El pueblo de Real de Catorce, tiempo constante

el pueblo de real de catorce tiempo constante

El pueblo de Real de Catorce, un lugar olvidado en el tiempo y que ahora revive por su autenticidad permanente.

Un pueblo antiguo muy peculiar de la historia de nuestro país: su auge de riquezas se esfumó con el tiempo, pero su belleza y latido de tierra –junto con el de los Wixárikas, mejor conocidos como Huicholes– lo mantuvieron con vida.

El espíritu de este pueblo originario se ha mantenido al margen del occidentalismo, conservando sus tradiciones, costumbres y arte, que tanto reconocimiento mundial han obtenido.

Viaje en el tiempo

Real de Catorce está en el estado de San Luis Potosí, a 3 horas de la capital, y a 4 horas de la ciudad de Monterrey. El camino hacia este lugar nos lleva a través de un paisaje lleno de cerros  semidesérticos, con una claridad de cielo poco común.

Para llegar al poblado tenemos que atravesar algunos kilómetros de empedrado, hasta llegar al túnel Ogarrio, que es la entrada al pueblo; éste sólo funciona en una dirección a la vez.

Fue usado en el siglo XIX para transportar minerales en carretas, por lo que a la entrada hay que esperar turno para circular por este paso de más de 2 km de largo. Al salir, tendrás la impresión de haber viajado en el tiempo cuando veas Real de Catorce frente a ti.

El pueblo de Real de Catorce

Un poblado de características coloniales, con construcciones de piedra, calles pequeñas, tras unos cerros de tradición minera, donde hoy en día el turismo regresa poco a poco para encontrar dulces típicos, artesanía Wixárika y lugareños que ofrecen sus platillos típicos: enchiladas potosinas, menudo, cabuches y zacahuil (tamales de maíz con relleno de carne de cerdo), acompañados de un chocolate caliente.

Existen hoteles de estilo colonial con bellas terrazas e iluminación nocturna, y restaurantes que miran a los cerros. Al recorrer al centro puedes conocer la Casa de Moneda, la Parroquia y la Plaza de Toros.  Puedes caminar o montar un caballo hacia el Cerro del Quemado o Wirikuta (“lugar donde nace el sol”, en Wixárica): una cima en forma de ombligo entre dos cerros unidos casi idénticos, con un pequeño laberinto y  un centro de ofrenda Wixárika.

El camino es en sí mismo toda una experiencia, hasta finalizar con los últimos escalones hacia la cima, y descubrir frente ti una vista increíble de la planicie: una alfombra de nubes bajo tus pies, lugar sagrado de los Wixárika.

Visita Real de Catorce

Tras pasar un tiempo contemplando la vista, regresa a Real de Catorce y, si te gusta el trekking, baja por las Curvas de los Castigados hacia el desierto. Cerca de ahí puedes pasar una noche en el pueblo de Carretas. O si prefieres el camping, puedes montar tu casa de campaña en el desierto y pasar la noche bajo las estrellas. Al día siguiente, podrás contemplar un amanecer espléndido.

Real de Catorce permite a toda familia conocer el pueblo, llenarse de historia y sentir que han viajado en el tiempo. Y tú ¿has viajado en el tiempo alguna vez? Toma el primer vuelo a San Luis Potosí y vive un viaje inmortal. ¡Esta es tu oportunidad!

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos