Magia y clima: San Cristóbal de las Casas

magia y clima san cristobal de las casas

Belleza, cultura y un sui géneris clima: San Cristóbal de las Casas.

Esta ciudad chiapaneca, te lo advierto, se puede convertir en uno de tus lugares favoritos de México.

Se trata de un destino cultural que te dará una perspectiva del país y los pueblos del mundo. Si estás atento ampliará tu visión sobre el alma de tu país. La capital cultural de Chiapas está repleta de rincones y experiencias relevantes. Además, hay que decirlo, tiene un clima muy particular que tiende al frío de montaña; así, es un escenario propicio para el recogimiento y la observación pausada (de preferencia, con una taza de excelente café humeante entre las manos).

Desde la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, podrás llegar a la parte alta del estado, donde se encuentra San Cristóbal de las Casas. Al transitar por la bien mantenida autopista notarás lo complicado que debió ser, para los ancestros, fundar la ciudad en 1528.

Magia y clima: San Cristóbal de las Casas

Es lugar alto, como hemos dicho, frío, con neblinas provenientes del bosque y selva que lo rodean en su orografía. Apreciarás de inmediato las calles empedradas con estrechas banquetas, portones de madera. Verás muchos pobladores con vestimentas de lana muy particulares, y una dinámica especial: el lugar es un centro comercial, religioso y cultural de muchos pueblos originarios que habitan Chiapas.

Podría decir que “San Cris” tiene de todo. Debido a que su población es tan diversa, entre turistas, etnias, extranjeros y luchadores sociales, se ha creado un mosaico de convivencia. Todas las visiones, reunidas en un solo lugar, y una oferta de actividades interminable, para todo tipo de turista y visitante. Desde el restaurante de comida gourmet francesa y pan insuperablemente horneado, hasta el mercado donde puedes aprovisionarte de todos los productos locales que puedas imaginar para la cocina.

El recorrido turístico comienza, ni hablar, en la Catedral, tan colorida en su fachada, con un sincretismo en los interiores y exteriores muy propio. Desde ese punto, y en la plaza central, arrancan varios corredores peatonales donde la vida de la ciudad hierve, y que conectan mercados, iglesias, plazas y monumentos coloniales, hacia todos los puntos cardinales. Las tiendas de artesanía, para todo tipo de bolsillo, son la constante en estas calles.

Vale la pena una visita a la iglesia de San Cristobalito, donde se te irá mostrando otra perspectiva, desde las alturas, por una gran escalinata. Por la noche la vida aumenta, si se puede, sus dosis de placer. Hay lugares, cafés, bares, restaurantes, con muy buena vibra. Gente de todos los rincones del mundo viene aquí a divertirse y a alimentarse un poco de la energía local, sin tener que pasar por los rigores del estereotipo fiesta-mexicana-all-inclusive. ¿Quieres conocer gente nueva, interesante? San Cristóbal es ideal.

En resumen, San Cristóbal es un punto neurálgico. En ella puedes tomar camino a todos los puntos de Chiapas: la selva, las comunidades, la costa, los destinos mayas o hasta cruzar a Guatemala.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos