Deportes extremos en Morelos, adrenalina al límite

Deportes extremos en Morelos, adrenalina al límite

Por donde se le vea, los deportes extremos en Morelos tienen todo lo necesario para seducir a los más conspicuos aventureros.

El estado de Morelos es un edén para los amantes de la aventura y los deportes extremos, en su geografía yacen escenarios ideales para la práctica de todo tipo de actividades límite.

En sus ríos, el rafting es para los más avezados remeros que desafían rápidos vigorosos, mientras que sus ríos subterráneos son el lugar predilecto para excursionistas curtidos en la búsqueda de emociones fuertes. Y sus portentosas cavernas son el hábitat ideal para la espeleología, el rapel, la escalada y las expediciones.

Los rápidos del río Amacuzac

El río Amacuzac es un afluente de corrientes generosas muy concurrido por los amantes del rafting. El mejor lugar para iniciar la aventura en estos rápidos es a partir de la comunidad de Huajintlán, muy cerca de Puente de Ixtla, que se encuentra a la orilla de la carretera que va de Cuernavaca hacia Acapulco.

La región es un tesoro natural excepcional, sólo entornos vírgenes y frondosos acompañan el afluente del río, que cruza todo el municipio. Águilas, halcones, nutrias, mapaches y pumas son la compañía usual durante las pernoctas; asimismo, la flora de esta selva baja regala acentos de colores exóticos y arboledas de maderas preciosas.

En el pueblo encontrarás campamentos, organizados por empresas ecoturísticas que se encargan de hacer expediciones por los rápidos del río. Si te estas iniciando en esta fantástica actividad, aquí podrás tomar cursos que te pondrán en forma para iniciar tu primera aventura extrema.

Los campamentos cuentan con balsas, remos, chalecos flotadores, cascos, botiquines de primeros auxilios,  agua embotellada y en general todo lo necesario para estos emocionantes periplos. Desde luego, todo bajo la instrucción de los guías locales certificados con conocimientos muy puntuales, y sobre todo con un fuerte compromiso con su entorno natural.

Los descensos tienen distintos grados de dificultad, dependiendo de la época del año  y de las rutas que se escogen para navegar, considerando siempre la habilidad y experiencia de los remeros. Las balsas son para un máximo de seis pasajeros, todos comprometidos con que la embarcación no se voltee, sobre todo en las fuertes colisiones con las enormes rocas que se van presentando como obstáculos durante el recorrido, y que van quedando atrás con el esfuerzo colectivo.

En los momentos de tranquilidad, cuando se está cerca de la orilla del río, es cuando se cae en cuenta del paraíso donde uno se encuentra. Sólo las aves interrumpen el estruendo de los rápidos y los escenarios selváticos, que incluyen barrancas rocosas y montículos frondosos.

El río subterráneo de Chontalcoatlán

Muy cerca de Huajintlán, a unos 10 kilómetros aproximadamente, se yergue la tranquila población de Chontalcoatlán. Allí inician las expediciones a caballo  por los senderos que llevan al río, donde se encuentra la enigmática boca de la cueva que te lleva a través de sus obscuras entrañas hasta un fantástico río subterráneo.

Con un descenso a rappel de unos 60 metros, inicia la aventura. En las profundidades de la tierra estarás solo con los sonidos del río subterráneo y con los murciélagos de la noche; a la salida de algunos túneles, te encontrarás con los impresionantes panoramas que regalan los rayos de sol cuando penetran por algunas de las bocas a cielo abierto hasta estas profundidades.

La Claraboya, con su bóveda de más de 100 metros de altura, es por mucho la más impresionante. Algunos guías proponen pasar la noche en estas entrañas subterráneas excepcionales, si dispones de tiempo no lo pienses y aprovecha la ocasión para vivir esta experiencia al máximo. Tu noche aquí no la olvidarás el resto de tu vida. Los paseos por los socavones de cúpulas enormes, con estalactitas, estalagmitas y lagunas que reflejan toda esta majestuosidad, son simplemente idílicos.

Para esta expedición tendrás contar con todos los implementos necesarios para el rapel: tu linterna, tu casco protector, agua suficiente, desde luego un guía, y una buena muda de ropa porque esta experiencia extrema resulta bastante húmeda.

Deportes extremos en Morelos: Cueva de Agua Brava

Muy cerca del río subterráneo, no podrás perderte la fantástica Cueva de Agua Brava, a sólo una hora de distancia. Por su espléndida belleza, el lugar atrae no sólo a aventureros, sino también a espeleólogos y naturalistas interesados en la configuración geológica, de millones de años de erosión, de esta joya natural.

Para este periplo hay que estar bien preparados con cuerdas, cascos, linternas y todo lo necesario para internarse en las profundidades de la tierra, con la compañía de un guía experto. La primera parte de la cueva es arcillosa y de difícil acceso, y conforme se avanza los accesos se van estrechando al punto de que hay que continuar prácticamente pecho tierra. Después los caminos se convierten en lodazales casi impenetrables, y enseguida las rutas siguen por túneles y estrechos pasajes que en algunos casos están parcialmente inundados, por lo que la expedición en algún momento continúa con el agua arriba del pecho.

Poco a poco el esfuerzo se ve recompensado con portentos naturales sorprendentes. Bóvedas con lagunas de agua cristalina aparecen como surgidas de lo imposible; más adelante, decenas de galerías con pozas y formaciones calcáreas invitan al descanso y la reflexión. Es un espacio de belleza inaudita. Y al final de los túneles el reino de la luz vuelve a imperar, las golondrinas anuncia el día y la obscuridad de las cavernas va quedando atrás, con sus millones de años de erosión y sus tesoros naturales de excepción.

Esta aventura por los confines más remotos de Morelos la atesorarás toda la vida, será un fantástico recuerdo que compartirás con tus seres queridos y tus más allegados, porque estos rincones vírgenes de Morelos son su secreto mejor guardado.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos