Zonas arqueológicas de Guanajuato, rumores ancestrales

zonas arqueologicas de guanajuato rumores ancestrales

Las zonas arqueológicas de Guanajuato guardan celosamente los rumores ancestrales de nuestros antepasados, desde hace casi dos mil años.

El Cóporo que fue la Ciudad de la Realeza, La Cañada de la Virgen, y Plazuelas, son algunas de las ciudades prehispánicas con rasgos teotihuacanos que hoy reciben visitantes de todos los confines del planeta, quienes perplejos descubren la sofisticación de estas culturas tan largamente olvidadas.

El Cóporo, la Ciudad de la Realeza

En el Valle de Ocampo, a poco más de 75 kilómetros de la ciudad de León, se yergue imponente esta zona arqueológica que tuvo sus orígenes en el 200 d.C. El asentamiento fue construido en el cerro del mismo nombre, y aquí se dirimían las cuestiones religiosas y cívicas de toda una amplia región agrícola, con gran relevancia en esa época. En los senderos y escalinatas que suben la montaña para acceder a los conjuntos que están en la cima, se van descubriendo algunas pinturas rupestres y petrograbados de gran interés.

El Conjunto Llano da la bienvenida. Aquí se encontraban las viviendas y áreas públicas. A lo alto destaca la Casa Prehispánica, hoy habitada por nopaleras y cactáceas diversas; más adelante, el Conjunto Gotas en el que se encuentran la Plaza del Ocaso y el Salón de la Columnas, ostenta unos inesperados manantiales que le dan nombre al lugar.

En la parte media del cerro se encuentra el Conjunto Puerto del Aire, que tiene maravillosos miradores que ofrecen postales de excepción del Valle de Ocampo. Este conjunto era justo donde iniciaban las áreas de la clase gobernante. Y finalmente, en la cima del montículo, se haya el Conjunto Cóporo o Morada de los Dioses, aquí era donde se celebraban las ceremonias sagradas.

En los basamentos y terrazas de esta zona, quedan todavía algunos muros de los templos que en algún momento habitaron en esta acrópolis fantástica. Hacia la parte noreste de la ciudad, se encuentran el Conjunto Caracol y el Conjunto Pilar, que fueron los últimos en ser erigidos. Después, a partir del 1000 d.C., la zona fue abandonada paulatinamente hasta quedar totalmente desierta.

Casi mil años tuvieron que pasar para que los arqueólogos redescubrieran El Cóporo. Sus habitantes se trasladaron hacia el centro del país, y se incorporaron a lo que más adelante fue la cultura Tolteca.

La Cañada de la Virgen

Muy cerca de la ciudad de San Miguel de Allende, se encuentra esta zona arqueológica que fue erigida por los otopames entre los siglos VII y VIII de nuestra era. El Museo del Sitio bien vale una visita para conocer un poco más sobre la vida de los moradores de la Cañada de la Virgen.

Entre los conjuntos arquitectónicos que todavía permanecen incólumes en la zona, se encuentra la Casa de los Trece Templos, de plataformas escalonadas que dan acceso a un patio donde fueron encontrados importantes entierros de gobernantes y dignatarios. También está la Casa del Viento, que es de los edificios más bellos, en este adoratorio se veneraba al dios Ehécatl.

El Conjunto de la Casa de la Noche más Larga ostenta un amplio patio hundido con plataformas a los costados. Aquí moraban los restos de la Niña de la Lluvia con ricos ornamentos y ofrendas. Sin duda, los pedimentos y rituales relacionados con las lluvias eran centrales en la vida religiosa de esta cultura mesoamericana.

Zonas arqueológicas de Guanajuato: Plazuelas

A solo una decena de kilómetros de Pénjamo, está el hermoso sitio de Plazuelas, en la comunidad de San Juan El Alto. También construido entre los siglos VI y VIII de nuestra era, este centro ceremonial es de un gran valor arquitectónico e histórico.

El juego de pelota de Plazuelas es de los mejores conservados. No menos interesante es el conjunto de Casas Tapadas, que se encuentra entre unas cañadas de verdes contornos y un increíble manantial que abasteció de agua a los enigmáticos habitantes del sitio.

En la zona existen también una gran cantidad de petroglifos interesantes, como aquellos que muestran representaciones de edificios como el de las Casas Tapada. No menos atractivos son el Palacio de los Caracoles, los vestigios de un antiguo temascal, y una enorme serpiente de cascabel dispuesta en el suelo, elaborada delicadamente con piedras y rocas.

El Museo del Sitio es de visita obligada. En él se pueden observar maquetas y fotografías de los centenares de petrograbados de la zona, así como objetos que tienen que ver con la vida cotidiana y ritual de Plazuelas.

En tu próxima visita a Guanajuato, no dudes en acercarte a estas zonas arqueológicas. Los entornos naturales y los caminos que llevan a estos vestigios milenarios son además muy atractivos. Puedes estar seguro de que el descubrimiento de estas  joyas del pasado prehispánico será un magnífico complemento para tu visita al patrimonio colonial guanajuatense.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos