Lugares turísticos de Morelos: Tlayacapan

lugares turísticos de Morelos tlayacapan

Uno de los lugares turísticos de Morelos es su Pueblo Mágico de Tlayacapan, un lugar ideal para un feliz reencuentro con las profundas raíces mexicanas.

En el estado de Morelos, muy cerca de la Ciudad de México, el Pueblo Mágico de Tlayacapan es un magnífico destino para pasar fines de semana con la familia. Sus joyas coloniales, sus tradiciones milenarias, sus espléndidas artesanías, y su exótica gastronomía harán tu estancia única.

El Ex Convento de San Juan Bautista

El Ex Convento de San Juan Bautista es la mayor joya colonial de Tlayacapan, y una de las más importantes del estado; de hecho, tiene el honor de ser Patrimonio de la Humanidad.

Construido en la primera mitad del siglo XVI por los agustinos, el edificio de enormes arquerías, ventanales, portones y una fachada de más de 30 metros de altura, es de imponente presencia y belleza. Su amplio atrio tiene perspectivas increíbles desde cualquier ángulo. En su interior, el templo principal posee elegantes detalles platerescos, y los murales sacros en el ex convento son simplemente una obra maestra.

En lo que fuera la sacristía, hoy está el Museo del Sitio que exhibe algunos ejemplos de arte sacro colonial. Son también de llamar la atención las momias expuestas, que fueron descubiertas aquí mismo, en la última restauración del complejo en 1982. Aparentemente pertenecen a niños de familias de la aristocracia local en épocas de la Colonia.

Otros lugares turísticos de Morelos

La Cerería es uno de los rincones más emblemáticos de Tlayacapan. Este edificio del siglo XVI originalmente fue hogar del Encomendado de la Nueva España, y ya en épocas de la Revolución Mexicana, el general Emiliano Zapata estableció su cuartel general. Posteriormente, el lugar funcionó como fábrica de velas. De ahí su nombre. Todavía es posible ver algunos de los aljibes y hornos utilizados para la manufactura de cera.

Hoy esta estupenda casona alberga la Casa de la Cultura, que además de talleres y actividades artísticas, tiene tres salas de exposiciones; una de ellas la dedica a los chinelos, que es la danza tradicional de la región. Otra sala exhibe bellas piezas de alfarería, que es la artesanía típica de la zona, y el tercer espacio está dedicado a las ricas tradiciones culturales de Tlayacapan en general.

En los barrios del pueblo se pueden ir descubriendo otras joyas coloniales. Las capillas de San Andrés y San Agustín merecen una visita, así como la bella Casa Tonantzin, que fue erigida por los jesuitas y en su interior alberga un espléndido temazcal. La gente de la localidad también ofrece tratamientos con sábila y barro para complementar tu baño de temazcal.

Artesanías, tradiciones y gastronomía

Tlayacapan guarda con celo sus costumbres y tradiciones prehispánicas, las huellas de ese pasado residen en cada barrio y cada callejón del pueblo. La calle de las artesanías es la de Emilio Carranza, donde incluso podrás ver a los artesanos trabajando y moldeando ese barro ancestral hecho a base de tierra y tule, para después secarlo al sol y hacerlo pasar por los procesos de horneado, esmaltado y vidriado, formando bellas figuras. El resultado son vajillas, cazuelas, jarros y magníficos objetos de ornato.

También merece una visita la Plaza Artesanal del Alfarero, donde podrás encontrar piezas de alfarería distintas, además de cestería, tejidos, madera tallada y otras expresiones artesanales de los alrededores de Tlayacapan y del estado de Morelos.

Una tradición musical del pueblo muy importante es la de las bandas, y si tienes suerte podrás ver en vivo a la Banda de Tlayacapan, nada menos que la banda más antigua del país. Inició en 1870 y en estos casi 150 años no ha dejado de sonar de la mejor manera. Sus 40 integrantes van siempre elegantemente vestidos, y han recorrido todo el mundo dando a conocer esta rica expresión cultural mexicana. Sin duda, una aportación fundamental de Tlayacapan a la cultura nacional.

Otra tradición es la danza del Brinco de los chinelos, quizá tengas ocasión de presenciarla en tu estancia; de no ser así tendrás que regresar para el Carnaval de Tlayacapan, que es uno de los más interesantes y visitados del estado. En esos días de mascaradas, las bandas y los chinelos se alternan en una frenética demostración de talento.

Y si de gastronomía se trata, los sabores prehispánicos y mestizos de Tlayacapan son deliciosos. En los diferentes barrios de pueblo, hay comedores y pequeños restaurantes donde podrás probar las delicias locales: mixiotes de carnero, barbacoa, la mejor cecina del país, mole verde de pepita, charales en tortilla, sopes y huaraches. Y como postre, las nieves de frutas naturales son una delicia. El tlaxcal, que es un pan elaborado con harina de maíz, canela y azúcar, es suculento; el café de olla toda una tradición, y el espumoso chocolate molido en metate es el elixir de los dioses.

El Pueblo Mágico de Tlayacapan está lleno de ricas tradiciones, y se encuentra muy cerca de la capital del país. Una escapada de fin de semana a este destino es una alternativa que no tiene comparación. Decídete y conoce un poco más de este país de privilegiados escenarios. Muy buen viaje.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos