Mil Cascadas en Guerrero, adrenalina y aventura

mil cascadas en guerrero adrenalina y aventura

A pocos kilómetros de Taxco, se encuentra Mil Cascadas en Guerrero, un río que se transforma en cientos de pozas, y te invita a la adrenalina.

Este es un lugar recóndito que conocí gracias a la práctica de cañonismo, ya que es un lugar ideal para practicarlo y divertirse. El cañonismo es un deporte extremo que consiste en hacer descensos por el surco que ha marcado un río, creando en su camino cascadas y pozas por dónde descender y saltar. La dificultad se va midiendo conforme al nivel de agua, corrientes, altura y profundidad del cañón aumentan.

En este caso, Mil Cascadas ofrece un descenso a pie junto al río con saltos desde un metro hasta dos cascadas de hasta 35 metros, que bien se pueden descender a rappel si es que practicas esta actividad. Si no es así, no te preocupes, el lugar está hecho para simplemente disfrutarse.

Mil Cascadas en Guerrero

Al llegar, uno se encuentra con el río que poco a poco va creando un pequeño cañón a su paso. Para conocer su origen, primero hay que caminar unos pocos metros corriente arriba hasta llegar a la caverna de donde proviene el agua.

Dentro de la caverna hay que realizar una pequeña caminata para encontrar el cuerpo de agua cristalina que resguarda en su interior, donde con lámpara alcanzarás a ver el fondo. Ahí podrás realizar saltos de hasta 3 metros en la oscuridad, claro, si no sufres de claustrofobia.

Después de elevar la adrenalina un rato, comienza el descenso. Inicias bajando por una vereda entre árboles para encontrarte con los puntos de caídas de agua más importantes. La primera cascada permite nadar despreocupadamente en las formaciones rocosas de alrededor. Bajando un poco más verás la cantidad de pozas a las que puedes ir a descansar, como jacuzzis naturales entre caídas paradisiacas de agua.

Las pozas distribuidas por el camino crean un efecto de aislamiento, pues al ser tantas, el resto de las personas que puedan estar ahí se distribuyen, brindando una sensación de privacidad.

Siempre hay una ruta cercana para seguir descendiendo hasta encontrarse con dos cascadas especialmente altas, de 5 y 8 metros respectivamente, que te pondrán a prueba si quieres elevar tu adrenalina en un buen salto. El color turquesa de las cascadas es bellísimo, así que no te resistirás a hacerlo. El salto de 8 metros es el último del recorrido, así que es la oportunidad perfecta para la foto e irte con una sonrisa plena y un nuevo recuerdo en tu memoria.

Así es como finalmente se corta el paso hacia abajo y por lo tanto el recorrido para  iniciar el regreso y en menos de una hora estés en la entrada del lugar donde podrás disfrutar de deliciosa comida local cocinada por los lugareños que harán tu estancia más placentera después de un rato de adrenalina pura.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos