Un viaje a Ponce en Puerto Rico

un viaje a Ponce en Puerto Rico

Ir descubriendo los rincones más escondidos de Ponce en Puerto Rico, es una experiencia digna de tus próximas vacaciones en aquella isla.

La Isla de Puerto Rico tiene innumerables destinos atractivos, y Ponce, “la Perla del Sur” sin duda es uno de sus tesoros turísticos más preciados. Los viajes a Puerto Rico tienen que incluir la también conocida “Ciudad Señorial”.

El territorio que ocupa Ponce era habitado por los indios taínos organizados en un importante cacicazgo, antes de la llegada de los conquistadores. Hoy abundan vestigios arqueológicos en la zona que dan fe de esta y otras culturas que habitaron la región, como los igneri y los pre-taínos.

A finales del siglo XVI, con la llegada de los españoles, inició el proceso evangelizador en la zona. Hoy puede apreciarse la magnífica Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada en el corazón de la ciudad ponceña, que es símbolo de este primer choque espiritual y cultural. Ya en el siglo XVII, la ciudad se asentó a orillas del río Jacaguas, donde hoy se yergue la Plaza Las Delicias, centro neurálgico de la ciudad.

Caminar Ponce en Puerto Rico

La Perla del Sur merece ser disfrutada calle por calle. Iniciar por su espléndida Plaza Las Delicias, en el Centro Histórico, es muy recomendable para después tenerla como referencia. Entre las veredas peatonales, esculturas, y fuentes, la imponente Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe roba todas las miradas.

Aquí en la plaza también se encuentra la bella Casa Alcaldía del Municipio de Ponce, y el Parque de Bombas, que sin la duda es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Construido en el siglo XIX, fue en esa época la Estación de Bomberos de Ponce, y funcionó como tal hasta hace poco más de veinte años. El bello edificio construido en madera y con la apariencia de un castillo ibérico, hoy alberga un interesante museo histórico.

El Teatro La Perla es otro de los edificios más queridos por los ponceños. De estructura neoclásica y con bellas columnas en su acceso principal, el recinto construido en la segunda mitad del siglo XIX, tuvo que ser reconstruido en 1940 debido a los daños que sufrió por los terremotos de 1918.

Otro rumbo de la ciudad muy recomendable, que ofrece rincones y paisajes de excepción, es la colina del vigía, que alberga una imponente cruz de más de 30 metros de altura conocida como la “Cruceta del Vigía”. Los panoramas de la ciudad y del Mar Caribe que se obtienen desde aquí son excepcionales.

En esta misma colina se encuentra el bello Castillo de Serrallés, construido en los años treinta del siglo XX por los fundadores de la famosa destilería Serrallés. Su estilo ecléctico y sobrio es de llamar la atención, y sus patios, jardines y terrazas son de gran belleza; en sus salones y habitaciones se conserva el mobiliario de época que perteneció a la familia. Aquí existe un interesante museo que habla sobre la importancia de la industria azucarera y del ron para la isla.

Pero si has de decantarte por un museo ponceño, no tengas la menor duda que el Museo de Arte de Ponce es la elección, inaugurado en 1965. El museo es el más importante en el Caribe en su tipo, y ostenta más de 3000 piezas de arte en sus más de 14 galerías y salones. Su acervo cubre los periodos que van del siglo XIV al XX; pintura española, francesa, italiana y de los Países Bajos, con autores como Zurbarán, Greco, Goya, Murillo, Eugéne Delacroix y Gustave Coubert, son sólo algunos de las grandes obras del arte universal que están aquí.

Los alrededores de Ponce

El Centro Ceremonial Indígena de Tibes, en las afueras de Ponce, es muy didáctico. Se trata de una de las zonas arqueológicas más importantes del Caribe, el lugar fue habitado por las culturas igneris y pre-taínas. El documental que se ofrece sobre los antecedentes del lugar y los más recientes hallazgos arqueológicos es muy ilustrativo, como lo son también la museografía y las diversas salas de exhibiciones. El centro ceremonial también cuenta con un jardín botánico ideal para los momentos de tranquilidad. La aldea indígena Yucayeque, la zona arqueológica y todo el conjunto en general, resultan atractivos y enriquecedores.

Frente al puerto de Ponce, es visible un frondoso y exuberante islote. Se trata de la Isla Caja de Muerto, una reserva natural que entre otras cosas ostenta varias playas paradisiacas. El lugar también cuenta con una reserva de tortugas marinas que puedes visitar. El faro de la isla, del siglo XIX, domina el horizonte; llegar a él por los hermosos senderos colina arriba, es obligado si quieres obtener algunas de las postales más portentosas del Caribe.

En fin, Ponce es de esas joyas caribeñas que debes considerar en tu agenda de viajes. Además de sus bellezas naturales e históricas, los boricuas son grandes anfitriones. Regálate este destino caribeño y disfruta de las maravillas puertorriqueñas, puedes estar seguro de que la isla se quedará entre tus destinos predilectos.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos