Las cascadas petrificadas de Hierve el Agua, Oaxaca

las cascadas petrificadas de hierve el agua oaxaca

Las cascadas petrificadas de Hierve el Agua y sus pozas, se conjugan con la vista esplendorosa que ofrece el valle de Oaxaca.

A sólo 70 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, en el poblado de San Isidro Roaguía, brotes de agua con una alta concentración de carbonato de calcio provocan formaciones peculiares en las rocas que, con el paso de los años, han formado estancamientos, creando pozas naturales multicolores a la orilla de un precipicio, desde donde puedes descansar como en una alberca cinco estrellas, con una gran vista a tus espaldas.

El lugar tiene muchas panorámicas imperdibles. Hacia la derecha uno puede ver las bellas cascadas petrificadas, que debido al lento correr del agua parece que la caída se detuvo en el tiempo, y al contar con varios metros de altura, sobresalen aún más.

Cascadas petrificadas de Hierve el Agua

Al pararse sobre las cascadas se puede sentir la libertad. Con el viento de las montañas cubriéndote, mientras estás a la orilla de una caída libre de varios metros, con la vista de las pozas a lo lejos, definitivamente te llenas de sensaciones, no aptas para cardiacos.

Pero las vistas no son lo único agradable. Las formaciones rocosas que se producen por pequeños brotes de agua, forman rocas extraordinarias en perfectas capas de sedimentos que escurren hasta la pendiente, dejando a su paso pequeños surcos. Los pueblos zapotecas solían encausar estos riachuelos mediante un sistema de riego natural para sus siembras.

En el lugar hay diferentes caminos que podrás recorrer escalón por escalón, entre pasajes con cactus y un ambiente mucho más íntimo. Contemplar tranquilamente la montaña por la que transitas, con su clima árido y cactáceas a tu alrededor, y después, es momento de refrescarse sumergiéndote en esas pozas de claros colores. Disfruta.

Ahora sí estás listo para el camino de regreso a la hermosa ciudad de Oaxaca. Para los amantes de la aventura, pueden hacer el regreso por un camino apto para motociclistas y autos todo terreno, a través de un camino solitario con vistas a la montaña. Pero si eso no es lo tuyo, no te preocupes, toma el autobús en el poblado de San Isidro, que te llevará de vuelta a la bella ciudad de Oaxaca.

En tu próximo vuelo a Oaxaca, no dejes de visitar las maravillosas cascadas petrificadas de Hierve el Agua. Sin duda alguna, es uno de los tesoros naturales más preciados del país, y no puedes perder la oportunidad de visitarlo al menos una vez en la vida. Te aseguro que querrás volver. Que tengas un buen viaje.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos