Lugares turísticos de Veracruz: Xico

lugares turísticos de Veracruz: Xico

Uno de los lugares turísticos de Veracruz, y poco frecuentado, es el Pueblo Mágico de Xico, donde el café y la tranquilidad se respiran día a día.

El Pueblo Mágico de Xico en una exuberante región de cafetales, beneficios, y haciendas; sus fachadas coloniales y coloridas, sus floridos callejones con balcones y ventanales de herrería, sus tradiciones culinarias de ancestrales aromas y los paisajes naturales de la zona, lo convierten en un entrañable destino cargado de simbolismos e historia, para quienes disfrutan de ir desmenuzando los rincones de este país de esencias mestizas.

Lugares turísticos de Veracruz: Xico

La mejor manera de llegar a Xico es desde la Ciudad de Xalapa, donde puedes aprovechar tu estancia para visitar el espléndido Museo de Antropología de Xalapa, que es el segundo más importante del país después de la Ciudad de México.

El camino va bordeando el Parque Nacional Cofre de Perote, que es un paraíso para los amantes de aventuras extremas. Antes de entrar al pueblo, que no está a más de 20 kilómetros de Xalapa, te encontrarás con el río Coyopolan y un antiguo puente de piedra que lo cruza. Por ahí están las Cabañas del Puente, una muy buena opción para hospedarse en medio de un santuario natural.

Desde que se llega al pueblo sorprenden sus aromas a cafetales, sus húmedos ambientes y su vida cotidiana típicamente pueblerina, cadenciosa y siempre con tiempo para el saludo y la charla amena.

La Parroquia de Santa María Magdalena, del siglo XVI, es su edificio más emblemático. Su fachada neoclásica con acentos barrocos y sus portales aledaños con jardines, son la mejor bienvenida. En su interior, el llamado Patio de las Palomas es muy interesante, pues cuenta con el Museo del Vestido, donde hay centenares de vestidos producidos en honor a la Santa Patrona. Desde el campanario las vistas del pueblo son una caricia al alma.

Otro templo importante es la Capilla del Llanito, donde se venera al Santo Niño. También vale la pena acercarse al Museo Totomoxtle, donde se exponen interesantes piezas realizadas con hojas de maíz por los lugareños. En algunas tiendas podrás descubrir interesantes trabajos de máscaras y artesanías elaboradas con madera de café, y en la Plaza de los Portales, con su bella glorieta de estilo Art Decó, encontrarás restaurantes y cafés de muy buena presencia.

En los alrededores

En los alrededores de Xico resulta gratificante la visita del hermoso beneficio cafetalero de Abamoxol, que es el más importante de esta región. Aquí se te dará una docta explicación sobre los distintos procesos de producción del café de altura, podrás darte un buen paseo por las plantaciones de cafetales, y por supuesto terminar con la degustación del buen café de Xico.

Entre los ríos y arroyos que circundan el Pueblo Mágico, hay algunas joyas naturales que merecen ser abrazadas. La cascada de Texolo, a sólo 3 kilómetros, con sus casi 80 metros de altura es fantástica, sus miradores y veredas ofrecen sensaciones inolvidables. Muy cerca, la cascada de La Monja también tiene mucho que decir. El Puente de Pextlán, a la salida del poblado, cruza un espléndido cañón, por lo que cruzarlo es toda una experiencia. Y la granja de truchas es ideal para la degustación de truchas empapeladas a la sombra de la exótica vegetación.

La gastronomía de Xico

Los productos culinarios de Xico son realmente excepcionales. En la calle Hidalgo, las molerías y licorerías se llevan todos los reflectores. Los licores artesanales de mora verde, de guayaba y de maracuyá son una delicia; la variedad de las molerías son de primer orden. Otras tiendas delicados aderezos, hierbas en aceite, pan de leña, y ricos panes de huevo. También hay que decir que los restaurantes del pueblo son de excepción, la mayoría ostentan sus propios platillos de autor muy sofisticados: bolitas de queso rellenas de, el “xonequi” (frijoles con bolas de masa y yerba santa) es delicioso, huauzontles capeados rellenos de queso Oaxaca, sin mencionar los pasteles de frutas. Hay que probarlos para creerlo. Y desde luego, la comida debe acompañarse con un rico café de la región.

En fin, Xico guarda todavía ese sabor del México rural de nuestros abuelos, con las señoras haciendo tortillas en el comal a la sombra de sus portales, los lecheros llevando la leche en burro, con las mujeres con sus telares de cintura, los niños en la plaza con sus juguetes de madera, las viejas tiendas de ambientes de boticas que uno creeía desaparecidas, y con esa vida parsimoniosa que permite mirar a los ojos y esbozar una sonrisa.

En tu próximo viaje a Veracruz no olvides este Pueblo Mágico de aroma a café, puedes estar seguro de que te lo llevarás en el corazón.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos