Mapimí y otros atractivos naturales de Durango

Mapimí y otros atractivos naturales de Durango

El Pueblo Mágico de Mapimí y sus alrededores, resguardan algunos de los atractivos naturales de Durango más preciados. ¿Quieres conocerlos?

Entre serranías áridas, eternos arenales y horizontes de cactáceas, se encuentra el lejano Pueblo Mágico de Mapimí, en el estado de Durango. Muy cerca de la Reserva de la Biósfera del Bolsón de Mapimí y de la misteriosa Zona del Silencio, sin duda éste es uno de los lugares más exóticos para visitar en nuestro país.

Aunque Mapimí se encuentra en el estado de Durango, está a sólo media hora del aeropuerto de Torreón, cerca de la comunidad de Bermejillo. Además de ser el punto donde se encuentra la desviación hacia Mapimí, este pequeño pueblo tiene el atractivo de poseer varias tiendas y puestos sobre la carretera que venden piedras y minerales extraídos en la región, sobre todo en la zona de la Sierra de Sarnoso. Desde Bermejillo, son sólo 25 kilómetros para llegar al pueblo de Mapimí.

Un paseo por Mapimí

Este Pueblo Mágico habitado en épocas prehispánicas por los indios tobosos y cocoyames, fue nombrado por los jesuitas como Santiago de Mapimí en 1598. Deambular por sus callejones empedrados donde se respira su pasado minero, es un regalo para el alma.

Algunos edificios que vale la pena visitar son el Templo de Santiago Apóstol y el Templo del Señor de Mapimí, ambos del siglo XVIII. En la plaza principal hay otros edificios valiosos, como la Casa del Cura de Dolores, icónico porque fue aquí donde Hidalgo, Allende y Aldama pasaron algunos días en su camino hacia Chihuahua, tan sólo unos días antes de ser fusilados.

La bella casona del siglo XVI que fungió por un tiempo como Palacio Nacional, donde Benito Juárez pasó algunos días en 1864, hoy alberga el Museo de Historia de Mapimí, cuya visita es muy recomendable para conocer un poco más de la región. Otros edificios emblemáticos son el antiguo Departamento de comercio, el del Servicio Postal, y el cementerio de la localidad.

El Puente de Ojuela

El Puente de Ojuela que cruza del pueblo de Mapimí hacia la mina de Santa Rita, es simplemente increíble. Fue construido a finales del siglo XIX, y con sus 300 metros de largo era el segundo más grande del mundo. Está constituido por torres de madera, líneas de acero, y tablones, y aunque actualmente sólo puede ser cruzado a pie, en su momento su solidez permitía acarrear todos los materiales extraídos de la mina, ¡cientos de toneladas!

La experiencia de cruzar el puente a través de un desfiladero a más de cien metros de altura, definitivamente es una aventura emocionante. Eso sí, los panoramas desde aquí son maravillosos. Ya en la mina de Santa Rita, hay varias opciones de actividades. En el museo del sitio, las recreaciones de los asaltos a trenes en las épocas de bandoleros, son muy divertidas e interesantes. Desde aquí también puedes disfrutar de paseos en bicicleta, tirolesas, rappel y escaladas con diferentes niveles de dificultad.

Otros atractivos naturales de Durango

Muy cerca de Mapimí están las Grutas del Rosario, con gigantes formaciones rocosas y bóvedas naturales formadas con el tiempo, que las hacen imperdibles.

La Reserva de la Biósfera del Bolsón de Mapimí también está muy cerca, y por supuesto la visita es un regalo inigualable. Sus lagunas que alimentan al caudaloso río Nazas, con acentos delicados de flora y fauna endémica, no tienen igual.

La Zona del Silencio, justo en el centro del Bolsón de Mapimí, es famosa en todo el mundo por manifestar un fenómeno muy particular de los conos magnéticos, que bloquea las transmisiones y las ondas de radio en el lugar. Curiosamente, se encuentra a la misma altura geográfica que el Triángulo de las Bermudas y las pirámides egipcias, que también reportan extrañas anomalías magnéticas.

Lo que es cierto es que la región  presenta enormes bancos de fósiles y fragmentos de aerolitos, y es el hogar de la rara tortuga del desierto. Desde luego, abundan mitos y leyendas de todo género y procedencia, pero sin duda alguna se trata de un lugar insólito que vale mucho la pena visitar.

Un viaje al Pueblo Mágico de Mapimí es sólo para los más aventureros, que gustan de las experiencias diferentes. Anímate a conocer este rincón en el norte de nuestro país, no quedarás decepcionado.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos