Lugares recreativos en Guatemala: Cerro Sija

lugares recreativos en Guatemala Cerro Sija

Acompáñanos a conocer uno de los mejores lugares recreativos en Guatemala: el Parque Ecológico Cerro Sija, en el altiplano occidental del país.

Para los amantes del ecoturismo y la aventura, hay un tesoro natural fantástico muy cerca de la ciudad de Quetzaltenango en Guatemala. La experiencia en Cerro Sija resulta de lo más rica y gratificante.

No sólo podrás regodearte con los paisajes que regalan los espléndidos senderos del parque, también hay magníficos balnearios de aguas termales, pueblos coloniales, interesantes tradiciones culturales de los habitantes autóctonos, y una gastronomía local digna de los más sofisticados paladares.

El Parque Ecológico Cerro Sija

A solo 23 kilómetros de Quetzaltenango se encuentra este excepcional ámbito natural de bosques de coníferas y encinos, de musgos y helechos en las laderas de los cerros, de cientos de especies de hongos que contribuyen a los acentos de color, de aves de todo plumaje en la copa de los árboles, y de decenas de especies de mamíferos que comparten este escenario de senderos y bellas postales.

Los caminos del bosque llevan hasta la parte alta del Cerro de Sija. Los panoramas que regalan los miradores resultan inmejorables para tus mejores fotografías; a lo lejos, los volcanes de Santa María, Tajumulco y Tacaná son de impactante presencia.

En los senderos hay estaciones para la atención del viajero, que entre otras cosas tienen interesantes exposiciones sobre temas ambientales y sobre la flora y fauna de la región, sin duda importante para conocer un poco más sobre lugar que estas visitando.

A la cima del cerro puedes acceder en bicicleta de montaña, y arriba hay áreas para acampar con todos los servicios. Lo más importante es que esta cima ostenta las vistas más impactantes de la región del altiplano occidental guatemalteco.

Otros lugares recreativos en Guatemala

El Cerro Cojolites es una reserva municipal que está también por esta región de Sija. El cerro tiene una altura de 3 200 msnm, y los senderos que llevan a la cima son imponentes. Los puedes recorrer a pie o en bicicleta de montaña, sea cual sea tu elección lo que es seguro es que la cima ofrece paisajes excepcionales: la cadena volcánica en primer término, y más allá los volcanes de Atitlán al pie del lago.

En la zona se yergue espléndida la aldea de Agua Caliente, que en un esfuerzo comunitario ha llevado a cabo un proyecto turístico sin duda interesante, aprovechando las excepcionales aguas termales del lugar, que por supuesto cuentan con todas las propiedades curativas de estos regalos de la naturaleza. El manantial alimenta tres hermosas albercas al aire libre con vistas espléndidas del bosque y los paisajes en la lejanía.

Esta cita sin duda es imperdible. Un baño en estas aguas mágicas te revitalizará y te dará toda la energía necesaria para continuar tu periplo de aventura. El lugar cuenta además con cabañas para hospedarse, baños, comedores, tiendas y todo lo necesario para la pernocta.

La comunidad de San Carlos Sija

San Carlos Sija fue fundada en 1526 por el famoso cronista español Bernal Díaz del Castillo. Esta comunidad de origen Quiché, es la más importante de esta zona de bosques y serranías portentosas, y es rica en tradiciones, cultura y por supuesto en gastronomía.

La Corrida de Judas en Semana Santa es una festividad sincrética por demás interesante y de potentes sensaciones; las fiestas de Carnaval en febrero están también llenas de simbolismos y colorido. El Día de Todos los Santos el primero de noviembre es de atmósferas de esencias y costumbres arraigadas. Si no puedes coincidir con estas fechas, quizá puedas vivir las “pedidas de novia”, que son igual de interesantes y reflejan en gran medida la idiosincrasia de este pueblo de fuertes tradiciones.

La riqueza culinaria en San Carlos tiene mucha historia y aromas prehispánicos: los Tayuyos, que son tamales de maíz con habas, son exquisitos; los Paches, que también son tamales de arroz o de papa con salsa de tomate y carne, son también excelentes. El Chirmol es una salsa elaborada con varios chiles, y simplemente combinada con las estupendas tortillas de trigo del pueblo no tienen paragón. Y qué decir de los quesos de campo, o los estofados de res y de pollo. ¡Delicioso!

Esta experiencia ecoturística cerca de Quetzaltenango es ideal para quienes buscan acercarse a la naturaleza y a la Guatemala profunda: la de los pueblos autóctonos con sus tradiciones y costumbres milenarias e intocadas, lejos de los centros turísticos tradicionales, y cobijados por los míticos y legendarios volcanes del altiplano occidental guatemalteco.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos