Papantla y la zona arqueológica El Tajín, Veracruz

papantla y la zona arqueológica el tajín veracruz

En Veracruz se encuentra uno de los sitios vestigiales más importantes del país. Ven a conocer la zona arqueológica El Tajín, junto al pueblo de Papantla.

En el corazón del Totonacapan, en el estado de Veracruz, se alza imperturbable la que alguna vez fue la capital de los totonacas: el Tajín. En medio de una frondosa selva, se yergue esta zona arqueológica que es una de las más visitadas y espectaculares del país. Por si fuera poco, muy cerca está el Pueblo Mágico de Papantla, que es el lugar ideal para hospedarse.

El Pueblo Mágico de Papantla

En Papantla los aromas a vainilla inundan todo. Las vainas de vainilla se utilizan incluso para elaborar atractivas artesanías y está presente en incontables bebidas, concentrados, dulces y postres de la región. En algunos de los patios verás que la gente sigue secando la vainilla en el suelo, tal como lo hacían sus antepasados. Se trata, pues, de la capital de la vainilla.

Este Pueblo Mágico es ideal para hospedarse y tener una estancia de lo más agradable, además la zona arqueológica del Tajín está a sólo quince minutos de distancia. El pueblo merece que lo recorras y los disfrutes con calma. Aquí serás testigo de los vuelos de los “hombres pájaro”, mejor conocidos como voladores de Papantla, que varias veces al día interpretan su Danza del Volador, un ritual milenario que ha pasado de generación en generación.

Entre los enredados callejones de fachadas blancas y tejas rojas, irás descubriendo los rincones más emblemáticos del lugar. En el Mercado Hidalgo encontrarás atractivos objetos de barro y cerámica, cestería, bellos sombreros, además de flautas y tambores similares a las que utilizan los voladores; de hecho, puedes adquirir toda la indumentaria y contemplar la posibilidad de lanzarte de cabeza desde 17 metros de altura –claro, bien sujetado del pie por una cuerda–  en un recorrido que incluye trece vueltas al ritmo de flautas y tamborcillos, para contribuir a la fecundación de los verdes campos del Totonocapan. Aunque, bueno, la alternativa de contemplar a los “hombre pájaro” con lo pies en la tierra es un poco más segura.

Siguiendo tu recorrido te encontrarás con la hermosa iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, erigida en 1700. A un costado del templo y frente a la plaza de los voladores, te sorprenderá el bello mural escultórico de la cultura Totonaca con su espléndida serpiente emplumada. A espaldas de la iglesia está el Cerro del Campanario, que además de albergar el imponente Monumento del Volador, ofrece las mejores vistas del pueblo y sus alrededores.

La zona arqueológica El Tajín

A sólo diez kilómetros de Papantla se encuentra la zona arqueológica del Tajín con su impresionante Pirámide de los Nichos, que es la más hermosa y emblemática. Las tallas en las paredes laterales hablan de la compleja cosmovisión totonaca. La zona, que es Patrimonio Mundial de la UNESCO, requiere ser recorrida y abrazada con todos los sentidos.

La Pirámide de los Nichos es llamada así porque tiene 364 nichos, y los arqueólogos hablan de uno más que habría estado en la parte más alta de la pirámide, con lo cual estarían representados los 365 días del año. Sin duda, resultan muy interesantes los más de una docena de juegos de pelota que por ahora han sido descubiertos en la zona.

La zona de Tajín Chico, que era la de la clase gobernante, es también interesante y todavía conserva parte de la muralla que la separaba del resto de los habitantes. Su Complejo de las Columnas es su edificación más llamativa e importante; el edificio I presenta frescos policromados de gran relevancia con representaciones de los dioses. Finalmente, la Plaza del Arroyo, donde se instalaba el mercado, también vale la pena.

En el Museo del Sitio, que presenta importantes piezas y literatura para conocer mejor esta maravillosa cultura, podrás informarte del  espectáculo de luz y sonido en la zona arqueológica, que es uno de los más impresionantes y bellos del país.

El Parque Temático Takilhsucut

A sólo 2 kilómetros de la zona arqueológica se encuentra el Centro de Artes Indígenas, que fue declarado como Patrimonio Inmaterial por la UNESCO en el año 2012. En la zona con instalaciones y construcciones tradicionales muy bien acondicionadas, artesanos de toda la región del Totonacapan desarrollan sus oficios y trabajan con los más jóvenes para no perder sus ancestrales tradiciones culturales.

En Takilhsucut es posible estudiar el idioma totonaca, incluso aprender el ritual de los voladores, o cuestiones inherentes a la herbolaria y a la medicina tradicional de los pueblo totonacos. También puedes conocer los secretos del hilado de algodón, de los tejidos, de la cerámica, y en general el parque temático es la mejor manera de acercarte a esta sofisticada cultura de tradiciones milenarias.

En fin, el Totonacapan en el estado de Veracruz te está esperando, su riqueza ancestral es prodigiosa, su naturaleza un portento, y sus vestigios prehispánicos son espléndidos. Además, Papantla con sus aromas a vainilla y sus voladores surcando los cielos es entrañable, ¿qué más puede pedir un viajero exigente y sensible como tú? La región simplemente lo tiene todo.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos