Plazas del Centro Histórico de Querétaro

Plazas del Centro Histórico de Querétaro

Las plazas y jardines del Centro Histórico de Querétaro forman parte del colectivo de atractivos de la ciudad, y no pueden faltar en tu visita.

Perderte entre las calles de la capital de este estado es obligatorio en la vida de cualquier viajero. En el recorrido encontrarás lugares apartados en los que podrás leer, relajarte y disfrutar de su belleza histórica y arquitectónica.

Acompáñanos a conocer un poco más de las tantas plazas y jardines de esta bella ciudad.

Plazas y jardines del Centro Histórico de Querétaro

Plaza de Armas

Hace varios siglos fue considerada una de las más bellas de toda Latinoamérica, y tiene un marcado aire español de la época de la conquista. Desde el primer momento, llama la atención la fuente central dedicada al Marqués de la Villa del Villar del Águila, benefactor que construyó el famoso acueducto que, en su momento, proporcionaba el agua a toda la ciudad. La estatua del marqués se erige en lo alto de la fuente, por encima de todos los transeúntes, rodeado de figuras de perros. Por las noches, la fuente se ilumina brindando un espectáculo para los ojos.

A pesar de ser una de las plazas más transitadas, se puede respirar la tranquilidad, pues toda la plaza está rodeada de árboles y bellas jardineras con bancas donde puedes sentarte a descansar, mientras ves el transcurrir de la gente. Podrás ver a los globeros ofreciendo sus juguetes a los niños, que corretean por todo el lugar, y eventualmente algún joven se te acercará para venderte una linda artesanía o una pulsera tejida.

Quedarás embelesado con la arquitectura que rodea la plaza. De hecho, uno de los edificios más importantes de todo Querétaro está en esta plaza: el Palacio de Gobierno, que era la Casa de la Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez, donde se llevaron los planes conspiracionales de la Independencia, y donde empezó uno de los episodios más importantes de la historia de México.

Jardín Zenea

Este bellísimo jardín ubicado justo frente al Templo de San Francisco, tiene un hermoso kiosco de estilo porfiriano, y una fuente de hierro fundido dedicada a la diosa griega de la juventud Hebe. Debido a que el kiosco fue puesto después de la construcción de la plaza, no se pudo poner al centro, pero es igual de imponente.

Durante mucho tiempo fue el lugar de reunión de todos los queretanos por excelencia, antes de que se remodelaran y modernizaran otras plazas. ¡No olvides llevar un libro! Ya que en este lugar te darán ganas de sentarte un buen rato a disfrutar de la calma y la quietud que ofrece el jardín.

En los meses de invierno, todo el jardín se convierte en un enorme Nacimiento que relata la versión bíblica de la llegada de Jesús. Asimismo, cada fin de semana se reúnen los ancianos de la ciudad para bailar danzón con una orquesta en vivo, y seguro te tocará ver alguno de los tantos espectáculos y grupos musicales que se presentan en el kiosco.

Jardín Guerrero

Se llama así porque está dedicado a Vicente Guerrero, de quien hay una estatua en medio del jardín. Este es uno de los más populares y bulliciosos, pues es donde se reúnen mayormente los jóvenes a practicar sus pasos de break dance o dubstep, y a andar en bicicleta y patineta. Alrededor del lugar hay cafeterías y negocios de comida mexicana, que a los turistas les encantan. Sin duda, las gorditas queretanas de ahí son de las mejores de la ciudad.

Por las noches, los lugareños disfrutan de sacar a sus perros en esta zona, y sentarse a descansar alrededor de la fuente. Dato curioso es que, como muchas otras plazas, ésta también fue remodelada casi en su totalidad, pero los queretanos se rehusaron a que la fuente fuera modificada, pues es una de las más antiguas y emblemáticas de la ciudad, por lo que si visitas el jardín te encontrarás con una plaza completamente modernizada –¡incluso hay enchufes en los árboles!–, pero con un conjunto de fuentes clásicas intactas al centro.

Aquí es recomendable comprar artesanías, entrar a comer a alguno de los restaurantes y cafeterías, disfrutar de la sombra de los árboles y, si tienes suerte, incluso podrás presenciar alguno de los conciertos o ferias que se hacen en el lugar.

Plaza de la Corregidora

Esta es una plaza pequeña con una columna monumental que representa el pasaje de la Independencia, con doña Josefa Ortiz de Domínguez, la Corregidora, en lo alto. Para llegar a la plaza forzosamente debes llegar a través de los callejones o de otras plazas.

La pequeña plaza está rodeado de bares y restaurantes que ofrecen sus servicios hasta altas horas de la noche. Karaokes, fiestas y reuniones se llevan a cabo en este lugar. Al pie de la columna, los artistas callejeros hacen gala de sus habilidades circenses y de entretenimiento para el público, y los fines de semana se pone un pequeño mercadito de artesanías que bien vale la pena visitar.

Plaza de la Constitución

Esta es la plaza más nueva, también conocida como “la plaza del ovni” por los oriundos del lugar, pues al centro tiene una gran fuente redonda y semiplana, que asemeja a un platillo volador. Alrededor de la fuente hay modernas bancas para reposar, jardineras llenas de flores, y faroles que a la vez son bocinas. Y es que el venero en realidad es una fuente danzarina, que cada determinado tiempo lanza chorros de agua al ritmo de la música que sale de las bocinas.

Aunque está prohibido meterse a la fuente, los niños y jóvenes no pierden ocasión de hacerlo cuando los policías no están viendo, y ver el agua saltando al ritmo de la música siempre es un espectáculo digno de verse.

Aquí encontrarás desde puestos de artesanías, negocios de comida y ropa, hasta un lujoso hotel que ofrece algunas de las mejores habitaciones para tu estancia en Querétaro, así como restaurantes y bares con una hermosa vista hacia la plaza. También en este lugar se llevan a cabo eventos magnos prácticamente todos los fines de semana.

Plaza de Santa Rosa de Viterbo

Aunque hace mucho tiempo que existe una plancha rodeada de árboles y arcos frente a la iglesia de Santa Rosa de Viterbo, la plaza se ha convertido en una atracción desde su modernización, pues colocaron una fuente danzarina de colores que atrae tanto a queretanos como turistas de todos lugares.

Alrededor de la plaza yacen hostales, restaurantes y cafeterías con sillas afuera, para disfrutar de una rica limonada mientras se goza del típico calor queretano. Algunos puestos ofrecen gorditas de nata, juguetes tradicionales y joyería artesanal, mientras las parejas pasean tomadas de la mano. Aproximadamente cada hora, la fuente comienza a bailar al ritmo de música, y cambiando de colores. Obviamente, el espectáculo se disfruta más durante la noche.

En fin, estas son sólo algunas de las plazas y jardines más recomendables para visitar en el Centro Histórico de Querétaro; cabe mencionar que todas tienen conexión wifi gratis. No dejes pasar la oportunidad de visitarlas en carne propia, y disfrutar de una maravillosa estancia en una de las ciudades coloniales más bellas del país. ¡Buen viaje!

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos