Durango y las películas del Viejo Oeste

Durango y las películas del Viejo Oeste

En los paisajes de Durango, los cineastas tanto nacionales como extranjeros encontraron los escenarios ideales para filmar películas del Viejo Oeste.

Desde finales del siglo XIX, Hollywood adoptó el desierto duranguense para representar momentos de la colonización del Viejo Oeste. Con ellas, surgió una serie de estereotipos de personajes que se lanzaban a la aventura en estos territorios salvajes, en busca de tierras y mejores oportunidades de vida.

Los héroes debían administrar la justicia y acabar con los malhechores. Así, llegaron a tierras duranguense personajes célebres como John Wayne, Gary Cooper, Charlton Heston y Clint Eastwood siempre con el cigarro en la boca, la mirada entrecerrada y disparando antes que nadie en medio de una calle polvorienta.

Después de las películas del Viejo Oeste

En la década de los setenta, los westerns empezaron a decaer y cada vez las filmaciones en Durango eran más esporádicas; llegó el principio del fin. Sin embargo, todavía en las dos últimas décadas del siglo pasado se alcanzaron a filmar The Caveman estelarizada por Ringo Starr (1981), y la Máscara del Zorro (1998) con Antonio Banderas, Anthony Hopkins y Catherine Zeta-Jones.

Los sets cinematográficos que hasta entonces bullían con producciones millonarias, hoy han sido habilitados como parques temáticos. Las antiguas escenografías del Viejo Oeste se han convertido en escenarios que invitan a la aventura y a la diversión, con espectáculos de indios y vaqueros, paseos guiados en carretas o a caballo, bailarinas de cancán, convivios en las viejas cantinas, o prácticas de tiro con rifles de época, entre otras cosas. El entretenimiento queda garantizado.

Hoy te traemos algunos de los parques temáticos más atractivos cerca de la ciudad de Durango. En la Plaza de Armas encontrarás toda la información sobre las salidas de los autobuses turísticos que llevan a los pueblos del lejano oeste, los costos y los horarios de los espectáculos.

La Villa del Oeste

Este parque temático se encuentra a sólo 12 kilómetros de la capital del estado. Villa del Oeste abrió sus puertas en el 2002, y remite al visitante inmediatamente al lejano oeste, y a escenas de White Feather (Pluma Blanca) y la Ley del Bravo, estelarizada por Robert Wagner.

Se conservan intocados los viejos establecimientos de madera: el banco, la cantina, el hotel, la peluquería, la funeraria y la oficina de sheriff. De pronto, cuando se está más distraído, ocurre un asalto al banco y los vaqueros aparecen en escena con pistola en mano; entonces, alguien sale volando de la cantina por las puertas abatibles, y en ese momento inician los disparos. Los indios aparecen sin un motivo aparente, hasta que se descubre que una joven ha sido secuestrada. Finalmente, el comisario aparece en escena para restituir el orden.

Cada fin de semana, estas escenas que nos remiten a las películas de vaqueros se repiten en Villa del Oeste, en un espectáculo que sin duda vale la pena. En el salón de baile las bailarinas de cancán son imperdibles; en las lápidas del cementerio se leen los nombres de los actores que rodaron en este lugar; y las fotos que el visitante se puede llevar vestido de época, también son un divertido recuerdo.

En la villa existen tres espléndidos restaurantes, y un par de tiendas con artesanías regionales y souvenirs del parque temático.

Parque del Oeste Chupaderos

A 3 kilómetros de Villa del Oeste, se encuentra este parque temático que, a diferencia de otros, se trata de un pueblo real al que se le fueron añadiendo escenografías. Un buen día, San Vicente Chupaderos amaneció con oficina del sheriff e incluso con un cadalso, con todo y su horca. De pronto ya no sorprendía a nadie ver enfrentamientos entre vaqueros y apaches, o al comisario defendiéndose del asedio de los forajidos.

En 1955, era común ver transitar en caballo por las calles de San Vicente Chupaderos a John Wayne, Anthony Quin y Clark Gable, quienes habían llegado para protagonizar la película Comanche, de George Sherman. Y en 1965 era Charlton Heston quien cabalgaba por el pueblo durante la filmación de la película Major Dundee.

Con el correr del tiempo, los sets fueron paulatinamente abandonados, y poco a poco el polvo y las cactáceas del desierto invadieron el pueblo. Afortunadamente, en el año 2010, las viejas fachadas de madera fueron reconstruidas para transformar otra vez a San Vicente Chupaderos en un pueblo del lejano oeste otra vez.

Los fines de semana, los espectáculos de indios y vaqueros en Chupaderos son muy disfrutables. Las visitas guiadas también son recomendables, pues los lugareños conocen muy bien este tesoro del Viejo Oeste que luce como en sus mejores días.

Rancho La Joya

A 37 kilómetros de San Vicente Chupaderos se halla el Rancho La Joya, que fue el lugar predilecto de John Wayne, pues aquí estelarizó siete películas. Fue tal el cariño por la zona de este actor del western norteamericano, que adquirió La Joya en 1969.

Todavía hoy se pueden reconocer algunos lugares, como la iglesia que apareció en la película Train Robbers (1973), o la famosa estación de ferrocarril y el tren que fueron parte importante de la película mexicana Cananea (1978). Y recientemente, La Joya tuvo el honor de acoger a Salma Hayek y a Penélope Cruz durante la filmación de la película Bandidas (2004).

Hoy, este rancho tiene las puertas abiertas para recibir a cualquier visitante que quiera disfrutar con los escenarios del lejano oeste, y las historias que se cuentan sobre Wayne. Muy cerca también hay cerros y barrancas donde alguna vez se dieron enfrentamientos entre vaqueros y comanches, y que actualmente son lugares perfectos para los aventureros que gustan de los deportes extremos, o simplemente para pasear a caballo por senderos de enorme belleza. El Rancho La Joya también es un espléndido lugar para acampar en medio de la naturaleza, aunque, claro, hay que traer todo lo necesario para pasar la noche.

En fin, este viaje por el Viejo Oeste en medio del desierto duranguense, es increíble. No pierdas la oportunidad de visitar esta maravillosa ciudad, y disfrutar de algunos de los parques temáticos más originales del país.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos