Actividades en el Parque Nacional de Yosemite California

actividades en el Parque Nacional de Yosemite California

El Parque Nacional de Yosemite California tiene todo para acercarte a la naturaleza como nunca antes lo habías hecho. ¿Quieres conocer un poco más?

Los bosques de Secuoyas en la zona del Parque Nacional de Yosemite, en la Sierra Nevada, muy cerca de San Francisco, California, es simplemente el lugar más fantástico y sorprendente que puedas imaginar. Sin duda alguna, un lugar ideal para las expediciones y los deportes extremos en Estados Unidos.

Desde la ciudad de San Francisco y alrededores, hay varias rutas que puedes tomar para llegar al Parque Nacional de Yosemite. Todo depende de qué tanto quieras explorar la región, porque en el camino podrás encontrar desde zonas vinícolas extraordinarias, hasta antiguos pueblos mineros de la época de la Fiebre del Oro, y pequeñas comunidades rurales entrañables.

Una de las rutas más recomendables es la que pasa por el Parque Histórico Estatal Columbia, donde puedes vivir interesantes recreaciones de la época dorada de la explotación minera en la región, y podrás también visitar el bello pueblo alpino de Groveland.

Si vienes de Fresno, el camino hacia Yosemite te lleva por las bodegas de Sierra Foothill, donde podrás degustar su famoso Zinfandel. Después te encontrarás la ciudad de Mariposa, donde vale la pena conocer el Museo Estatal de Minería, aunque sea sólo para conocer en vivo una pepita de oro ¡de más de 6 kilogramos!

El Valle de Yosemite

El lugar tradicional de llegada al Parque Nacional de Yosemite es justamente el Valle de Yosemite. Desde cualquier punto donde te encuentres, podrás deleitarte con los enormes acantilados y rocas pulidas esculpidas por milenarios glaciares. El Half Dome es la roca más icónica del parque. Desde aquí  podrás realizar excursiones en bicicleta de montaña hasta el maravilloso lago Mirror, y podrás iniciar con las primeras escaladas en roca.

Extraordinarios senderos te llevarán a uno de los lugares más espectaculares del parque: Glacier Point. Desde la altura de este fastuoso precipicio de granito, tendrás las postales más increíbles no sólo del Half Dome, también de las emblemáticas cascadas de Vernal y Nevada, la High Sierra, el cañón del río Merced (ideal para el rafting), y las formaciones pétreas de Liberty Cap.

Cascadas en el Parque Nacional de Yosemite California

En Yosemite se encuentran las cascadas más altas de Norte América. Desde el valle puedes llegar con relativa facilidad a través senderos señalizados hasta Yosemite Falls, que regala panoramas indescriptibles. En esta zona se organizan expediciones para la práctica de la escalada y el rappel.

También las cascadas de Sentinel Fall y Ribbon Fall son de visita recomendable. Luego está la cascada Bridalveil, con una caída de casi 200 metros. Vernal y Nevada, a las que se puede acceder fácilmente, las puedes escalar sin mucha dificultad para tener espléndidas vistas del río Merced. Finalmente, cerca de la zona de Wawona se encuentran las caídas de agua de Chilnualna, que se deslizan sobre una serie de hermosas cornisas de roca y laja.

Tuolumne Meadows y Wawona

Tuolumne Meadows es una pradera infinita rodeada de cúpulas pétreas y picos de granito. El río Tuolumne cruza esta pradera subalpina, que es la más grande de la Sierra Nevada. La zona es una de las preferidas por expedicionistas y aventureros. Puedes alojarte en cabañas y tiendas de campaña; hay un centro de visitantes ideal para adquirir provisiones, mapas, y guías para los paseos y actividades extremas.

Wawona era originalmente un campamento indio. Hoy, el pequeño pueblo alberga el mítico e histórico Wawona Hotel. El edificio es de un precioso estilo victoriano de principios del siglo XX; sus verandas y balcones son los espacios ideales para disfrutar de los portentos naturales de la zona. En los alrededores hay áreas ideales para zambullirse en los ríos y en la cascada de Chilnualna; también se pueden dar paseos en clásicos carruajes de época, y visitar el Pioneer Yosemite History Center, para conocer un poco más sobre el lugar.

Mariposa Grove

Cuando creas que lo has visto todo, todavía tendrás pendiente la visita a Mariposa Grove. Esta impresionante zona alberga los secuoyas más grandes y longevas de la Sierra Nevada, estamos hablando en algunos casos de más de tres mil años. Son simplemente los seres vivos más antiguos del planeta. Y en cuestión de tamaño, basta decir que en tiempos remotos se hacían túneles dentro de los árboles para que carruajes y vehículos pasaran a través de ellos; hacen falta más de cincuenta personas agarradas de las manos para darle la vuelta a una vieja secuoya.

La vida de uno de estos ejemplares finaliza cuando los fuertes vientos los tiran. Y es que a pesar de su altura de casi cien metros, resulta que su raíz es muy corta y muchas veces no sobreviven a los violentos embates de las tempestades.

En Mariposa Grove podrás ver algunas secuoyas que cayeron a tierra hace más de mil años y cuyos troncos ahora están huecos. Se asemejan a enormes catedrales naturales de churriguerescos entramados. En su interior, osos y otros animales del bosque tienen sus viviendas; has de saber que en Yosemite el encuentro con osos, lobos blancos y venados es frecuente. Con los primeros la relación tiene que ser más cautelosa, pero los lobos y venados pueden acercarse sin ningún reparo, de hecho incluso pueden llegar a dejarse acariciar.

Ya sabes, si quieres aventuras y paisajes esplendorosos, el Parque Nacional de Yosemite te encantará. Una vez que tengas la oportunidad de abrazar un ser vivo de más de tres mil años de edad, tu vida, nunca volverá a ser igual. Además en el parque todo está muy bien organizado para la práctica de los deportes extremos: escalada, rappel, rafting, senderismo, bicicleta de montaña y demás actividades. No lo pienses más y regálate esta experiencia irrepetible.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos