Reflejos de grandeza en Taxco de Alarcón

reflejos de grandeza en taxco de alarcon

El Pueblo Mágico de Taxco de Alarcón, a mitad de camino entre la Ciudad de México y Acapulco, es uno de los tesoros coloniales más preciados del país.

Esta ciudad minera fue de las más prósperas del Virreinato y, en consecuencia, su tradición platera, todavía muy viva, es legendaria. Perderse hoy en sus callejones empedrados de tejas rojas y fachadas blancas, para abrazar sus joyas arquitectónicas y curiosear en sus mercados y locales con todo tipo de diseños en joyería de plata, es una delicia.

Taxco de Alarcón desde las alturas

Una buena manera de abordar Taxco es desde las alturas; para ello conviene alcanzar el teleférico que cruza la ciudad, y subir a alguno de los miradores en los alrededores. Desde estos puntos tendrás a la vista los principales y más emblemáticos edificios.

La estación del teleférico, que está a más de 200 metros de altura en una de las serranías que rodean la ciudad, ofrece vistas “coleccionables”; durante el trayecto desde las cabinas tendrás todos los ángulos posibles de los callejones, barrios, y edificios icónicos.

Desde la explanada del Cristo monumental, que se yergue imponente en uno de los promontorios más elevados de la ciudad, se obtienen más panoramas soberbios pero con ángulos diferentes: el Zócalo, la maravillosa Parroquia de Santa Prisca y San Sebastián, la Avenida de los Plateros, y todas las terrazas de restaurantes y cafeterías. Desde allí podrás planear con lujo de detalle tu jornada con las visitas “de cajón”, y tendrás la oportunidad de ir escogiendo las mejores terrazas para comer.

La Parroquia de Santa Prisca y San Sebastián

Esta parroquia en la Plaza Borda es la obra maestra de Taxco. Construida en cantera rosa en 1758, Santa Prisca y San Sebastián es uno de los ejemplos del barroco mexicano más imponentes y espectaculares. Su fachada y sus torres de estilo churrigueresco quitan el aliento; en su interior sus doce retablos cubiertos de hoja de oro con delicadas pilastras de cantera rosa son obras de arte espléndidas. El retablo mayor está dedicado a la Purísima Concepción y a los patrones de Taxco: Santa Prisca y San Sebastián. El órgano monumental es también una joya del arte universal.

Mucho ojo a su capilla decorada con azulejos de talavera, y el púlpito elaborado con maderas preciosas. Los óleos del famoso pintor novohispano Miguel Cabrera, que se encuentran tanto en los retablos como en la sacristía, no hacen más que aumentar el valor de Santa Prisca, como si estuviera corta de belleza. Tal cual, las pinturas de Santa Prisca y San Sebastián son posiblemente las obras más importantes en la vida del maestro Cabrera.

Los mejores arquitectos, canteros y artistas de la época estuvieron vinculados con esta obra magna. Es importante saber también que el templo fue construido en solo siete años (que para la época era un periodo muy breve para el levantamiento de edificios de esta envergadura), lo cual explica su unidad en el estilo y su equilibrio en las formas.

Hay otras visitas imperdibles en Taxco. Por ejemplo, el Templo de la Santa Veracruz. También el Museo de Arte Virreinal, albergado en la casona del siglo XVIII conocida como la Casa Humboldt (sí, perteneció al famoso viajero-explorador e investigador Alexander Von Humboldt). El Museo William Spratling, erigido en honor a quien abrió el primer taller de joyería de plata en la entidad en 1931, es también muy recomendable. Las piezas de plata diseñadas por Spratling, su colección de piezas prehispánicas y otras singulares colecciones que pertenecieron a este gran personaje son maravillosas.

El Mercado de la Plata

Explorar los puestos, tiendas y boutiques de plateros en Taxco de Alarcón es muy disfrutable. Los sábados son los días donde todos salen a las calles y abren sus locales para mostrar su filigrana y diseños de platería. En la Avenida de los Plateros se ubican decenas de puestos y locales con piezas de joyería para todos los gustos. En las calles aledañas también hay tiendas, boutiques lujosas e incluso talleres donde podrás descubrir algunos de los secretos del quehacer platero. En este tipo de locales, que también son espacios de trabajo, tienes la seguridad de que estarás comerciando directamente con los artesanos plateros, lo que te garantiza los mejores precios, además de que podrás encargar diseños específicos o acceder a esas piezas que los autores tienen siempre escondidas en el “fondo del cajón” para los clientes especiales, es decir: tú.

En las noches sabatinas el ambiente en el Zócalo es muy animado. Los mariachis ponen la música; las terrazas de las cafeterías y restaurantes, las mejores vistas de la “fiesta”; los bares y cantinas, las bebidas exóticas o simplemente los tequilas de toda la vida pero con sangrita, limón y sal. Los ¿Oferta gastronómica? Cortes de carne, pozoles, menudo, cecina con crema y queso fresco y taquitos de carnitas dan la cara por Taxco.

Taxco de Alarcón es un magnífico destino para pasar fines de semana, caminar sus callejones, devorar sus joyas coloniales, divertirse en las noches bohemias del Zócalo y, por si fuera poco, regresar a tu ciudad con plata. Muy buen viaje.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos