Consejos para dormir bien en un viaje de negocios

consejos para dormir bien en un viaje de negocios

Aquí hay algunos consejos para dormir bien en tu próximo viaje de negocios.

Pocas son las personas que pueden descansar cuando viajan por un compromiso de trabajo. El estrés, los pendientes, los imprevistos que pueden surgir, así como la cama y los alimentos diferentes a lo que comúnmente estás habituado, pueden resultar en una combinación atroz que te puede llevar a no cumplir con los objetivos de tu viaje de negocios.

Sin embargo, todo esto puede amortiguarse si logras descansar bien. Así que hoy compartiremos algunos consejos para dormir bien en un viaje de negocios. De esta manera, llegarás a tus reuniones con una sonrisa, en vez de unas ojeras.

Al contrario de un viaje de placer en el que puedes preparar todo con anticipación para evitar cualquier infortunio, los viajes de negocios regularmente son imprevistos, y por ende hay muchas cosas que pueden quedarse en el tintero, causando estrés y sinsabores.

Si tu trabajo implica viajes de última hora, es recomendable que tengas lista una maleta con todo lo necesario para 3 días; si resulta que viajarás menos o más tiempo, es mucho más sencillo adaptar tu equipaje que comenzarlo de cero. También se sugiere tener a la mano una almohada, antifaz y gotas de aceite esencial de lavanda para que te resulte más fácil conciliar el sueño, ya sea durante tu vuelo, o bien para cuando llegues a tu destino.

Consejos para dormir bien: planea

Anticípate a los momentos en los que requerirás toda tu concentración. Por ejemplo, si debes ultimar detalles en alguna presentación, responder correos o escribir listas de tareas pendientes, aprovecha los espacios libres: el vuelo, las esperas en recepción antes de entrar a una junta, e incluso esa hora extra antes de irte a dormir o entre visitas.

Sabemos que la concentración en un lugar desconocido puede ser un problema para algunos, así que la recomendación es llevar un par de audífonos cómodos para el viaje y sintonizar la música de tu preferencia. De esta manera, evitarás las distracciones de tu alrededor y podrás concentrarte mejor en lo que estás haciendo.

No hay que olvidar que en la mayoría de los casos, un viaje de negocios no es sinónimo de omisión de responsabilidades en la oficina, así que aprovecha todos los momentos de los que puedas echar mano para sacar tus pendientes. Esto te permitirá estar tranquilo y dormir bien, aunque no estés en tu cama.

Come Bien

No te saltes comidas y evita la comida chatarra. Si bien estás en un viaje de negocios y quieres aprovechar al máximo tu tiempo para cumplir con todos los objetivos, saltar las comidas o comer cualquier cosa sólo te llevará a quemar más energía en menos tiempo, y te sentirás cansado e incluso más agobiado.

Procura tomar tus alimentos a la hora de siempre y no te emociones con la comida chatarra, ¡evítala! Nuestro consejo es que elijas alimentos bajos en grasas para evitar cualquier malestar estomacal, especialmente durante la cena, ya que una comida saturada de grasas o muchos carbohidratos, sin duda obligará a tu organismo a trabajar a marchas forzadas, lo que te llevará a no descansar bien.

Por último, ¡hidrátate mucho! Tu día rendirá mucho más si estás bien hidratado. Carga con una botella de agua, o procura beber vasos de agua purificada del hotel o los lugares de trabajo que visites. El agua es vida, y cuando se trata de dormir bien es fundamental tenerla a la mano.

Ahora que ya tienes los básicos para dormir bien en un viaje de negocios, relájate y disfrútalo.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos