Lugares para visitar en Mexicali, el orgullo cachanilla

Lugares para visitar en Mexicali, el orgullo cachanilla

Los lugares para visitar en Mexicali revelan un pasado histórico rico y exuberante, de días gloriosos y una herencia multicultural.

En los confines de las remotas cordilleras del norte de nuestro país, custodiada por el cerro del Centinela y a orillas del río Colorado, se yergue impetuosa la tierra de los cachanillas: Mexicali.

Esta tierra de páramos lejanos y estériles, atrajo hace más de cien años a pioneros bragados, mujeres y hombres que llegaron hasta estos horizontes de montañas sedientas a iniciar una vida para entonces incierta. Estos yermos inertes con temperaturas que rozan los 50 grados centígrados en aquel tiempo no prometían nada, aquí no había ni neones ni boato, nada que insinuara un futuro promisorio; aquí todo estaba por hacerse, cualquier práctica cotidiana significaba esfuerzos sublimes.

Es por eso que Mexicali es una ciudad orgullosa, pero que mira a los ojos con sencillez. Aquí la calidez es en todos los sentidos, y hoy la capital del estado de Baja California es un verdadero prodigio con su fértil Valle Imperial, y con su gente que sabe disfrutar de todo lo que tiene, gracias al esfuerzo de sus antecesores.

Un poco de historia

El territorio que hoy ocupa Mexicali era hasta hace poco más de cien años un desierto solitario, que en algún momento fue habitado por los Cucapá en tiempos inmemoriales. Las noticias que se tienen de los pioneros que llegaron a vivir aquí son de finales del siglo XIX; llegaron hasta estos confines de la tierra a trabajar como agricultores a orillas del río Colorado. Sin embargo, fue hasta 1903 cuando la ciudad se fundó oficialmente.

En esos primeros años iniciaron las obras de irrigación para dar paso al cultivo de algodón, y al mismo tiempo iniciaron las obras del ferrocarril y el intercambio de insumos con la ciudad de Calexico, al otro lado de la frontera. En 1915 la ciudad se convirtió en la capital del estado, y ya para entonces la empresa norteamericana Colorado River Land Company tenía posesión de la gran mayoría de las tierras del valle. En 1946, con la Reforma Agraria, la compañía se vio obligada a vender las tierras y los naturales tomaron control de la situación. En esa época Mexicali era el segundo productor de algodón del mundo, después de Egipto.

Durante estas primeras décadas, la demanda de trabajo fue tal que la región empezó a recibir importantes migraciones de ciudadanos chinos; la mayoría de estos trabajadores venían del estado vecino de California, en una época donde se quedaron sin trabajo al finalizar las construcciones ferroviarias de la zona.

La calle Madero en las postrimerías de los años veinte y treinta, vio pasar a muchos personajes que eran en ese momento famosos en todo el mundo; casinos y bares de todo tipo eran un imán en la zona, especialmente en la época de la prohibición en Estados Unidos. Aquí se casó Rodolfo Valentino con Natacha Rampova, después de alguna noche de mariachis y tequila. Charlie Chaplin, Al Capone y algunos otros insignes personajes también venían aquí a probar suerte en los casinos; algunos años después, en el emblemático Hotel del Norte que existe desde entonces, pernoctaron personajes como Pedro Armendáris y Cantinflas.

Simultáneamente, la población china crecía y nacía La Chinesca, que es el barrio cantonés que tiene en su centro una bella pagoda como su emblema principal. Ya para entonces los chinos administraban los principales negocios de la naciente ciudad; casinos, bares, hoteles y restaurantes estaban en sus manos. Por supuesto, la influencia oriental es muy evidente en la ciudad, incluso en la actualidad. Esto se nota sobre todo en los comedores, donde los cocineros chinos se han adaptado al gusto local, dándole un toque especial a la comida china de Mexicali

Lugares para visitar en Mexicali

Para conocer un poco sobre la arquitectura de la ciudad con estilo californiano, conviene acercarse a la Rectoría de la Universidad Autónoma de Baja California, que todavía conserva su edificio intacto. Enfrente, las antiguas oficinas de la Colorado River Land Company son también un buen ejemplo arquitectónico de los inicios de la ciudad. La Casa de la Cultura también es albergada por un bello edificio de la época.

Otro lugar que merece ser visitado es el Pasaje Reforma, que es un espacio peatonal muy atractivo donde con frecuencia se llevan a cabo animados eventos culturales; al final del pasaje se encuentra la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, que es un ícono de la ciudad. En el Centro Cívico varios artistas plásticos plasmaron sus obras en las paredes, que hoy son atractivos lienzos al aire libre en lo que se conoce como el Pasaje del Arte; aquí con frecuencia se organizan conciertos y espectáculos muy animados.

El Centro Estatal de las Artes constantemente presenta conferencias, talleres, exposiciones, cine, danza, teatro y literatura, que lo posicionan como recinto cultural muy importante. El Museo de la UABC es una joya museística para acercarte a la historia de la región; una primera sala expone fósiles y el tiempo geológico del Valle de Mexicali, otra sala habla del devenir de la zona a través de los grupos humanos que la habitaron, y una tercera sala presenta el transitar histórico del estado a partir de la llegada de los misioneros. Finalmente, el Museo Valle Mexicali vale la pena para conocer sobre la vida de los pioneros en esta remota tierra; objetos y utensilios de época te transportan en el tiempo, es como el lejano oeste mexicano.

El arte culinario de Mexicali

Mexicali es conocida por sus exóticos sabores y refinados platillos, claro que en este tema la gastronomía china tiene mucho que decir. Sin embargo, la oferta es mucho más amplia y la cultura gastronómica en la entidad es un secreto a voces. Las delicias del Mar de Cortés y del Pacífico son un suculento manjar, los tacos de carne asada callejeros son simplemente inolvidables, así como lo son los restaurantes de cortes de carne. También hay restaurantes de autor donde maravillas como el carpaccio de res sellado con café y finas hierbas o los tacos de flor de Jamaica son una delicia. Del mismo modo, hay cavas donde podrás degustar quesos artesanales acompañados con los vinos del Valle de Guadalupe. Mexicali se destaca por sus cervezas artesanales producidas en la localidad, así que puedes disfrutar decenas de cervezas cachanillas de prestigio en los bares de la ciudad. Si tienes oportunidad de asisitir al Mexicali Beer Fest Artesanal, quedarás gratamente impresionado.

Con Mexicali te ocurrirá lo mismo que a los pioneros de hace más de cien años: el lugar te dará mucho más de lo que esperas y quedarás invitado a regresar a esta tierra de proezas. Muy buen viaje.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos