Coyoacán, de los mejores barrios donde pasear en el DF

coyoacan de los mejores barrios donde pasear en el df

Una visita a la Ciudad de México es impensable sin darse una vuelta por uno de los mejores barrios donde pasear en el DF: Coyoacán.

Coyoacán, en el sur de la capital, está lleno de reliquias coloniales, y una atmósfera de costumbres y tradiciones tan entrañables, que hacen de este rincón uno de los más visitados y apreciados por turistas y capitalinos.

Lugares donde pasear en el DF: la calle Francisco Sosa

Una de las calles más emblemáticas y hermosas del viejo Coyoacán es Francisco Sosa. Es muy recomendable que inicies tu recorrido en esta calle desde su esquina con la Avenida Universidad, a la altura del frondoso parque de los Viveros. Francisco Sosa ofrece postales espléndidas del México de los siglos XVI al XVIII: plazoletas coloniales, templos, capillas, conventos, y casonas portentosas. En algunos casos, estas casonas albergan academias de arte, centros culturales, galerías, cafeterías, restaurantes y un sinfín de interesantes espacios variopintos. Es una de las calles más concurridas y animadas.

La hermosa Capilla de Panzacola, con la figura de San Sebastián en la fachada, recibe al caminante. Un poco más adelante un viejo puente del siglo XVIII sobre las aguas del río Magdalena complementa un espacio idílico. Al continuar tu caminata despreocupada, varias casonas irán llamando tu atención, como la casa de Miguel ángel de Quevedo, o la casa de Venustiano Carranza conocida como la Casa del Sol. La Casa de Alvarado, donde vivió al final de su vida el Premio Nobel Octavio Paz, es sin duda la más famosa; su fachada de acentos mudéjares precede sus bellos interiores que albergan hoy la Fonoteca Nacional, con jardines ideales para relajarse y leer.

Un poco más adelante, la Plaza de Santa Catarina, con su cálida Capilla de Santa Catarina de Siena del siglo XVII, es uno de los rincones más fantásticos de Coyoacán. Sus terrazas y bancas alrededor de los jardines, ofrecen momentos de excepción. Frente a la capilla, la Casa de la Cultura Jesús Reyes Heroles, que era una finca en el siglo XVIII, es un portento. Sus salones y sobre todo sus jardines de exuberantes fresnos y jacarandas, son un lugar ideal para el descanso y para asistir a las exposiciones temporales, siempre con muy buena oferta.

Antes de terminar la calle, que de hecho llega hasta la plaza principal de Coyoacán, es decir el Jardín Centenario, son muy destacables las casonas de Francisco Sosa “Virrey de Coyoacán”, o la que alberga hoy el Instituto de Cultura Italiana con talleres e interesantes actividades culturales, y finalmente la de Diego de Ordaz, una de las más bellas e icónicas del barrio.

El centro de Coyoacán

Los jardines Centenario e Hidalgo, en el centro del barrio, son los más frecuentados y conocidos de Coyoacán. Los fines de semana miles de visitantes transitan por ambas plazas para tomarse un cafecito en alguna de la terrazas, comprarse uno de los famosos helados de Coyoacán o un clásico churro relleno, para visitar los mercados artesanales multicolores, comprar un libro en alguna de las múltiples librerías, comer y tomar algo en alguna de sus conocidas cantinas, o por qué no, darse el gusto con unos antojitos mexicanos en los comederos del Mercado Hidalgo.

En el Jardín Centenario destaca sin duda su famosa fuente de los coyotes, y sus terrazas con excelentes restaurantes. Y en el Jardín Hidalgo se yergue majestuosa la Parroquia de San Juan Bautista, erigida por los dominicos en 1582. El hermoso quiosco al centro de la plaza, de finales del siglo XIX, es de origen francés y no puede faltar en la visita, así como el monumento de Miguel Hidalgo y la Casa de Cortés, donde hoy están las oficinas de la Delegación.

Otros lugares de Coyoacán para visitar

Muy cerca del centro hay otros rincones sin duda imperdibles. Por la calle Higuera te encontrarás la Casa Roja que habitó la Malinche,  así como la Plaza de la Conchita, que es por mucho uno de los espacios más queridos y bellos de Coyoacán. Su Capilla de la Purísima del siglo XVI, mandada a construir por Hernán Cortés, es excepcional.

Cerca de aquí, es muy recomendable visitar el Museo de la Acuarela, una antigua casona de bellos jardines, así como el Museo de Culturas Populares, que alberga un acervo artesanal de excepción con muchos premios nacionales.

Y si de museos hablamos, por supuesto que la Casa Azul o Museo Frida Kahlo es de visita obligada; miles de turistas de todo el mundo viajan hasta aquí para conocer la casa de este ícono universal de la pintura y del feminismo. Independientemente de la belleza de la casona, los distintos espacios son de íntima presencia y de sofisticada museografía. Cientos de obras de la pintora y de Diego Rivera están en exhibición permanente, asó como muchas de sus pertenencias y enseres domésticos originales.

En fin, el barrio de Coyoacán es parte fundamental de la historia de este país y un rincón de excepcionales lugares. En tu próxima visita a la Ciudad de México, no dudes en regalarte un día en esta joya colonial. Puedes estar seguro de que te llevarás gratos recuerdos de uno de los rincones más queridos y entrañables de la capital del país.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos