La Ruta del Queso y del Vino en Tequisquiapan, Querétaro

La Ruta del Queso y del Vino en Tequisquiapan, Querétaro

En el Pueblo Mágico de Tequisquiapan, Querétaro, se lleva a cabo la Ruta del Queso y del Vino, una de las mejores muestras gastronómicas de México.

El Pueblo Mágico de Tequisquiapan, en el estado de Querétaro, es de encantadores escenarios. La región tiene una tradición vinícola y de buenos quesos que atrae a los más exigentes paladares, y cuenta con extraordinarias pozas de aguas termales con propiedades curativas. El lugar es simplemente ideal para una escapada de fin de semana, pues este entrañable rincón queretano tiene de todo para todos.

Todo inicia en la plaza central

La Plaza Miguel Hidalgo es el punto de reunión por excelencia de Tequisquiapan, aquí todo mundo converge en algún momento de día. Las sombras de sus bellos arcos de cantera presumen agradables terrazas de cafeterías y restaurantes de postín, galerías de arte, platerías, y casas de artesanía.

El tranvía turístico anuncia en la plaza sus constantes salidas para recorrer los callejones más emblemáticos del pueblo, y los clásicos Recorridos de Leyendas se promueven en los portales y en el bello quiosco de la plaza. Las crónicas en estos paseos de callejones empedrados y fachadas multicolores impecables son una parte muy interesante del acervo cultural de Tequisquiapan, además de que resultan divertidas.

En uno de los costados de la Plaza Miguel Hidalgo, se yergue el Templo de Santa María de la Asunción, de estilo neoclásico. Aunque la construcción del edificio actual es del siglo XIX, su primera etapa inició con la construcción de la Capilla de los Indígenas en 1744. Su bella fachada de cantera blanca, su espléndido bautisterio, sus capillas de San Martín de Porres y del Sagrado Corazón, así como su sacristía conforman un conjunto muy bello y señorial.

Entre los atractivos del Pueblo Mágico, el Parque Recreativo La Pila es el espacio por excelencia para los eventos importantes de la ciudad. Ahí se lleva a cabo la famosa Feria del Queso y el Vino cada año, que da inicio el último fin de semana de mayo y dura diez días. Si quieres acercarte y degustar quesos gruyere de postín, tomar buen vino blanco de la región para el maridaje, asistir al concurso de paellas y demás delicias culinarias, ya sabes dónde es la cita. El jolgorio es monumental, bandas de música amenizan el convivio y los maestros artesanos se integran a la tertulia.

Muy cerca del parque, el Mercado de Artesanías es también una parada obligada. Aquí se elaboran estupendos sombreros y canastas tejidos con vara de sauz, carrizo y mimbre; también hay bordados excelentes, trabajos en madera con muy buenas tallas, y bellos trabajos con piedras de ópalo.

En la tienda del Museo de la Canasta podrás encontrar muy buenos artículos, al igual que en el Parador Artesanal Tequisquiapan y el Callejón de los Bordados y Tejidos.

La Ruta del Queso y del Vino, una tradición

Tequisquiapan es sinónimo de buen queso y excelentes vinos, y una parte fundamental de la visita a este Pueblo Mágico son los recorridos conocidos como la Ruta del Queso y el Vino, para conocer los ranchos de producción quesera y las cavas de vino.

Por cierto es importante  saber que las fiestas de la vendimia en Tequisquiapan son entre julio y agosto de cada año; las degustaciones y maridajes con los quesos regionales y otros platillos de la excelente gastronomía local son un portento.

La visita al Museo del Queso y el Vino quizás es mejor antes de emprender la Ruta, con el propósito de llegar bien instruidos en cuestiones muy puntuales sobre la producción de vinos locales, y los secretos de las excelentes vides de la región. En el caso de los quesos, la espléndida exposición del museo te acercará de manera muy didáctica al ganado lechero de la región, que tiene el clima y las condiciones ideales para su crecimiento, y conocerás un poco sobre las técnicas de elaboración de los sofisticados quesos de la zona.

Durante el recorrido, los guías te darán doctas explicaciones sobre los procesos vinícolas y gestionarán tus visitas a las distintas bodegas y cavas, en algunos casos muy profundos. En relación a los ranchos de quesos, podrás conocer con lujo de detalle los procesos de elaboración de quesos manchegos, chihuahua, gruyere, y otros del tipo mexicano. Desde luego, la mejor parte es el momento de las degustaciones.

Balnearios y aguas termales

En los alrededores de Tequisquiapan hay excelente lugares para relajarse y disfrutar de los placeres de la vida, en balnearios y pozas de aguas termales. Estas aguas a 34 grados centígrados provenientes del subsuelo con propiedades minerales, ideales  para el tratamiento de la artritis, la  diabetes y los  trastornos gastrointestinales, invitan a revitalizarte y sentirte como nuevo. Estarás listo para continuar tus recorridos y degustaciones sin ningún problema.

Entre las joyas naturales líquidas y cristalinas que ofrece la zona están las Termas del Rey, el Oasis, La Vega y Neptuno.

En fin, Tequisquiapan es un espléndido lugar para regalarte unas vacaciones de fin de semana excepcionales. Lo apacible del lugar, su sofisticada tradición culinaria, y sus bellos rincones de aguas termales son la mejor medicina para regresar a tus quehaceres cotidianos totalmente renovado, y con un recuerdo perenne de un lugar entrañable.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos