El paraíso de Tuxpan en la Huasteca Veracruzana

el-paraiso-de-tuxpan-en-la-huasteca-veracruzana

Enclavado en la Huasteca Veracruzana, al noroeste del estado de Veracruz, se encuentra la ciudad de Tuxpan con sus bellas playas de aguas mansas.

La huasteca veracruzana es poseedora de un esplendor natural notable, en la región conviven los cuatro tipos de manglares existentes en el mundo, así como un sinnúmero de especies de aves, reptiles, anfibios y peces.

En Tuxpan y sus alrededores existen magníficos centros ecoturísticos cerca de su río, su laguna, y sus más de 40 kilómetros de playas excepcionales. La ciudad ostenta el encanto tan característico de los puertos veracruzanos, con el bullicio de sus huapangos y sones porteños, y su variada gastronomía que es famosa en todo el estado.

Tuxpan, entre el río y el mar

La ciudad hay que caminarla por su centro histórico, su malecón en el río Tuxpan, los contornos de su hermosa Laguna de Tampamachoco, y por sus playas de suaves oleajes que huelen a palmerales infinitos.

Si se aborda Tuxpan desde su malecón y su puerto, se siente inmediatamente el pulso de la ciudad. Los pescadores trabajan en sus redes a bordo de embarcaciones que acaban de llegar, las mujeres ofrecen el pescado y los mariscos a los mejores precios, y los niños juegan despreocupados entre barcazas, cuerdas, anclas oxidadas, y mucho sol.

Por las tardes, la gente siempre regresa porque los atardeceres sobre el río son todo un ritual para los tuxpeños. Los colores y el reflejo del sol en las aguas de la ribera son espectaculares, y sin la menor duda justifican esta costumbre tan arraigada.

Una vez que se ha respirado el puerto, sobre la avenida Reyes Heroles espera la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, construida en 1752. El edificio es de un elegante blanco y presume una bella torre de tres cuerpos; en su interior descansan los restos del primer obispo de la ciudad.

Enfrente de la catedral se yergue el Palacio Municipal, y a un lado destaca un mural que lleva el título de Alegoría de los orígenes y cultura de Tuxpan. En él se pueden descubrir las influencias olmeca, huasteca y tolteca-mexica que la entidad posee, aparece el tochtli o conejo que es el principal símbolo de la ciudad, y en la parte superior se ven los ríos Tuxpan y Cazones que desembocan en el mar. También se hace alusión a la construcción del puente que une a Tuxpan con Santiago de la Peña, determinante para la expansión de la entidad.

Todos los caminos llevan al Parque Reforma. Alrededor de su quiosco se hallan las refresquerías más conocidas de la ciudad, cuyos raspados de frutas naturales son imperdibles. También lo son sus sones, huapangos y mariachis que aquí suenan todo el día. Los domingos el parque se viste de fiesta con las sesiones de danzón que reúnen a muchas parejas, y por las noches se presenta el espectáculo de su bella fuente danzarina.

En el Parque Reforma, el Museo Regional de Antropología es muy recomendable, ya que su colección de piezas arqueológicas de las culturas huasteca y totonaca es espectacular. Llaman particularmente la atención las exquisitas piezas de arte huasteco esculpidas en piedra, y los tallados de conchas y caracoles.

Al otro lado del río, en la comunidad de Santiago de la Peña, se encuentra el famoso Museo de la Amistad México-Cuba, albergado por el que en su momento fuera el cuartel de Fidel Castro. Aquí fue donde se planeó con lujo de detalle la Revolución Cubana; Tuxpan fue el punto de partida de Fidel Castro y El “Che” Guevara aquella mañana del 25 de noviembre de 1956, cuando el Granma zarpó con 82 revolucionarios a bordo hacia la isla de Cuba para consumar uno de los hechos históricos más relevantes del siglo XX.

Una opción ideal si se viaja con niños, es el parque de diversiones El Loko, que se encuentra al oriente de la ciudad. En este balneario los pequeños podrán disfrutar de espléndidas albercas, un área de gotcha, golfito, minikarts, paseos a caballo, pistas para ciclismo y muchos otros espacios para realizar todo tipo de actividades.

Los alrededores en la Huasteca Veracruzana

Las playas de la entidad son el principal atractivo turístico, aquí el oleaje es siempre suave. En los más de 40 kilómetros de litoral marino de la zona, encontrarás cualquier cantidad de palapas para disfrutar de la gastronomía local, famosa en todo el estado. Los cocteles de camarón y ostión son soberbios, la sopa de mariscos es imperdible, las parrilladas de mariscos son insuperables, los langostinos y los pulpos en su tinta deliciosos, el pan de cazón y las enchiladas de pipian una especialidad, el chilpachole de jaiba y el pescado a la veracruzana son obligados, y los bocoles y el huatape son todo un manjar.

A cinco minutos de la ciudad, el Huerto del Bambú es precioso. Como su nombre lo indica, en el lugar se cultivan diferentes variedades de bambú, pero también el lugar cuenta con una estupenda infraestructura para actividades emocionantes, entre ellas su atractiva tirolesa, sus áreas para rapelear o para navegar en kayaks. Aquí también existen temazcales, talleres de barro, talleres para trabajar el bambú, para producir pan en hornos de leña, áreas para acampar y hermosas cabañas para pasar la noche a orillas del río.

Finalmente, la Laguna de Tampamachoco es un espacio natural de extrema belleza que no se puede dejar de visitar. Navegando por el río Tuxpan se llega a esta laguna, donde se pueden conocer los cuatro tipos de manglares del planeta: botón, rojo, negro y blanco. En sus aguas descansan lagartos, cocodrilos y tortugas, así como toda clase de crustáceos y anfibios, además de más de 180 especies de peces.

Entre los encantadores paisajes de esta laguna, justo a un lado del Golfo de México, se van descubriendo playas prácticamente vírgenes y a lo lejos se asoma la fantástica Isla Tajín. Desde ahí se puede llegar a la no menos idílica isla de Lobos, disfrutar de sus portentosos arrecifes marinos, pasear a caballo y navegar en kayak por las plácidas aguas que la rodean. En el lugar existe del mismo modo un spa donde los masajes son toda una experiencia.

En fin, entre el mar del Golfo, el río Tuxpan, las lagunas y las islas, esta región ofrece todas las bondades de los paraísos tropicales. Déjate atrapar por el agua y enamórate de ella. Conoce las bondades de la Región Huasteca de Veracruz y pasa unas vacaciones inolvidables con toda la familia.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos