Las playas más bonitas de México

Las playas más bonitas de México

Algunas de las playas más bonitas de México se encuentran en los rincones más escondidos y menos pensados de los litorales del país.

Las costas mexicanas están llenas de tesoros naturales excepcionales. El Golfo de México, el Océano Pacífico y el Mar Caribe ofrecen decenas de lugares paradisiacos. Decidirse por algún destino de playa en nuestro país nunca resulta tarea fácil, pues las opciones son amplias y variadas.

Sin embargo, si lo que quieres son playas prácticamente vírgenes en rincones paradisiacos, donde puedas tener el sol y el mar sólo para ti, te dejamos algunas sugerencias que te encantarán.

Roca Partida en el Golfo de México

En el estado de Veracruz, los litorales marítimos son encantadores y, como muestra, muy cerca de Coatzacoalcos existe un rincón playero inolvidable: Roca Partida. En este lugar hay un pequeño puerto con playas extraordinarias y montañas verdes en el horizonte.

Desde que se llega a Roca Partida, los pescadores ofrecen excursiones en sus embarcaciones para conocer los alrededores. Conviene negociar la salida cuanto antes; agua embotellada, traje de baño, cuerdas para el rapel, equipo de esnórquel y cañas de pescar, son el equipo mínimo recomendable para aprovechar al máximo el paseo.

La cueva del pirata Lorencillo es la primera sorpresa en la ruta; al interior de la cueva se han encontrado algunos vestigios de bucaneros y filibusteros, e ingresar es una experiencia emocionante. Además, las vistas del océano con sus islotes a lo lejos desde el interior de la cueva, son incomparables. Aquí se puede escalar hasta la cima de la cueva, para después descender a rapel hasta el mar, o realizar inmersiones para admirar el acuario natural de la zona.

Más adelante, la Isla del Terrón es un paraíso para los que disfrutan del avistamiento de aves, lobos marinos y focas en su hábitat natural. Durante el trayecto van apareciendo playas solitarias, ideales para pasar un día en completa paz.

Las playas más bonitas de México en el Mar Caribe: Cesiak

Para perderse en una playa maravillosa en el estado de Quintana Roo, hay que dirigirse a la Reserva de la Biosfera  de Sian Ka’an; a escasos 5 kilómetros de ahí, se encuentra la paradisiaca playa de Cesiak.

El lugar exhibe los escenarios caribeños tradicionales, de aguas turquesa y arenas blancas. Pero la zona también regala manglares con cangrejos azules y cocodrilos, cenotes y cuevas submarinas, senderos selváticos con fauna endémica, y los atardeceres más bellos.

En la reserva se pueden rentar kayaks y todo lo necesario para las aventuras en las profundidades acuáticas. El lugar cuenta con áreas para hospedarse amigables con el medio ambiente, que constan de cabañas y tiendas de campaña que descansan sobre pilotes de madera, en medio de la selva caribeña.

Por la noche, pasear por la playa entre millones de estrellas  es simplemente un sueño. Y al amanecer, los conciertos de aves son parte de las manifestaciones de la madre naturaleza en este delicado recoveco del Mar Caribe.

Playa Paraíso en el Pacífico

Para llegar a Playa Paraíso en el estado de Guerrero, hay que pasar por el poblado de San Jerónimo hasta llegar al pueblo de Hacienda de Cabañas, donde se tiene que tomar una lancha para llegar hasta el otro lado de la barra, donde se encuentra nuestro destino.

El camino en sí ya es una aventura; manglares y túneles de vegetación conducen hasta pequeños islotes inundados de garzas y pelícanos, que abren paso a palmerales eternos, para finalmente ver aparecer las enramadas de Playa Paraíso, con sus pequeñas embarcaciones.

Las playas de la costa guerrerense están compuestas de barras y lagunas de agua salada, ideales para los que disfrutan de las aguas tranquilas. Tal es el caso de Playa Paraíso. Su vida gira alrededor de las rústicas enramadas de palma, donde es posible descansar en una cómoda hamaca, tomarse un coco helado y degustar un maravilloso pescado a la talla.

Los lugareños también ofrecen paseos en lancha a través de la laguna, del mar abierto o por los sinuosos manglares. Asimismo, los paseos a caballo al atardecer son agradables, y en las enramadas se puede acampar para ver las noches estrelladas con sólo el rugir del mar a lo lejos.

Sin duda, estos tres destinos de playa te encantarán; si estás dispuestos a buscar un poco más lejos para encontrar los mejores escenarios naturales del país, esta es tu oportunidad.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos