Las maravillas en el Gran Cañón en Arizona

las maravillas en el Gran Cañón en Arizona

El Gran Cañón en Arizona está lleno de paisajes sorprendentes, sensaciones de libertad y secretos milenarios escondidos entre bellas formaciones rocosas.

Desde la Ciudad de Phoenix, en Arizona, se pueden realizar maravillosas excursiones por sus desiertos perennes y portentos naturales. Pero si tuviéramos que elegir, la aventura por el Gran Cañón que incluye la visita a una Reserva de Indios Navajos, es imperdible.

La Ciudad de Phoenix, en las estribaciones del Desierto de Sonora, es un lugar muy interesante por donde se le ve. En primer lugar, se puede decir que ostenta algunas de las universidades y centros de investigación más importantes del país, y que la importancia que se le da a la conservación y difusión de su flora y fauna es destacable. Lugares como el Museo Botánico del Desierto o el Heritage  and Science Park son icónicos.

Tampoco pasa desapercibido el interés que se tiene por los habitantes autóctonos de la región y el arte nativo americano. Espacios como el Museo Heard  y el Centro de Arte Deer Valley Rock exhiben ejemplos maravillosos del arte en roca de los pueblos autóctonos. Del mismo modo, resultan de interés sus antiguos pueblos mineros como Goldfield, con sus ambientes del viejo oeste. Y para los que disfrutan de las actividades al aire libre, en el South Mountains Park el excursionismo, las cabalgatas, la escalada y el rappel son experiencias únicas.

En la ciudad se pueden realizar excursiones a los parajes que ofrece este desierto sempiterno y espectacular, y probablemente la mejor de ellas sea la que te lleva al Gran Cañón, cruzando el magnífico Desierto de Sonora.

El Gran Cañón en Arizona

En un sólo día podrás asomarte a uno de los portentos naturales más famosos de nuestro continente, y todo iniciará desde la puerta de tu hotel, donde los guías de tu excursión habrán de recogerte. En pocos minutos estarás en los paisajes infinitos de arenales y saguaros gigantes, y un poco más allá empezarás a divisar esas espléndidas formaciones montañosas que siempre has visto en documentales y fotografías.

El primer encuentro formal será con el pueblo de Sedona, que entre otras cuestiones se caracteriza por sus entornos de espléndidas rocas rojizas con formas caprichosas. El poblado merece ser explorado para conocer sus tiendas de artesanías indígenas, sus restaurantes y sobre todo su ambiente de viejo pueblo del oeste.

Una vez satisfecha tu curiosidad en Sedona, la excursión continuará por el camino panorámico de Oak Creek Canyon, que por espacio de unos treinta kilómetros te llevará por miradores indescriptibles, e irá subiendo por la Sierra de San Francisco. En algunos tramos del recorrido te encontrarás con la histórica Ruta 66, un camino que fue utilizado en tiempos antaños por gambusinos y mineros de la región. Cruzarás el poblado de Williams para finalmente llegar al Gran Cañón. En uno de sus miradores más espectaculares encontrarás un restaurante suspendido de un risco que regala postales excepcionales, donde podrás tener una comida frugal. En este punto podrás aprovechar el tiempo para hacer algunos recorridos por senderos muy atractivos.

Y esto sólo será el inicio de la aventura, porque desde aquí empieza otro recorrido de más de 40 kilómetros que te lleva por las majestuosas crestas del Gran Cañón. En el trayecto decenas de miradores te ofrecerán paisajes que juzgarás imposibles.

La Reserva de los Indios Navajos

Cuando creas que lo has visto todo, todavía irán apareciendo sorprendentes rincones primorosos. El desfiladero del Río Pequeño Colorado, por ejemplo, es una maravilla. A lo lejos, las vistas de las Montañas de Flagstaff tampoco tienen paragón, y el Valle Río Verde regala postales para guardar.

Justamente por esta zona habrás de tener un encuentro muy afortunado con una Reserva de Indios Navajos, en ella se encuentra el Cameron Trading Post, un punto icónico de la zona por tratarse del lugar donde históricamente se daban los intercambios comerciales con esta etnia norteamericana.

En el poblado podrás interactuar con los habitantes autóctonos de estas tierras infinitas y perennes, y además hay un pequeño museo donde podrás conocer tópicos y costumbres de los Navajos. Vale la pena llevarse un recuerdo de estos habitantes del lugar más bello de la Tierra: vestimentas tradicionales, instrumentos musicales, arcos y flechas, trabajos con plumas y piedras de la zona. Lo que te lleves será un recuerdo invaluable de esta maravillosa expedición.

Aprovecha los vuelos en oferta a Phoenix y regálate esta aventura idílica. El Gran Cañón es de los Parques Nacionales más bellos de los Estados Unidos, y mira que no es poca cosa si tomas en cuenta las maravillosas reservas naturales y parques que hay.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos