Conoce el Museo Subacuático de Arte en Cancún

Conoce el Museo Subacuático de Arte en Cancún

El Museo Subacuático de Arte en Cancún, o MUSA, está a la altura de las elevadas expectativas que un proyecto como este puede generar.

En el año 2010, Cancún elaboró la manera más sobresaliente de ecoturismo que probablemente encontrarás en México. Debajo de las aguas cristalinas de la costa de Quintana Roo, entre 8 y 4 metros de profundidad, se halla uno de los proyectos ecológico-artísticos más ambicioso del mundo, que ha generado el arrecife artificial más grande del globo que puedes visitar cualquier día del año.

El MUSA atrae alrededor de 200,000 visitantes cada año y es uno de los grandes aportadores económicos a la ciudad de Cancún. Su presencia, sin duda, es fuerte. Uno de los objetivos de este museo es disuadir a los turistas de visitar las zonas de arrecifes naturales, pues con varias decenas de miles de asistencias anuales, el ecosistema se ha dañado significativamente.

Así pues, la idea de MUSA también es crear conciencia sobre la importancia de los arrecifes de coral para el mundo subacuático. No te lo puedes perder.

Museo Subacuático de Arte en Cancún

Con 470 estatuas sumergidas, el MUSA ofrece distintos tours para todas las preferencias, edades y condiciones físicas. Las esculturas como la cruz de la Bahía, el Hombre en llamas, el Coleccionista de los Sueños, Bacab, Antropoceno, o la Evolución Silenciosa, están llenas de vida. Lteralmente.

El proyecto consistió en sumergir colecciones de esculturas —e incluso un bocho entero— para que en ellas crecieran pólipos de coral, algas y crear un ecosistema que también incluye una gran variedad de peces, tortugas o rayas. Las esculturas, que en conjunto pesan 200 toneladas, fueron diseñadas especialmente para albergar de manera natural y duradera a la flora y fauna local, promoviendo así la regeneración de este ecosistema tan dañado por el calentamiento global.

Podrás encontrar tres “salones” repartidos en 420 m2 de sustrato estéril del Caribe Mexicano. El Salón Manchones es para los más aventurados, pues las esculturas que ahí se hallan están sumergidas a 8 metros de profundidad, de tal forma que la única forma de ver de cerca estas piezas de arte es a través del buceo. No importa si no eres un buzo certificado, pues con asistencia profesional podrás nadar durante 45 minutos para explorar las bellezas subacuáticas que fueron diseñadas especialmente para ti.

El salón Nizuc puede ser explorado de dos maneras, pues su profundidad es menor y hace que sea más sencilla su aproximación. La primera forma, la recomendada para familias con niños pequeños, es con un bote fondo de cristal, que te guiará por las maravillas del MUSA sin tocar una gota de agua. La segunda opción es con un bote para dos —perfecto para parejas— en el que manejarás siguiendo a un guía a través de las cristalinas aguas de la Laguna de Nichupté, y luego te sumergirás en el agua para ver las esculturas a 4 metros de profundidad.

¿Quiénes son los autores?

Los artistas que han colaborado para crear esta maravilla, mitad natural-mitad humana, son numerosos, pero vale la pena mencionarlos a todos: Karen Martínez Salinas, Roberto Díaz Abraham, Salvador Quiroz Ennis, Elier Amado Gil, Rodrigo Quiñones Reyes, y el inglés Jason Decaires Taylor. Claro, el crédito también debemos otorgárselo a todos los pólipos, peces, algas y demás seres vivos que equilibran este ecosistema, que ya lleva seis años gestándose.

Este santuario artístico es una visita que no puede faltar en tu itinerario. El MUSA junta lo mejor de los mundos natural y artístico, para darte una experiencia única e inolvidable. Proyectos como éste, sin duda hacen sentir en el corazón el orgullo mexicano.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos