Paseando por la ciudad de San Luis Potosí

Paseando por la ciudad de San Luis Potosí

La Ciudad de San Luis Potosí es uno de los tesoros coloniales de nuestro país, que encanta a sus visitantes por su cultura y arquitectura.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la capital del estado presume un señorial centro histórico, además de barrios antiguos, espléndidos recintos museísticos, parques y una gastronomía mestiza que es de las más sofisticadas del país.

San Luis Potosí es de tradiciones arraigadas que la hacen única, como su Procesión del Silencio en Semana Santa o su Feria Nacional, donde desfiles de carros alegóricos, palenques, conciertos y muestras gastronómicas y artesanales atraen a turistas de los cuatro puntos cardenales.

Deambular por las plazas potosinas

En un radio relativamente reducido, podrás ir descubriendo poco a poco el centro histórico de la ciudad de San Luis Potosí. Cada esquina tiene ese guiño de tiempos virreinales y hazañas históricas.

Tu paseo puede iniciar por la Plaza Fundadores, que es precisamente donde la ciudad se fundó a finales del siglo XVI. Aquí encontrarás algunos edificios emblemáticos, como el antiguo colegio jesuita del siglo XVII que hoy alberga la Universidad del Estado. También verás la Capilla de Loreto, un orgullo de los potosinos, que junto con la Iglesia del Sagrario del siglo XVIII complementa un bellísimo primer cuadro de la ciudad.

Si sigues caminando, llegarás en algún momento a la Alameda Juan Sarabia, que cuenta con arboledas y andadores muy acogedores. Date la oportunidad de conocer aquí el Centro de Difusión Cultural, que siempre tiene exposiciones plásticas y actividades. Muy cerca de la alameda, la Plaza del Carmen está llena de casonas con patios y columnas que enmarcan el Templo del Carmen, del siglo XVIII, y que es uno de los tesoros coloniales más valiosos que hay. El estilo barroco de su fachada es elegante, y en su interior su altar cubierto de detalles dorados es una verdadera obra de arte.

La Plaza de Armas con su bello Jardín Hidalgo, cuenta con un bello quiosco de cantera al centro, que es punto de reunión de los potosinos. Desde ahí podrás ver la fachada de cantera de la catedral, con sus enormes torres a los lados. Del mismo modo, te impresionarán el Palacio Municipal y la Casa de la Virreina, que en realidad es una mansión que albergó en algún momento a la única virreina de la Nueva España, Doña Leonora Carreto.

Por su lado, la Plaza de San Francisco, a la sombra de arboledas y arbustos, te dará la bienvenida con su Templo de San Francisco. Aquí mismo encontrarás la Casa del Artesano, donde podrás adquirir algunas de las artesanías más representativas del estado, que van desde rebozos multicolores, hasta muebles de huacalillo con palma y artículos de piel, entre otras joyas artesanales.

Para relajarte y descansar, el Parque Tangamanga es ideal. Resulta un espacio muy gratificante, ya que cuenta con entretenimiento para todas las edades, desde juegos infantiles hasta recintos deportivos, y el fabuloso Museo Laberinto de las Ciencias y de las Artes, que mantiene actividades interactivas todo el año, y que siempre fascinan.

Y si dispones de un poco más de tiempo, acércate a los barrios antiguos de la ciudad; San Miguelito, Tequisquiapan, San Sebastián y Santiago son algunos de los más conocidos. Por cierto, en la calzada Guadalupe se encuentra la Caja del Agua, un monumento muy emblemático para los potosinos, pues aquí se encontraba la acequia que abastecía antiguamente a la ciudad.

La cultura en la ciudad de San Luis Potosí

La ciudad también tiene un abanico cultural rico e interesante. Su famoso Teatro de la Paz, a un costado del Convento del Carmen, tiene una fachada de cantera rosa de singular belleza, y sus interiores son sobrios y elegantes, con toda esa atmósfera de los tiempos en que ir al teatro era toda una ceremonia de etiqueta.

El Museo Regional Potosino, en la Plaza Aránzazu justo atrás del Templo de San Francisco, es de muy recomendable visita. Sus salas con colecciones prehispánicas y virreinales te acercarán a los procesos históricos de la entidad. En su planta alta encontrarás la barroca Capilla de Aránzazu, que es un fiel testimonio arquitectónico novohispano, con su bello atrio techado y la pinacoteca virreinal.

Y ya que estés inmerso en las cuestiones culturales, la visita del Museo Francisco Cossío, que es hoy la Casa de la Cultura, también vale mucho la pena. Cobijado por una espléndida casona de principios del siglo pasado, este recinto exhibe colecciones arqueológicas, artes visuales, artes populares, fotografías, objetos y obras que van del siglo XVI hasta nuestros días.

La cocina potosina

No podrás dejar la ciudad sin darte el gusto de paladear las exquisiteces potosinas. Ya sea en el Mercado Hidalgo o en las terrazas más elegantes en las plazas de la ciudad, no podrá faltar la carne de cerdo en chile ancho, los cabuches con flores de cactáceas, el zacahuil o tamal potosino con carne de puerco, la gorditas de migajas, las enchiladas potosinas, los tacos rojos, el fiambre con carne de res y vegetales, o los elotes asados que encontrarás en cualquier esquina.

Ten la seguridad de que la ciudad de San Luis Potosí no te decepcionará. Por si fuera, poco sus alrededores tienen mucho que ofrecerte para la aventura y el contacto con la naturaleza, así que ¿qué esperas para visitarla?

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos