Lacanjá Chansayab en la Reserva de los Montes Azules

lacanja chansayab en la reserva de los montes azules

Lacanjá Chansayab es un lugar apacible en la Reserva de los Montes Azules de la Selva Lacandona. ¿Me acompañas?

En las entrañas de la Selva Lacandona de Chiapas se encuentra Lacanjá, un área dentro de la Reserva de los Montes Azules cercana a la zona arqueológica de Bonampak, que es ícono de la cultura maya con sus pirámides de murales coloridos auténticos en su interior, y nos da una idea muy clara del pueblo que nos encontraremos en Lacanjá.

En Lacanjá Chansayab podrás ver la selva en todo su esplendor; podrás caminar por pequeñas veredas acolchonadas naturalmente, entre sonidos de aves e insectos. Las raíces salientes de los árboles enormes como las ceibas llegan a medir  hasta 60 metros de altura siendo, uno de los guardianes de la selva en todo lo alto.

La Selva Lacandona

De acuerdo a la visión lacandona con respecto a la naturaleza, aquí la selva tiene un trato especial, pues no se tumba con fines de cultivo como sucede en otras regiones de Chiapas, sino que se conserva. En cambio, el mayor recurso del cual los pobladores pueden sustentarse es el turismo.

Por esta razón, en esta zona de la selva en cuidado de los lacandones se han creado pequeñas villas donde podrás descansar frente a un río verde, o montar tu casa de campaña en un espacio asignado al camping rodeado de naturaleza exuberante. De hecho, para los amantes de la naturaleza este es un excelente lugar de observación. Durante el día podrás ver marabuntas de hormigas gigantes, escarabajos de gran tamaño con un cuerno al frente (en el caso de los machos), tepescuincles, incontable cantidad de especies de mariposas, aves, y en la noche murciélagos e insectos de la región.

Puedes hacer caminatas a lo largo del río Lacanjá, disfrutando de las cascadas y manantiales cristalinos cercanos que están entre la selva. Descubrirás por toda la zona montículos que a simple vista parecen solo cúmulos de tierra, pero que en realidad son pequeñas pirámides aún escondidas, que los lacandones han resguardado durante años.  Si eres un viajero solitario puedes explorar por ti mismo y encontrar tu propio rincón meditativo.

Reserva de los Montes Azules

Si te interesa involucrarte más, puedes visitar comunidades lacandonas cercanas a Lacanjá, donde podrás compartir experiencias con ellos y aprender un poco sobre sus tradiciones y costumbres, tan diferentes a las que nosotros tenemos. Con su rostro maya, vestimenta blanca, cabello largo, conexión con la naturaleza y un gran corazón para seguir conservando su visión del mundo, y con ella su lengua. Ten por seguro que te harán sentir como en casa.

Así es como la reserva de los Montes Azules, área protegida y bien conservada con un corazón lacandón en su interior, mantiene su esencia, donde los árboles agradecen seguir de pie viendo la luz necesaria para el crecimiento de este ambiente natural, para el beneficio de todos los que la habitan.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos