La Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an, “La Puerta del Cielo”

la-reserva-de-la-biosfera-de-sian-ka-an-la-puerta-del-cielo

En el sureste del estado de Quintana Roo, a 168 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Cancún, se encuentra la maravillosa Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an.

Este exótico destino es ideal para el que quiere alimentar su alma viajera con destinos ecoturísticos de excepción, en los rincones naturales más hermosos de nuestro país.

Sian Ka´an es una reserva de más de 650 000 hectáreas de selva tropical, que lo tiene absolutamente todo para maravillar a los amantes de la naturaleza y de las expediciones de aventura. Se encuentra justo en el corazón del Mundo Maya, en lo que los antiguos habitantes conocían como “La Puerta de Cielo” o el “Regalo del Cielo”.

La Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an

Este paraíso escondido es un refugio inmaculado y privilegiado, un remanso del principio de los tiempos, un lugar que se ha resistido a desaparecer, gracias a los habitantes de la zona y a ecologistas comprometidos.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, Sian Ka´an alberga más de 1400 especies de plantas, innumerables especies de aves, anfibios, peces y mamíferos, cenotes sagrados, petenes, manglares espectaculares, playas solitarias frente al fantástico Mar Caribe, arrecifes coralinos excepcionales, y mucha selva tropical con enigmáticos senderos prácticamente intocados desde tiempos prehispánicos.

Esta reserva natural en uno de los últimos reductos del paraíso perdido, allí donde ni el mismo conquistador pudo llegar; desde siempre fue sagrado, reservado sólo para algunos elegidos que podían llegar hasta la mismísima “Puerta del Cielo”.

Antes de internarse en esta naturaleza virgen, conviene contactarse a la entrada con los amigos de Sian Ka´an Tours, una cooperativa maya que promueve el ecoturismo y que conoce esta tierra como la palma de su mano. Con ellos podrás planear bien tu recorrido, cuestión que no es menor considerando las dimensiones de la zona, y tendrás acceso a las canoas para recorrer los manglares. Los guías te ayudarán a internarte en los senderos que llegan hasta el corazón de la reserva y a las zonas arqueológicas escondidas entre la exuberante vegetación. También podrás hospedarte en alguna de las cabañas de la zona, que ostentan las mejores vistas del mar y los manglares.

El recorrido puede iniciar en Punta Allen, donde las playas y los fondos marinos son una maravilla. Aquí se encuentra el sistema arrecifal más grande del Caribe, y las inmersiones acuáticas ya sea buceando o snorqueleando son inolvidables. Después los guías te propondrán excursiones por la selva para avistar las aves de la zona, experiencia que resulta imperdible, y es que descubrir a las espátulas rosadas, a los tucanes, quetzales, pericos, e incluso a los colibríes en su hábitat natural, es un regalo de la vida.

Cuando la tarde se acerque, será el momento de ir al sendero interpretativo de Canan Há, que entre otras cosas regala postales fantásticas de toda la región desde un mirador a casi 20 metros de altura. Más tarde será la hora de ir a pescar en la Bahía de Ascensión, y después vendrán los paseos por los manglares; irás descubriendo a los cocodrilos, las tortugas, los pájaros buzos y cientos de otros animales que poseen un hábitat espectacular. Con suerte, incluso podrás atisbar algún jaguar a lo lejos.

La laguna y la zona arqueológica de Muyil

El día siguiente tendrás que dejar la excursión para dirigirte a uno de los parajes más enigmáticos de Sian Ka´an: la laguna y zona arqueológica de Muyil. Para ello, habrás de regresar a la zona de manglares para embarcarte hacia la laguna, que ofrece algunos de los panoramas más exóticos y bellos de la biósfera.

Una vez aquí, después de descubrir los hermosos petenes que son islotes con exuberante flora y vegetación, los senderos ancestrales te llevarán hasta la ciudad perdida de Muyil, también conocida como Chuyaxché, un asentamiento cuyos albores datan del año 300 a.C.

Para el año 400 d.C, este lugar llegó a ser una importante ciudad en donde se erigieron estupendos edificios estilo Petén, tan característico de los mayas. En tu visita podrás descubrir el fastuoso castillo, y tres importantes basamentos que están a la entrada de la zona. Más adelante, los caminos te irán llevando hacia otras estructuras que sobresalen entre la vegetación.

Cuando creas haberlo visto todo, los guías te llevarán a los cenotes sagrados que están cerca de la zona, y a otros asentamientos que yacen perdidos y en silencio en los confines de la selva.  Otro rincón que podrás descubrir en este viaje será la Laguna de Paila, que se encuentra justo donde desembocan las lagunas costeras en el mar, y también Cayo Venado que es un hermoso canal entre manglares que llega hasta Campechen, que es una laguna colindante con el mar.

Tu jornada terminará con muchos pendientes, porque la aventura aquí nunca termina, así que deberás programar tu regreso para seguir escudriñando este fantástico lugar, que ocupa casi el 15 % de la superficie total del estado de Quintana Roo.

Regálate una aventura inolvidable en esta joya natural, puedes tener la certeza de que a partir de este viaje te convertirás en un apasionado del Mundo Maya.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos