Turismo de aventura en México, placeres de la naturaleza

turismo de aventura en México, placeres de la naturaleza

El turismo de aventura en México ofrece una multiplicidad de ecosistemas y regiones, que hacen del país uno de los más atractivos del mundo.

México es un edén para los amantes de la naturaleza y de los viajes de aventura, nuestra geografía cuenta con escenarios fantásticos para las expediciones y los deportes extremos. Desiertos, bosques, cañones, barrancas, ríos, lagunas y litorales marítimos son marcos ideales para disfrutar de los placeres que ofrecen las emociones fuertes y los paisajes majestuosos.

A continuación, te dejamos algunas sugerencias para tus próximas escapadas aventureras. No son las únicas, pero si algunas de las más atractivas.

Parque Boca del Túnel en Aguascalientes

Para llegar a este fabuloso parque, hay que partir de la ciudad de Aguascalientes y dirigirse al municipio de San José de Gracia, que se encuentra a 72 kilómetros. Una vez ahí, los señalamientos te llevarán hasta el parque. La zona es un compendio de barrancas y bosques del semidesierto, con gigantes formaciones pétreas. En este idílico paisaje irrumpe de manera inesperada la Presa de Potrerillo.

En el Parque Boca del Túnel existen 16 espléndidos puentes colgantes que ofrecen panoramas espectaculares, los más altos regalan las mejores perspectivas de la presa y los alrededores. Y en los recorridos por los senderos que circundan el lago, se encuentran dos tirolesas, y excelentes vías ferratas que permiten escalar con relativa facilidad las barrancas rocosas.

Pero el parque también cuenta con todo lo necesario para practicar la escalada (arneses, mosquetones, cascos y guantes que puedes rentar),  así como todas las facilidades para que incursiones en el ciclismo de montaña y el senderismo. Ambas actividades te permiten disfrutar de encuentros con coyotes, pumas, zorros, venados y demás fauna endémica de esta región. Finalmente, las excursiones hacia la cascada de la presa, que es una caída de más de 35 metros, igualmente valen mucho la pena, al igual que las caminatas al mirador del Santuario del Cristo Roto.

La Cascada de Tamul en San Luis Potosí

La Cascada de Tamul se encuentra en la Huasteca Potosina, y el mejor lugar para emprender la excursión hasta la selva donde se encuentra esta caída de agua, es Ciudad Valles, a poco más de 300 kilómetros de la capital del estado. Podrás encontrar toda la información sobre las opciones para llegar al embarcadero de La Morena en las agencias ecoturísticas, desde ahí salen las canoas para llegar a este rincón natural.

Una vez en tu embarcación y con la compañía de un guía certificado, tendrás que navegar río arriba contra corriente, sobre rápidos y enormes rocas hasta llegar a la confluencia con los ríos Gallinas y Santa María, que es donde se encuentra la cascada, que por cierto es la más alta de toda la Huasteca Potosina, con sus 105 metros de altura.

Con tu canoa podrás llegar hasta una enorme roca al pie de la cascada, que ofrece las vistas más espectaculares del lugar. El seductor entorno te irá regalando postales de rocas y verdores con delicados acentos de color: pericos, cotorras, tucanes, vencejos y mariposas variopintas son parte de esta obra. Las sensaciones que producen los estruendos del agua al caer en medio de la naturaleza, son  simplemente sobrecogedoras.

Si quieres, también puedes pasar la noche en alguna de las ecoaldeas que existen en este entorno de alucinante belleza. La experiencia de dormir en el corazón de la Huasteca Potosina se convertirá en un recuerdo que atesorarás toda tu vida.

Turismo de aventura en México: Cuatrociénegas, Coahuila

En el estado de Coahuila, a sólo 84 kilómetros de la ciudad de Monclova, se encuentra una de las joyas naturales más impresionantes de nuestro país: Cuatrociénegas es un lugar que parece de otro planeta.

Este valle rodeado de cordilleras y planicies aluviales, con dunas blanquecinas de yeso que son únicas en nuestro país, esconde más de 500 manantiales que se traducen en pozas, pantanos, ríos y lagunas de distintos tamaños y profundidades, de tonalidades verdes y turquesas. El contraste de estos veneros de vida con el desierto infinito, parece imposible. Es simplemente un verdadero milagro de la naturaleza.

Con los guías de la zona podrás conocer algunas de las joyas más preciadas de esta maravilla natural. La Poza Azul y la Poza de las Tortugas son maravillosas, así como la experiencia de ir conociendo durante el trayecto la fauna y la flora de la región. En Cuatrociénegas, el senderismo, la bicicleta de montaña, las inmersiones en las pozas naturales y las sesiones fotográficas, son experiencias mágicas.

En cuestiones de escenarios, la verdad es que México se pinta solo. Ya lo sabes, estas tres joyas de nuestra geografía esperan tu visita para que disfrutes de estancias inolvidables, y con la adrenalina al límite.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos