Una aventura en Costa Rica por Chepecleta

una aventura en Costa Rica por chepecleta

Hoy te contamos de nuestra aventura en Costa Rica, un país pequeño pero lleno de sorpresas, en especial su capital San José.

Ubicado en el centro de la isla, San José funge como eje político, turístico, económico y social. Es una de las ciudades más tranquilas y menos violentas de toda América Latina, y en el 2014 ocupó el cuarto lugar entre las ciudades con el aire más limpio de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como buenos aventureros de corazón, decidimos viajar a esta histórica y moderna ciudad para descubrir todos sus secretos, y vivir en carne propia el recorrido por la ciudad en Chepecleta. ¿No sabes de lo que te hablo? Sigue leyendo y acompáñanos a conocer todos los pormenores de un increíble viaje a San José, Costa Rica.

Te enamorarás de esta ciudad tanto como nosotros.

El inicio de la aventura en Costa Rica

Nuestro vuelo salió a las 12 del día, con una pequeña escala en Cancún. Tuvimos el tiempo exacto para llegar, tomar un snack y correr hacia el próximo avión que nos llevaría directo a Costa Rica. Era emocionante, sólo dos horas de vuelo y ¡por fin estaríamos ahí!

Llegamos directamente al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, que se encuentra aproximadamente a 18 km de San José, nuestro destino final. Hay varias formas de llegar desde el aeropuerto a la ciudad, puede ser en taxi o en autobús. Decidimos esperar éste último para comenzar a empaparnos de la ciudad y recorrerla, ver el estilo urbano que tiene y la diversidad de culturas que confluyen y que le dan un toque mágico.

Llegamos a nuestro hotel y moríamos de hambre, así que decidimos salir a buscar algo para cenar. Caminamos por el centro de la ciudad, donde se encuentra toda la zona comercial y turística, y escogimos una pequeña cafetería porque, obviamente, no puedes estar en San José sin probar un delicioso café regional.

Ya estando entrados en la parte culinaria, decidimos pedir un platillo típico para la cena que se llama chifrijo, el cual está hecho a base de chicharrones, frijoles, arroz, chile y pico de gallo como guarnición. ¡Simplemente delicioso! De pronto, ya era demasiado tarde, pero no por eso la ciudad dejó de estar en movimiento.

Vimos pasar las Chepecletas, pero esa aventura era para el siguiente día, por ahora era momento de descansar.

San José: hermoso de día y ¡de noche!

Como buenos turistas, decidimos madrugar para recorrer los lugares de interés en la ciudad, así que comenzamos por las calles y los parques.

Antes de esto desayunamos un Gallo Pinto, platillo típico de la ciudad que consta de arroz con frijoles, acompañado de huevos revueltos. Aprovechamos para ordenar el delicioso café con leche, tostadas y jugo de naranja, así estaríamos llenos de energía y listos para la aventura.

Empezamos recorriendo algunos museos, como el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, el Museo Nacional –donde vimos exhibiciones de historia natural y antropología– y el Museo de Arte Costarricense, el cual exhibe pinturas y esculturas de artistas costarricenses de los años 50. Sin duda quedamos maravillados.

También fuimos al Mercado Central de San José, al Teatro Nacional de Costa Rica y dimos una vuelta en el enorme Parque Metropolitano La Sabana, el lugar ideal para descansar y relajarse. Pero ya era hora de prepararnos para nuestro recorrido nocturno por la ciudad en Chepecleta, o lo que es lo mismo, en bicicleta.

Chepecletas es un colectivo que se dedica a organizar viajes grupales en bicicleta de día o de noche, y su principal objetivo es realizar tours guiados desde el centro de la ciudad, para mostrar los tesoros ocultos que suelen pasar desapercibidos por los turistas que están de vacaciones.

El punto de vista del recorrido es histórico-cultural, del cual aprendes mucho, haces ejercicio y ayudas al medio ambiente. Y es verdad, después de este tour observas la ciudad con otros ojos, pero de esto ya no te contamos más porque es una experiencia que debes vivir en carne propia.

Como ya te diste cuenta, San José es un destino sin igual, lleno de aventuras y cosas por hacer, no podrás estar quieto ni un minuto, así que levántate de tu asiento y ¡corre por tus boletos de avión!

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos