Santa Clara del Cobre, el encanto de un Pueblo Mágico

Santa Clara del Cobre, el encanto de un Pueblo Mágico

Santa Clara del Cobre, Michoacán, es un Pueblo Mágico encantador que ofrece a los visitantes toda la sencillez y delicadeza de la provincia.

Casonas coloridas, hermosas plazoletas adornadas, capillas barrocas, una arraigada tradición orfebre de tiempos anteriores a la Conquista, una gastronomía ancestral, y montes boscosos con campos de flores y lagos, es lo que esta región purépecha ofrece a los viajeros que gustan de un pueblo cuya magia reside en su devenir cotidiano.

Pasearse por Santa Clara del Cobre

Caminar por Santa Clara del Cobre es un gran ejercicio de contemplación, cada uno de sus rincones vale la pena. Sus plazoletas presentan portales y ventanales con macetas de cobre floridas, entre columnas y terrazas. De la Plaza Principal surgen deliciosos aromas de atoles de pinole y maíz, de las exquisitas enchiladas, las sopas tarascas, las tortas de tostada, el borrego relleno y, no podían faltar, las carnitas michoacanas. En el Portal Hidalgo, los restaurantes son una tradición a la que no podrás resistirte.

Los tonos cobrizos de las bancas y faroles abren paso a un maravilloso quiosco, con techo y barandales igualmente de cobre. En el centro destaca una olla de este mismo material que conmemora la tradición del cobre martillado en la región. En los portales que circundan la plaza, se extienden decenas de tiendas artesanales, con los objetos de cobre como las estrellas del lugar, aunque también son valiosos los textiles, las cerámicas y la cestería.

Basta con dar la vuelta a la plaza para distinguir el Templo de Nuestra Señora del Sagrario, dedicado a la patrona de los artesanos Santa Clara de Asís; en su interior destacan sus bellos candelabros de cobre y un altar barroco. Enfrente, el Templo de la Inmaculada Concepción es otra joya del siglo XVII, con su Huatápera a un costado, que en tiempos de la colonia era el albergue y hospital de los purépechas.

Otra visita que no debe faltar es la de la Biblioteca Pública Municipal José Rubén Romero, albergada por un bello edificio del siglo XIX, y cuya colección de libros antiguos es un tesoro invaluable de los michoacanos.

La tradición del cobre

En este Pueblo Mágico prácticamente todos los habitantes se dedican al trabajo del cobre martillado. Aunque esta tradición existía desde tiempos prehispánicos, cuando los misioneros franciscanos llegaron a la región, introdujeron nuevas técnicas que se han mantenido hasta la actualidad. Si bien las minas en los alrededores del pueblo dejaron de explotarse hace algún tiempo, principalmente por los elevados costos de extracción, es interesante acercarse a las fundidoras que realizan los procesos de depuración y derretimiento del cobre, que hoy se obtiene del reciclaje de cables eléctricos y tubos, principalmente.

La Casa del Artesano también es de visita obligada; aquí los mejores maestros artesanos comparten sus saberes con los jóvenes del pueblo. En la localidad abundan los talleres familiares, a los que podrás acercarte para conocer los detalles de la elaboración de espectaculares piezas de cobre. El martillado es lo que le va dando forma al cobre al rojo vivo hasta lograr artesanías maravillosas.

Y en el Museo del Cobre podrás ver exhibidas las mejores piezas, que incluso han ganado premios en los concursos del Cobre Martillado. Platones, vasijas, ollas, candelabros y lámparas llenan los salones del recinto, pero también es interesante admirar las piezas que trabajaban los antiguos purépechas.

No olvides adquirir un recuerdo de cobre antes de abandonar el lugar, para que nunca olvides esta experiencia de fulgores naranjas e interminables conciertos de martilleos.

En los alrededores del Pueblo Mágico

A las afueras de Santa Clara del Cobre, la naturaleza es abundante, pero si debes elegir, el Lago de Zirahuén es una muy buena opción. Aquí los paseos en lancha son una delicia, además tienes todas las facilidades para la práctica del kayak, y del mismo modo hay bicicletas de montaña, caballos y cuatrimotos para recorrer el lugar. Si te gustan las expediciones, puedes cruzar el bosque por senderos y puentes colgantes que regalan vistas increíbles, e incluso puedes animarte a lanzarte de la tirolesa que cruza por encima del lago.

En fin, Michoacán te tiene deparadas sorpresas y encuentros fabulosos. En este Pueblo Mágico se funden tradición, belleza y naturaleza al ritmo de los martillos, y tanto sus escenarios como su gente no te dejarán indiferente. Santa Clara del Cobre te espera.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos