Vuela en globo sobre las pirámides de Teotihuacán

Vuela en globo sobre las pirámides de Teotihuacán

Volar en globo aerostático por encima de las pirámides de Teotihuacán, es una experiencia que se queda con el viajero para toda la vida.

Contemplar desde las nubes las majestuosas pirámides del Sol y de la Luna conectadas por la Calzada de los Muertos, en uno de esos amaneceres que regala el Valle de los Dioses, es una aventura que guardarás en tu cofre de los recuerdos.

Los vuelos en globo aerostático son una actividad que puede realizar cualquier persona, no se necesita preparación previa y lo único indispensable es estar acompañado por la persona que más quieres, porque sin duda es un momento que debe ser compartido.

Un poco de historia

Teotihuacán fue erigida entre el año 150 a.C, y 600 d.C., y llegó a ser la ciudad más grande del continente y la quinta más grande del mundo en su momento. Su población era de alrededor de 200 mil personas en un área aproximada de 50 kilómetros cuadrados.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, hoy Teotihuacán es la zona arqueológica más visitada de nuestro país y los trabajos arqueológicos siguen enriqueciendo los conocimientos que se tienen sobre ella. Aparentemente, se trataba de una gran metrópoli que albergaba culturas y grupos étnicos diversos; zapotecos, otomíes, totonacos y nahuas convergieron en algún momento dentro de la ciudad donde “los hombres se convertían en dioses”.

También Teotihuacán fue la cuna del Quinto Sol, un mito cosmogónico mesoamericano que hablaba sobre el sacrificio de todos los dioses de la era anterior, justo aquí, en el centro del universo. A partir del año 600, numerosos contingentes fueron abandonando la ciudad y dispersándose por lo que hoy es el oriente del Valle del Anáhuac, el norte de Morelos, el valle de Tlaxcala, el valle de Toluca y otras regiones vecinas.

Teotihuacán quedó deshabitada, pero con el correr del tiempo la Ciudad de los Dioses se convirtió en una referencia obligada para los mexicas y otras culturas mesoamericanas. Los adelantos arquitectónicos, el arte, la cosmogonía y la religión teotihuacana, fueron en el punto de partida de civilizaciones posteriores que florecieron en nuestra geografía.

Los globos aerostáticos

Habría que empezar por decir que los globos aerostáticos son un medio de locomoción muy seguro, estadísticamente es mucho más peligroso conducir un automóvil que volar en globo.

Los globos emprenden el vuelo desde los globopuertos, donde generalmente despegan con capacidades de hasta 60 pasajeros, aunque hay globos para viajes más íntimos de dos a cuatro personas. Las compañías que realizan los vuelos en globo sobre Teotihuacán, cuentan con pilotos experimentados y certificados por la Dirección General de Aeronáutica Civil. Los asistentes y el staff también tienen muchas horas de vuelo, la mayoría ha participado en varios festivales y competencias de globos aerostáticos dentro y fuera del país.

Los globos están fabricados con una enorme tela de nylon que resiste altas temperaturas y tienen gran resistencia a la tensión. La canastilla está hecha de ratán, que es un material muy fuerte y flexible. Para los vuelos se requiere de variómetros que miden la velocidad vertical media, altímetros, termómetros, brújulas, radios, y extintores de forma obligada. Las canastillas se elevan gracias al calor que emana del fuego que es suministrado con gas.

Siempre se sabe de dónde sale el globo, pero nunca se sabe con precisión a dónde llegará, aunque los aterrizajes son en lugares muy cercanos al globopuerto. Y es que hay que tomar en cuenta que los globos quedan a merced del viento, por lo que no se pueden dirigir con precisión.

Sobre las pirámides de Teotihuacán

Existen varios globopuertos cercanos a la zona arqueológica de Teotihuacán, dependiendo de la empresa de globos aerostáticos que se contrate, los puntos de despegue varían. Las salidas son generalmente temprano por la mañana, alrededor de las 7 am, cuando los vientos y el clima son más favorables, además de que coinciden con el amanecer para tener vistas espectaculares.

Una vez en el globopuerto, las sensaciones están a tope. Lo primero que emociona durante la nerviosa espera es cuando los enormes globos son inflados con un enorme ventilador, en algunos casos llegan a alcanzar hasta 25 metros de altura en cuestión de minutos. Cuando la aeronave está lista, se encienden los quemadores de gas que lanzan intensas llamaradas que se encargan de calentar el aire al interior del globo.

Finalmente llega el momento de abordar la canasta. Lentamente el globo inicia su ascenso, conforme se gana altura empiezan a aparecer las infinitas nopaleras y magueyales tan característicos de la región. Después aparece la sombra del globo que habrá de acompañarte durante todo el vuelo, que dura entre 45 minutos y una hora.

De pronto, frente a tus ojos aparece Teotihuacán en todo su esplendor, y más allá el majestuoso Valle de los Dioses que se pierde hasta donde alcanza la vista. Bajo tus pies queda la Calzada de los Muertos, y un poco más allá el templo de Quetzalpapálotl; casi podrás tocar la Pirámide del Sol y también la de la Luna. A lo lejos verás algunos poblados aledaños, como San Juan Teotihuacán, Mazapa, y los ejidos de Tecámac famosos por su pulque.

Después de un agradable recorrido, jamás suficientemente largo, vendrá la hora del aterrizaje. Por lo general ocurrirá en algún ejido o campo de cultivo cercano a las pirámides, donde el staff estará preparado para llevarte de vuelta al globopuerto. Para celebrar el final de la experiencia, vendrá un brindis con tus compañeros de viaje, e incluso te entregarán un certificado de que volaste sobre una de las zonas arqueológicas más maravillosas del mundo.

En fin, regálate esta forma diferente de disfrutar Teotihuacán, porque es posible que ya la conozcas, pero la Ciudad de los Dioses desde las nubes es otra cosa. Esta aventura te ofrece perspectivas y sensaciones inolvidables.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos