La ciudad de Zacatecas, un tesoro de cantera

La ciudad de Zacatecas, un tesoro de cantera

La ciudad de Zacatecas es una de las urbes coloniales más bellas y encantadoras  de nuestro país.

Su rico pasado minero dejó un legado arquitectónico espectacular, reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1993. Zacatecas fundada en 1546 por Juan de Tolosa, y hoy es uno de los mejores destinos de nuestra geografía.

Subir a los cerros de la Bufa y del Grillo para disfrutar de las mejores postales de la ciudad, visitar las entrañas de sus vestigios mineros en la Mina del Edén, conocer los lugares icónicos de la Toma de Zacatecas, acercarte a la obra de insignes maestros del arte universal como los Hermanos Coronel, Manuel Felguéres y Francisco Goitia, cruzar la ciudad desde las alturas a bordo del teleférico, y disfrutar de la cocina y las artesanías zacatecanas, son sólo algunos de los placeres que regala esta entidad.

La ciudad de Zacatecas paso a paso

Tu visita debe iniciar en el edificio más emblemático de la ciudad: la Catedral de Zacatecas, inaugurada a principios del siglo XVIII. Sus estilos barrocos, churriguerescos y neoclásicos conviven de manera afortunada en los tres cuerpos que componen el templo. En su fachada se ven labrados los doce apósteles, y en el interior sus nichos resguardan esculturas y pinturas novohispanas. En su totalidad es un conjunto de obras de arte.

Una vez que dejes la catedral, piérdete por los callejones de la ciudad que te tendrán deparados rincones entrañables. La avenida Hidalgo flanqueada por hermosas plazuelas y edificios virreinales, es una de las más bellas. La calle de Abasolo es muy atractiva, destaca en ella una placa conmemorativa que recuerda que ahí vivió Juana Gallo, heroína en la luchas Revolucionaria y Cristera. También por esta zona encontrarás las antiguas cantinas El Retiro y Las Quince Letras, donde los parroquianos te pondrán al día con las leyendas y anécdotas de Zacatecas. Y el bulevar Guadalupe con sus comercios y terrazas de moda, es un divertido lugar de encuentros.

No podrás dejar a un lado la visita del Teatro Calderón del siglo XIX, el exquisito edificio todavía es sede de algunos de los eventos más rimbombantes de la ciudad. Muy elegante es también el Mercado González Ortega, junto a la Plaza Francisco Goitia. Sus interiores afrancesados y los productos zacatecanos exhibidos en sus vitrinas te seducirán. Joyería de plata y oro, artículos de charrería, antigüedades y vinos zacatecanos, son algunos de los productos que podrás adquirir aquí. Si lo tuyo son las compras, la Plaza Miguel Auza es muy recomendable para encontrar estupendas artesanías locales.

Imposible no encontrarte con el bello acueducto de Zacatecas y su vieja plaza de toros de 1866, que hoy ha sido convertida en un bello hotel. Aquí se encuentra el Parque General Enrique Estrada con su atractiva fuente bailarina. Los recorridos en tranvía son un clásico zacatecano y una buena manera de ir descubriendo la ciudad. Y el tranvía que te lleva desde el centro histórico hasta el Cerro de la Bufa es particularmente atractivo; durante esta ruta tienes estupendas panorámicas de la ciudad, y al final llegas a uno de los lugares más sorprendentes.

 El Cerro de la Bufa

Este emblemático cerro de Zacatecas es un universo aparte. Aquí la historia ha jugado un papel preponderante, y todo el devenir zacatecano pasa de algún por el Cerro de La Bufa.

Aquí está la Plaza de la Revolución con imponentes estatuas ecuestres de Francisco Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera; la historia dice que la conquista de este cerro por parte de las tropas villistas fue fundamental para la toma de la ciudad. El Museo de la Toma de Zacatecas también está en la punta del cerro, y merece una visita. Mapas, maquetas, documentos, fotografías y armas de la época te pondrán al día sobre los pasajes de la Revolución Mexicana en Zacatecas, sobre todo en relación a la Toma de Zacatecas perpetrada por Pancho Villa el 23 de junio de 1914.

Y aquí en la Bufa existen estupendos senderos para paseos en un entorno boscoso que ofrece panoramas de la ciudad imperdibles. En el Cerro de la Bufa está el teleférico, que fue instalado en 1979 y cruza la ciudad ofreciendo postales espectaculares hasta llegar al Cerro El Grillo, del otro lado de la mancha urbana. En este otro cerro se encuentra la Mina El Edén, un icono zacatecano.

Aquí empezó la fiebre de la plata y el oro, que fue el origen de la ciudad. Pasadizos interminables hacia el centro de la tierra y socavones misteriosos se van descubriendo en el paseo que ofrece el tren turístico que cruza las entrañas de la tierra. Una vez en el Edén, no hay que dejar pasar la ocasión para conocer su famosa discoteca subterránea instalada en un enorme socavón.

Zacatecas y el arte

La ciudad tiene mucho que decir en relación al arte y la cultura; sin duda, es una de sus ricas herencias. El Museo Rafael Coronel es albergado por un ex convento, exhibe la obra pictórica del maestro zacatecano y una colección de más de 11 000 máscaras mexicanas que el pintor reunió en su vida.

El Museo Francisco Goitia que se ubica donde antiguamente era la casa de los gobernadores, exhibe la obra del gran pintor zacatecano con muchas de sus piezas magistrales de la Revolución Mexicana que lo hicieron famoso. También en este recinto se pueden ver obras de los prominentes zacatecanos Julio Ruelas y los hermanos Rafael y Pedro Coronel. Finalmente, el Museo de Arte Abstracto Manuel  Felguérez exhibe la obra del pintor y otras colecciones de artistas abstractos de todo el mundo.

Zacatecas es un lugar entrañable, perderse en su centro histórico acompañado de la banda zacatecana de tambores y trompetas, y los tradicionales burritos que llevan en su lomo los barriles de mezcal, es toda una experiencia. Regálate Zacatecas en tu próximo viaje, resultará inolvidable.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos