquí los paisajes son una belleza, por lo que es recomendable recorrer tranquilamente los senderos que rodean la laguna. Los horizontes en esta zona son más desérticos, y los tonos sobre el espejo de agua al atardecer son simplemente encantadores.

Esta laguna tiene el valor agregado del avistamiento de aves. En invierno, las migraciones de aves que vienen del norte del continente hasta aquí son todo un espectáculo; de pronto la presa se empieza a poblar de patos canadienses, de garzas y de decenas de aves de todo tipo. Aquí también puedes practicar esquí acuático, kayak, remo en bote y pesca.

En tu próxima estancia en Durango, no dejes de visitar sus presas. En la ciudad podrás consultar a operadores turísticos que te brindarán toda la información que necesitas sobre la renta de equipos y la práctica de deportes acuáticos en estos lugares.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos