La Ruta Puuc en Yucatán

La Ruta Puuc en Yucatán

En tu próximo viaje a Mérida, sumérgete en el Mundo Maya a través de la Ruta Puuc, que tiene mucho que ofrecer en las tierras del Mayab.

Si bien las alternativas de destinos arqueológicos en Yucatán son muchas, y todas ellas sorprendentes, existen algunos pueblos mayas en las inmediaciones de la cordillera del Puuc, que simplemente quitan el aliento.

Las evidencias arqueológicas del Puuc, cuya fundación data de finales del siglo VIII, como Uxmal, Kabah, Sayil, Labná, Xlapac y las Grutas de Lol-tún, están extendidas en una zona de pequeñas elevaciones de roca caliza, y son abarcables en un fin de semana.

Puedes iniciar la Ruta Puuc en Mérida, pues desde ahí son apenas 150 kilómetros hasta el punto más lejano de la excursión. El recorrido te permitirá apreciar con lujo de detalle todo el esplendor del Mundo Maya,  descubrir hermosos templos coloniales, haciendas henequeneras del siglo XIX, y pequeños pueblos con una oferta artesanal excepcional; y claro, tampoco pueden faltar los encuentros con las delicias culinarias de la región. En los comedores pueblerinos encontrarás la mejor sopa de lima de la comarca, y ni qué decir de los quesos rellenos y del frijol con puerco.

El inicio en Uxmal

El estilo Puuc constituye una tradición arquitectónica estéticamente distintiva, que tuvo su florecimiento entre los años 750 a 1000 d.C. Su estilo se caracteriza por enormes núcleos de mampostería bien equilibrados y piedras perfectamente alineadas, cubiertas con aplanados de estuco; el exterior de los edificios están lujosamente esculpidos, y una de las principales características son los distintivos mascarones del Dios Chaac en las esquinas de los inmuebles.

La antigua ciudad de Uxmal es, sin duda, el máximo exponente de este estilo arquitectónico. El lugar tuvo un crecimiento impresionante como ciudad-estado en gran medida gracias a la construcción de chultunes, que son las cisternas artificiales que desarrollaron los mayas para la captación y conservación del agua de lluvia. De hecho, Uxmal fue la ciudad más habitada de la región del Puuc, con una extensión de más de 8 kilómetros cuadrados.

En Uxmal hay algunos edificios emblemáticos que no podrás perderte. El Cuadrángulo de las Monjas es uno de los mejores ejemplos de la refinada arquitectura maya; sus fachadas de mosaicos y piedras geométricas son muy características del estilo Puuc. Destacan sus mascarones del dios Chaac, las imágenes del dios Tláloc, las grecas angulares y las magníficas representaciones de músicos, guerreros y prisioneros. La Casa del Gobernador tiene una fachada esculpida de casi 100 metros de longitud, y la Pirámide del Adivino es sin duda la cereza del pastel.

En tu recorrido te irás encontrando con bellas estelas de piedra finamente labradas, y glifos que guardan los secretos de esta maravillosa cultura. Frente a la Casa del Gobernador, tendrás que concederle un buen momento a la Venus emergiendo del Inframundo, que se sienta sobre el trono del jaguar, y que tiene que ver con la cosmografía de la Creación. Por las noches el espectáculo de Luz y Sonido en Uxmal es fantástico.

Siguiendo la Ruta Puuc

Después de Uxmal, se llega a la zona arqueológica de Kabah. Aquí resulta impresionante el enorme palacio con varios aposentos conocido como Codz Pop, con cientos de mascarones del dios Chaac que cubren totalmente la fachada. Otra impresionante estructura de Kabah es el Arco, que era la entrada de la antigua ciudad por el camino que venía desde Uxmal.

Un poco más adelante te encontrarás con la ciudad de Sayil, que fue la segunda más influyente y poblada de la región, después de Uxmal. Su Gran Palacio es increíble, así como la gran cantidad de chultunes, y sus elegantes estelas talladas

Muy cerca de Sayil está la antigua ciudad de Xlapac, que también destaca por sus fachadas. Finalmente, la última ciudad de la ruta es Labná, donde destaca un arco de entrada, que es un bello ejemplar del estilo Puuc. En la zona también podrás ver un palacio residencial de varios niveles, y un hermoso templo sobre un basamento piramidal.

Las Grutas de Lol-tún

Para cerrar con broche de oro, a 20 kilómetros de Labtán están las Grutas de Lol-tún. Conforme te internes, podrás ir viendo algunos vestigios de la presencia maya en la zona, pinturas rupestres, y salones naturales con cúpulas de las que nacen estalactitas y estalagmitas de millones de años. En este sistema cavernoso se hallaron restos de mamuts, dientes de sable y bisontes, quizá su último refugio ante los cambios climáticos.

Es conveniente recorrer los senderos con un guía, ya que existe la probabilidad de perderse. Es obligatorio llegar a La Colmena, una entrada donde se levanta la figura del Guerrero de Lol-tún que emerge de la profundidad de las grutas, y que representa al dios del Inframundo. Entre los muchos salones se encuentra la Catedral, la Galería del Cañón, la Mazorca de Maíz y el Cuarto de las Columnatas Musicales, conocido así porque al tocar las estalactitas y estalagmitas surgen sonidos de distintas tonalidades.

Esta aventura por los sagrados caminos mayas te llenará de sensaciones que nunca olvidarás. En esta mística experiencia, sólo faltas tú.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos