Recuerda visitar el Museo de las Momias de Guanajuato

Recuerda visitar el Museo de las Momias de Guanajuato

Si estás de vacaciones por el Bajío, una de tus visitas obligadas debe ser el Museo de las Momias de Guanajuato.

Desde hace más de 100 años, este lugar es uno de los atractivos turísticos más importantes del estado. ¿Todavía no lo conoces? Aquí te decimos por qué en tu próxima visita a Guanajuato, no puedes dejar de visitarlo.

Fue en el año de 1865 cuando el primer cuerpo momificado se encontró en el panteón de Santa Paula. ¿A qué se debe la momificación de los cuerpos? Es un proceso natural que ocurre en los nichos del panteón, debido al alto contenido de sal en la tierra. A diferencia de las momias de cualquier otra parte del mundo, como las de Egipto, las de Guanajuato no pasan por ningún tipo de proceso artificial para llegar a tener su condición actual.

El primer cuerpo exhumado por los sepultureros del panteón de Santa Paula, fue el del médico francés Remigio Leroy.

Primero lo primero, ¡el panteón!

El ya mencionado panteón de Santa Paula posee un encanto provinciano que, más allá de lo lúgubre, es un recorrido histórico en el que puedes ver tumbas con más de 150 años de antigüedad.

Si vas en la época del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF por sus siglas en inglés), puedes disfrutar de un par de películas de luchadores proyectadas en las paredes del inmueble, mientras te sientas en una de las tumbas a disfrutar. Suena raro, pero es bastante divertido.

Si quieres estar presente en estas funciones, debes pedir tus boletos con anticipación en las sedes oficiales, ya que son de las proyecciones más recurridas por lo fanáticos. Camina entre sus angostos pasillos y accede por aquí al Museo de las Momias. Lo único que te faltará es la sala del video explicativo.

El Museo de las Momias de Guanajuato

Puedes recorrer el museo por ut cuenta si así lo deseas, pero lo ideal es recurrir a uno de los guías que están en el recinto para que te lleven por todas las salas, y te expliquen paso por paso la historia de cada una de las momias, y a cuáles son las más famosas o importantes.

Los guías prácticamente saben todo sobre las momias: cómo se llama cada una, los procesos de conservación, cómo las limpian, cuál es la forma en la que las transportan cuando las prestan a otros museos, de qué murió cada una, sus condiciones actuales y todo lo que se te ocurra, así que puedes preguntar sin problema. Procura ser generoso con la propina que le otorgues al final de tu recorrido, pues no tienen un sueldo fijo y éste es su trabajo.

Por seguridad, no se permite el acceso con alimentos ni bebidas al museo; todas las momias están en vitrinas, pero más vale prevenir que lamentar. Tampoco toques las vitrinas y no tomes fotos a menos de que tengas permiso, ya que las momias pueden maltratarse.

El Museo de las Momias no es muy grande, con tu guía lo recorrerás aproximadamente en 40 minutos. La entrada cuesta sólo 55 pesos, y hay descuentos para estudiantes, maestros e INAPAM.

¿Qué hago después?

Al salir, puedes comprar charamuscas en alguno de los múltiples locales que están afuera del museo, dulces típicos con forma de momia y demás souvenirs. También hay tiendas de conveniencia donde puedes comprar bebidas para el calor o algún antojo.

Llegar al museo es muy fácil en autobús o taxi, el transporte público desde el centro cuesta sólo 5 pesos, mientras que un taxi te cobrará aproximadamente 40 pesos.

Si todavía no conoces a las momias de Guanajuato, tus próximas vacaciones son una excelente oportunidad para hacerlo y disfrutar de un ícono de la cultura popular, famoso no sólo en México, sino en el mundo entero.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos