El festival Cumbre Tajín en la zona del Totonacapan

El festival Cumbre Tajín en la zona del Totonacapan

En el estado de Veracruz, la mágica zona del Totonacapan es escenario desde hace más de 15 años del festival Cumbre Tajín.

Esta es una de las celebraciones más ricas e importantes de México; además de los conciertos durante el evento, es el pretexto ideal para adentrase al universo de la civilización totonaca.

La zona arqueológica de Tajín consta de casi 200 edificios, el más conocido es la Pirámide de los Nichos, con 365 oquedades que representan los días del año. Entre otros espacios importantes de la ciudad también hay que destacar la Plaza del Arroyo, Tajín Chico, la Gran Greca, el Complejo de las Columnas y sus 17 juegos de pelota.

Tajín fue la cuna de un estilo constructivo basado en la repetición rítmica de motivos, entrelaces y grecas, que hacen de este conjunto arquitectónico un espacio urbano único en el mundo.

El Parque Temático del festival Cumbre Tajín

El parque temático es donde se llevan a cabo las actividades de la cumbre, y se encuentra a sólo unos minutos de la zona arqueológica. Alrededor de la plaza principal, donde se presentan los voladores de Papantla, se encuentran distintos nichos temáticos construidos especialmente para los diferentes eventos del festival. Los espacios tienen una actividad permanente prácticamente todo el día.

Es indispensable que cuentes con un programa y una guía del parque, que indiquen los horarios de los eventos y conciertos del festival. A la entrada del parque podrás adquirir todo lo necesario para tu estancia durante los 5 días que dura la cumbre, y que no te pierdas ningún detalle.

El olfato te llevará al nicho donde podrás saborear lo mejor de la cocina veracruzana y de otros estados invitados. Más adelante verás el nicho de la paz y el nicho de las raíces, donde podrás asistir a interesantes ceremonias de diversas etnias. Por las noches, los juegos de pelota de fuego son increíbles. En el nicho de la sanación encontrarás los mejores tratamientos para brindar alivio al cuerpo, y en el de la purificación podrás disfrutar de temascales, herbolaria y aromaterapia.

Así sucesivamente, cada nicho tiene su vida propia y una comunidad de talentosos artistas que hacen del parque un pequeño pueblo, que trabaja incansablemente para que los visitantes pasen sus mejores días del año.

En las plazas siempre encontrarás actividades circenses, danzas, teatro callejero y desfiles. En las áreas de talleres hay cosas divertidas por hacer, desde aprender a trabajar la cerámica o hacer escultura en barro, hasta hacer juguetes tradicionales o construir globos de Cantoya para liberar por la noche. Puedes aprender a bailar danzón, tocar la jarana, incursionar en la danza africana, o tal vez prefieras las danzas tailandesas, o iniciarte en la lengua totonaca. Hay un sinfín de alternativas.

Por todo el parque, llaman la atención las esculturas e instalaciones que enriquecen el entorno. Las piezas están elaboradas con elementos industriales y artesanales, que son una rica fusión de tradición y contemporaneidad.

Por las noches hay que estar preparados para los mejores conciertos. Sones veracruzanos, jazz, música medieval, electrónica, new age, lounge, rock, mambo, world music, y una infinidad de géneros caben en las noches del Tajín, en una fantástica eclosión de ritmos y fusiones que seducen.

Excursiones desde el Tajín

Si eres un amante de la naturaleza, el deporte extremo y la arqueología, desde la Cumbre del Tajín puedes realizar emocionantes excursiones. Por supuesto, la visita a la zona arqueológica de Tajín por la noche es infaltable; su espectáculo de luz y sonido es hipnotizante.

Las excursiones hacia las zonas arqueológicas de Cuajilote y Vega de la Peña también son una aventura. Las jornadas de un día incluyen los rápidos del Filobobos para llegar hasta el punto donde están las bicicletas de montaña y los caballos, que habrán de llevarte hasta estos dos monumentos totonacos.

A poco más de una hora del Tajín, Tlapacoyan es otra de las excursiones favoritas. Desde este pueblo de la sierra se hacen raftings en balsas y kayaks por los rápidos del Filobobos. La cascada de la Tomata es imperdible, su caída de más de 60 metros es una maravilla de la naturaleza, y forma una poza idílica, que es el mejor lugar del mundo para pasar una tarde inolvidable.

Cerca de Tlapacoyan está la cascada del Encanto, que nace en un cañón que lleva el mismo nombre, con paredes de más de 200 metros de altura. Desde este punto de inician los descensos más extremos por los rápidos del Filobobos; el recorrido toma alrededor de dos horas hasta el puente de las Palmillas. Si prefieres la playa, a menos de 40 kilómetros de Tajín está la Costa Esmeralda con más de 35 kilómetros de playas limpias. Y en los pueblos de Tecolutla y Nautla podrás saborear la mejor gastronomía del estado.

Déjate atrapar por el Totonacapan, por su cultura ancestral, sus voces, sus miradas, su luz y su agua. Este sitio mágico te llevará por caminos misteriosos; voladores, danzantes y músicos tradicionales han aguardado pacientemente para compartir con todos el encantamiento de esta región milenaria.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos