Regiones naturales de Chihuahua en las Perlas del Conchos

Regiones naturales de Chihuahua en las Perlas de los Conchos

Algunas de las regiones naturales de Chihuahua más espectaculares se encuentran al sur de la ciudad, en la zona conocida como las Perlas del Conchos.

Al sur de la ciudad de Chihuahua, se extiende unas de las comarcas más prosperas del norte de México. Esta región agrícola en las vertientes del río Conchos produce la mitad de las nueces del país, y más del 10% de las que se encuentran en el mercado mundial.

Estas tierras fértiles que se nutren de la humedad del río, albergan atractivas ciudades como Camargo, Delicias, Saucillo y Jumiles, que son conocidas como las Perlas del Conchos. Toda la región está íntimamente ligada al devenir histórico de Chihuahua, ya que durante la época colonial la actividad minera fue muy productiva y trajo consigo bonanza.

Recorrer las Perlas del Conchos con sus hermosos escenarios naturales y su patrimonio histórico, es un privilegio y un placer para los viajeros. Aquí te proponemos una ruta por las vertientes del Río Conchos que te llenará de emociones profundas.

Encontrarás paisajes soberbios como los extensos valles de nogales que regalan verdes oscuros, y te sorprenderás con los vestigios de dinosaurios encontrados en la zona que podrás visitar en los museos de Delicias. Disfrutarás de las increíbles cuevas de Naica y las misiones franciscanas del siglo XVII, y te deleitarás en las presas, lagos, manantiales y pozas naturales que existen en la región.

La aventura inicia en Delicias

La ciudad de Delicias está aproximadamente 90 kilómetros al sur de la capital del estado, y es la puerta de las Perlas del Conchos. La entidad se encuentra en el corazón de una región agrícola, y cuenta con un par de museos que no puedes perderte.

El Museo de Paleontología es de los más importantes del país, en él podrás descubrir 7 dinosaurios encontrados en el Desierto Chihuahuense, entre ellos un hadrosaurio de la era Mesozoica, que es el único en su género encontrado en nuestro país. Asimismo, el museo te invita a conocer colecciones de caracoles, peces y plantas fosilizados, un estupendo esqueleto de mamut e incluso una ballena gris.

Por otro lado, el Museo del Desierto con sus más de 2500 metros cuadrados también es imperdible. En sus cuatro modernas salas se presentan diferentes exposiciones que tienen que ver con distintas eras: el Desierto Actual, la Edad de Hielo al Período Pleistoceno, Período  Cretácico, y  Dinosaurios.

Entre las evidencias paleontológicas más sorprendentes están dos Estegosaurios y Dilofosaurios que provienen del Período Jurásico. Además, los dinosaurios mecánicos son una gran experiencia para los niños y los no tan niños, pues remiten a los tiempos inmemoriales en que la tierra fue dominada por estos gigantes.

A 7 kilómetros de Delicias, la ciudad de Meoqui a orillas del río San Pedro es una joya. Sus orígenes datan de principios del siglo XVIII, con la llegada de los franciscanos. Las aguas de su río son de renombre internacional por sus propiedades naturales; su frescura y sus minerales dulces le dan un sabor único al agua. De hecho, en la zona se han establecido algunas de las refresqueras más importantes para aprovechar este recurso exclusivo.

La ciudad también presume el templo de San Pedro y San Pablo erigido a mediados del siglo XIX, con un perfil neoclásico sobrio. En Meoqui conviene preguntar por el Vado, donde hay excelentes restaurantes para acercarte a las tradiciones gastronómicas chihuahuenses. Los tacos morelianos de puerco son muy típicos del Conchos, y son una delicia; y el guisado de abigeo hecho a base de carne seca y chile rojo también es estupendo.

Regiones naturales de Chihuahua: Cuevas de Naica

Las cuevas de Naica, a unos 60 kilómetros al sur de Delicias, son de las expresiones naturales más impresionantes del país. Aquí tendrás la oportunidad de sumergirte en las profundidades de la tierra para descubrir las formaciones de cristales naturales más increíbles, un lugar que sin duda va más allá de la imaginación.

En las cuevas de las Espadas y de los Cristales Gigantes, situadas en las entrañas de la sierra de Naica, existen cristales de selenita de miles de años de antigüedad. Las enormes bóvedas están repletas de estos minerales que van de techo a suelo, y están presentes en cada recoveco cavernoso.

Las profundidades de la sierra de Naica han sido explotadas desde hace más de un siglo, de esta cuevas se extrae plomo, zinc, cobre, plata y oro, y se procesa casi un millón de toneladas al año.

Esta maravilla natural puede ser visitada previo aviso, y con la contratación de un guía en la oficina de turismo de Delicias. El lugar está acondicionado para que los visitantes puedan internarse por más de 120 metros de profundidad. Algunos de los cristales de selenita son de proporciones descomunales, hasta de 7 metros de longitud y 2 metros de diámetro, y en una sola cámara se pueden ver hasta 20 de éstos.

Los grandes cristales de selenita de Naica son de las variedades más hermosas y cristalinas del yeso; las Cuevas de Las Espadas y de los Cristales Gigantes de Naica representan una maravilla natural sin comparación en nuestro país.

San Francisco de Conchos, la Presa Boquilla y el Lago Colina

Continuando con rumbo sur, a unos 70 kilómetros de Naica se encuentra el pueblo de San Francisco de Conchos, una localidad fundada en 1650 por los franciscanos. En el lugar destaca el antiguo templo parroquial de la misión, que ostenta una preciosa fachada barroca de cantera.

En las estribaciones de la localidad, la Presa de la Boquilla es ideal para perderse unas horas en la naturaleza. El Balneario que está a un costado de la presa tiene cascadas, arroyos y manantiales, así como estupendos restaurantes donde se puede disfrutar de los pescados de la presa. Incluso hay cabañas para hospedarse entre idílicos paisajes.

Y a 3 kilómetros de San Francisco de Conchos, el lago Colina que es un paraíso para los amantes de las actividades acuáticas. En los alrededores del lago son muy atractivos los restaurantes que preparan soberbios platillos con los pescados de la laguna. Este también es un destino ideal para hospedarse; sus cabañas rústicas con vista al lago son magníficas para descansar en uno de los parajes más bellos de esta ruta.

En tu próxima estancia en Chihuahua, no dejes de visitar las perlas del Conchos, pues es toda una alternativa de viaje de aventura para compartir con los seres queridos. Dinosaurios, cristales gigantes, vestigios históricos y cuerpos de agua magníficos, te esperan en este destino privilegiado del Desierto Chihuahuense.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos