Visita los Pueblos Mágicos de Sinaloa: El Fuerte

visita los pueblos magicos de sinaloa el fuerte

Entre los Pueblos Mágicos de Sinaloa, hay uno que destaca por su gran tradición indígena, sus costumbres y sus paisajes: El Fuerte.

En el estado de Sinaloa, en el Corredor Turísticos Mar de Cortés–Barrancas del Cobre, que son dos de las joyas naturales de este país, se yergue silencioso y meditabundo el Pueblo Mágico del Fuerte.

Con un rico pasado, con profundas raíces y tradiciones, y con un perfil portentoso de tesoros coloniales y decimonónicos, El Fuerte es de los lugares turísticos de Sinaloa más ricos e interesantes para tus próximas vacaciones en el norte del país.

Desde Los Mochis

La mejor manera para llegar a El Fuerte es volar a la Ciudad de Los Mochis, al norte de Culiacán, cerca de los límites con el Sonora. Una vez ahí, el recorrido al Pueblo Mágico es menor. Aprovechando que se está en Los Mochis, es recomendable conocer sus litorales marinos conformados por bahías, bocas, islas, e islotes maravillosos.

Desde la Bahía de Topolobampo, puedes embarcarte para descubrir los distintos ecosistemas de la región. La fauna acuática que se ve entre farallones, acantilados y rocas es de llamar la atención: delfines, ballenas, focas, lobos marinos, y aves de todo tipo pueblan estos parajes idílicos.

Bahías como la de San Ignacio, Ohuira, Santa María y Lechuguilla, por sólo mencionar algunas, tienen playas solitarias majestuosas. Las islas de San Ignacio, San María, y Macapule también tienen horizontes de paz que ofrecer. Una circunnavegación en estos litorales no se olvida.

Pueblos Mágicos de Sinaloa: descubre El Fuerte

En esta tierra de indígenas yoremes y mayos, irrumpieron  los conquistadores al mando de  Francisco de Ibarra en 1564. En su fundación la ciudad fue bautizada como villa de San Juan Bautista de Carapoa; más adelante la ciudad fue fortificada para salvaguardar las riquezas que se extraían de las minas vecinas. De ahí su nombre actual.

Para disfrutar de los tesoros del Pueblo Mágico, conviene pasearse despreocupadamente por sus callejones empedrados. Desde la Plaza de Armas, con su atractivo kiosco, podrás emprender todos los recorridos posibles hacia los lugares más emblemáticos. Son de destacar el bello templo del Sagrado Corazón de Jesús, del siglo XVIII, con su fachada pétrea de acentos barrocos, y el Palacio Municipal de elegantes perfiles decimonónicos.

Continuando tu búsqueda, te encontrarás con la hermosa Casa de la Cultura, que siempre tiene actividad y presencia nutrida de futuros artistas. La bella casona que alberga el Hotel Posada del Hidalgo también llamará tu atención; descubrir sus bellos espacios interiores y jardines no tiene desperdicio. La Casa del Congreso Constituyente es también de los edificios más bellos de la comunidad, además tiene la pátina y rumores de los avatares históricos de la entidad.

El casco del antiguo Hotel Diligencias es una joya arquitectónica, en él todavía sobreviven algunos de los vestigios de su glorioso pasado. Del mismo modo, entre los callejones van apareciendo espléndidas casonas de insignes familias de tiempos coloniales: la Mansión de la Familia Orrantia, y la casa del General Pablo Macías Valenzuela son de elegante presencia.

En los alrededores del Fuerte

Gran parte de los atractivos naturales de la región están en los alrededores del Río Fuerte, que es el más caudaloso del estado. Viejos sauces dan sombra en los prados que están en las márgenes del río.

La zona tiene el enorme atractivo de sus pinturas rupestres y petroglifos, que se esconden en sus cerros y cuevas. En el Cerro de la Máscara, junto al río a sólo 5 kilómetros del Fuerte, se encuentra la mayor concentración de pinturas y grabados del estado. Aquí podrás admirar más de 100 petrograbados y expresiones pictóricas primitivas, cuya antigüedad oscila entre los 800 y 2500 años.

Muy cerca del Fuerte hay interesantes comunidades indígenas de fuertes raíces y tradiciones. Yoremes y mayos habitan en comunidades como La Misión y Capomos; su música y danzas dignas de disfrutarse, además sus expresiones artesanales son muy destacables: su alfarería, cestería, tejidos de palma, talla en madera, y sus máscaras de piel de jabalí y sonajas para sus danzas de pascola, contienen originalidad y un poderoso simbolismo.

Las artesanías y la gastronomía en El Fuerte

En el Pueblo Mágico hay varias tiendas y un par de mercados donde adquirir las artesanías locales, que por supuesto son el mejor recuerdo que te puedes llevar de estas tierras sinaloenses. Muebles, cestería, alfarería, textiles, cobijas y zarapes se pueden ver en algunos de los portales; ollas y loza de barro hechas en Capomos están en la Plaza de Armas. También en todos lados se pueden ver los danzantes del venado y pascola tallados en madera. Sombreros, canastas y bolsas tejidos en palma están en el mercado; los bules pintados y los mejores trabajos de ebanistería están en las tiendas de artesanías.

En lo que a gastronomía se refiere, la oferta no es menor. En los restaurantes, puestos, y fondas podrás degustar los excelsos platillos tradicionales: los cauques (langostinos) de río son una delicia, el chilorio y la machaca no tienen parangón, los chicharrones con queso panela tampoco tienen desperdicio, el pescado zarandeado y las mariscadas que recuerdan que el Mar de Cortés está muy cerca son de excepción, y para cerrar con broche de oro los tamales de piña y elote son simplemente deliciosos.

En fin, conviene que tengas en la mira a El Fuerte conviene para tu próximo viaje a Sinaloa. Desde aquí, además, podrás incursionar a la fabulosa Barranca del Cobre o sumergirte en el  Mar de Cortés. Prepárate  para descubrir esta fantástica región de nuestra geografía.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos