La Ciudad Maya de Tikal, Guatemala

La Ciudad Maya de Tikal, Guatemala

En la selva del Petén, en Guatemala, se encuentra una de las maravillas del mundo: la Ciudad Maya de Tikal.

Este rincón de exuberante naturaleza es uno de los destinos turísticos más frecuentados en el mundo. Las acrópolis, palacios y pirámides que aquí yacen son un enigma que regala sensaciones únicas e irrepetibles. Sólo quien haya llegado hasta aquí puede experimentar la magnificencia de esta cultura.

Y pensar que sólo quedan vestigios de esta ciudad en el corazón de la selva, con 120 kilómetros cuadrados de área y una población de más de 90 mil habitantes en su época de mayor apogeo, es simplemente increíble.

Descubrir la Ciudad Maya de Tikal

Tikal tiene que ser recorrida cuidadosamente por todos sus senderos, todo aquí es sorprendente y majestuoso. Calzadas, corredores y escalinatas te llevarán paso a paso a construcciones arquitectónicas cada vez más espectaculares.

Un buen lugar para comenzar es la Gran Plaza, también conocida como Acrópolis Central, que te servirá como referencia si decides explorar y perderte entre los caminos y recovecos. Aquí podrás sorprenderte con el Templo del Gran Jaguar y el Templo de las Máscaras, construidos hacia el 700 d.C., y la serie de bellos palacios a lo largo de sus seis patios conectados.

La Acrópolis Norte era el principal centro de actividad de la ciudad. Ahí se encuentra el imponente Templo de la Serpiente Bicéfala, la estructura ceremonial más grande de Tikal con 75 metros de altura. Desde aquí una calzada te llevará hasta el llamado Grupo H, donde destacan las Pirámides Gemelas. Muy cerca, el Templo de las Inscripciones también es una maravilla, pues cuenta con una amplia cantidad de criptogramas que han ayudado mucho a conocer más sobre la cultura maya.

Pero a estas alturas tu recorrido apenas inicia. Tómate el tiempo para descubrir algunos de los 7 juegos de pelota que tiene Tikal; las espaciosas calzadas te llevarán a otras plataformas con altares impresionantes. La Plaza de los Siete Templos alberga una triple pista de juego de pelota única en el mundo.

En el trayecto también está el Templo 33, que es una hermosa pirámide funeraria con una enorme máscara de estuco en su fachada, y el Palacio de los Murciélagos, que tiene frescos  pintados en sus paredes. Representaciones de guerreros y gobernantes, tumbas talladas en roca, y edificaciones que se asoman entre la exuberante vegetación del Petén, son sólo algunas de las cosas que verás.

Finalmente, es muy recomendable que pases al Museo del Sitio Arqueológico de Tikal, pues ahí podrás conocer un poco más de este enigmático lugar, construido hace más de 2 mil 500 años por la cultura maya, en medio de uno de los lugares naturales más impresionantes del planeta.

El sitio tuvo más de mil 500 años de ocupación ininterrumpida, y fue donde la civilización Maya llegó a su máximo esplendor en cuestiones culturales, arquitectónicas, matemáticas, astronómicas, comerciales, y agrícolas. Basta saber que Tikal significa “Ciudad de Voces de los Espíritus Mayas”, para entender que aquí hay mucho que escuchar y aprender.

En Tikal hay más de 4 mil construcciones, más de 200 monumentos pétreos, más de 10 mil estructuras bajo tierra, y se tienen bajo resguardo más de 100 mil objetos de culto y utilitarios.

 El Parque Nacional Tikal

El parque forma parte de la Gran Reserva de la Biósfera Maya. Árboles de más de 50 metros de altura engalanan un escenario exuberante, que jaguares, ocelotes, pumas, venados, pavos salvajes, monos araña, tucanes y quetzales recorren, como podrás ir descubriendo en tus expediciones.

Este pulmón del mundo todavía se mantiene prácticamente intacto. Los mayas domaron la región no sólo para subsistir, sino para crear una de las sociedades más desarrolladas y avanzadas de su tiempo.

En el parque se organizan tours por la selva, que incluyen emociones en los canopy o tirolesas múltiples, que recorren más de un kilómetro y medio a través de 10 plataformas en las copas de los árboles, desde donde se van tomando descansos para completar la ruta. No olvides sacar muchas fotos de este tesoro natural declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Un viaje a Tikal es una de las máximas experiencias para quienes disfrutan de la cultura Maya y  aman la naturaleza. Asómate a este rincón del planeta, consérvalo en tu memoria por toda la vida. Muy buen viaje.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos