Viaja y conoce Cuetzalan en Puebla

viaja y conoce cuetzalan en puebla

El Pueblo Mágico de Cuetzalan en Puebla es una joya en todos los sentidos. ¿Quieres conocerlo? Acompáñame a descubrirlo.

El lugar conserva intactas sus tradiciones y cotidianidad de tiempos prehispánicos, con colores y aromas entrañables. Sus parajes naturales son simplemente portentosos, sus vestigios arqueológicos totonacos de gran riqueza, y su bagaje gastronómico un portento.

Descubrir Cuetzalan en Puebla

Perderse por los callejones de Cuetzalan que suben y bajan desordenadamente es un placer. Sus habitantes de fuerte raigambre indígena conservan sus vestimentas tradicionales, y siempre viniendo de lejos llevan a cuestas los productos que habrán de vender en el mercado: leña, carbón, quelites del río, gallinas y guajolotes, enceres domésticos de madera, huacales, y toda variedad de verduras y semillas que más tarde habrán de estar en las mesas.

El atrio de la Iglesia de San Francisco de Asís es donde todos los callejones convergen, y es el centro neurálgico de la comunidad. Aquí es donde el corazón late al ritmo de los voladores de Cuetzalan, que en el asta justo al centro del atrio, con sus pequeños tambores y flautas, marcan el ritmo ancestral con sus descensos circulares de buenos augurios.

Si se tiene suerte, por las tardes toca presenciar algunas danzas regionales muy vistosas: la danza del huipil, la de los “miguelitos”, y la de los quetzales. En esta explanada, vendedores de flores y artesanías regalan los acentos de color y los rumores de lenguas autóctonas.

En el Mercado de Artesanías Matachiuj están los talleres que tejen, bordan, tallan, y pintan. Justo frente a éste, la Casa de la Cultura siempre promueve orgullosa los trabajos de los artistas locales. Un poco más allá, se yergue el bello Santuario de Guadalupe que los locales conocen como el Templo de los Jarritos, en referencia a los jarros de barro que adornan una de las torres del templo. El atrio del santuario sorprende al tratarse de un impresionante campo santo, con floridas tumbas y abigarrados acentos de mampostería y herrerías.

También es de visita imprescindible el hermoso Jardín Botánico Xoxotic que alberga un mariposario de excepción, además de un exótico orquideareo, y otras áreas con helechos arborescentes y plantas medicinales.

Para acercarse a las costumbres y sabores locales, conviene sin duda visitar la Cooperativa Chihuanime, donde las mujeres indígenas exponen sus delicadas artesanías de huipiles y rebozos, y preparan la comida típica de la región: las tortillas hechas a mano recién salidas del comal son un sueño, los frijoles de la olla, los huauzontles, los quelites, y la flor de calabaza, y los atoles son unos magníficos acompañantes.

La Zona Arqueológica de Yohualichan

Esta zona arqueológica totonaca ubicada a sólo 8 kilómetros de Cuetzalan, es como una pequeña réplica del Tajín en Veracruz. Las construcciones que datan del 400 d.C. ostentan un estilo arquitectónico de nichos en sus pirámides, como en el caso de la capital del Totonacapan. Sus elegantes edificios fueron levantados en explanadas naturales perfectamente simétricas. En su centro ceremonial destaca su espléndido juego de pelota, que es uno de los más bellos del país. Sin duda, Yohualichan es la zona arqueológica más bella e imponente de la Sierra Norte de Puebla.

Bellezas naturales de Cuetzalan

En los alrededores de Cuetzalan hay tesoros naturales que no podrás perderte. Las Grutas La Aventura son palabras mayores, el recorrido de más de 400 metros hacia las entrañas de la tierra quita el aliento. Sus bóvedas de más de 40 metros están habitadas por formaciones rocosas de formas sugerentes. Las estalactitas y estalagmitas descienden como cascadas pétreas desde las partes más altas, los senderos permiten tener panoramas excelsos, y los miradores también tienen mucho que decir.

También muy cerca del Pueblo Mágico está la Cascada de las Hamacas. Los recorridos por el río son muy agradables. Muy cerca está la Cascada Las Brisas, cuyas vistas tampoco tienen desperdicio. En esta caída de agua es posible realizar excitantes descensos en rappel, pero ojo, para esto es imprescindible ponerse en contacto con los profesionales en la materia que se encuentran en Cuetzalan.

En fin, el Pueblo Mágico de Cuetzalan, a un par de horas de la Ciudad de Puebla, es un destino excepcional de nuestro país. No dejes de regalarte esta experiencia, puedes estar seguro de que te acercarás a lo más  sofisticado del México indígena, con el valor agregado de maravillas naturales de belleza inaudita.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos