Entre los Pueblos Mágicos de Michoacán, ¡Pátzcuaro!

Entre los Pueblos Mágicos de Michoacán, ¡Pátzcuaro!

Si debes elegir cuál de los Pueblos Mágicos de Michoacán visitar primero, definitivamente Pátzcuaro es la respuesta.

El estado de Michoacán es famoso por sus encantadores pueblos y tradiciones, pero si has de decantarte por algún lugar emblemático con todas las bondades de la cultura michoacana, Pátzcuaro es la mejor alternativa.

Este Pueblo Mágico, en la ribera del lago del mismo nombre, tiene un aire provincial con colores y aromas que seducen. Pasearse por sus callejones empedrados que siempre terminan en una plazoleta encantadora, en un templo señorial, en los restaurantes tradicionales o en los mercados de  artesanías, es un deleite.

Pero si fuera poco, encontrarás que en cada rincón hay historias de héroes y pasajes que marcaron el devenir de los michoacanos. Pátzcuaro es simplemente una de las joyas con las que cuenta el estado.

Caminar Pátzcuaro, de los mejores Pueblos Mágicos de Michoacán

Todos los caminos de Pátzcuaro llevan a su zócalo, que es la bellísima plaza Vasco de Quiroga. Entre arboledas y andadores, en esta explanada siempre hay expresiones populares animadas y coloridas; danzas, orquestas, muestras artesanales y gastronómicas son parte indisoluble de este centro neurálgico de la ciudad.

La estatua de Tata Vasco en la fuente central, recuerda a este querido benefactor y a los tiempos de la Colonia, cuando Pátzcuaro apareció por primera vez en el mapa de la Nueva España. Las espléndidas casonas de tejas rojas que rodean la plaza, hoy son ocupadas por tiendas de artesanías, neverías que ofrecen sus famosas nieves de pasta, restaurantes con suculentos platillos que no hay que perderse, y terrazas donde los lugareños comparten un humeante café al son de grupos de trova. Los hoteles de la plaza tienen las mejores vistas desde sus balcones.

Muy cerca de aquí se yergue la Basílica de Nuestra Señora de la Salud; designada Catedral en 1924,  hoy presume un bello atrio, una fachada con hermosas columnas de cantera, y espléndidas obras sacras en su interior que son parte del valioso acervo cultural del estado. Otro edificio emblemático es el Templo y Ex Colegio de la Compañía de Jesús, que hoy alberga un centro cultural con exhibiciones permanentes artesanales y de juguetes tradicionales, elaborados en Michoacán.

Un poco más adelante, en una de las calles más atractivas de la localidad se encuentra el Templo del Sagrario. Los arcos almenados que preceden la fachada del templo son todo un símbolo de la ciudad; las longevas estructuras interiores de maderas policromadas, parecen recordar que hasta hace menos de cien años la Virgen de la Salud estaba ahí, antes de ser trasladada a la basílica. En los pasillos y celdas del convento todavía se escuchan los rumores de las conspiraciones de los insurgentes criollos, quienes tras estos muros decidían el futuro de país.

En la Plaza Gertrudis Bocanegra, donde se levanta la estatua de esta heroína fusilada por no entregar a sus compañeros insurgentes, está el Templo de San Agustín que actualmente alberga una fantástica biblioteca pública. En ella resulta imperdible el mural del maestro Juan O´Gorman, que narra con lujo de detalle el transcurrir histórico de estas tierras, desde épocas prehispánicas hasta la Independencia.

A un costado, el Teatro Emperador es un tesoro arquitectónico muy apreciado en la localidad. Hermosos murales dan la bienvenida, lo demás es lujo, refinamiento y suntuosidad, de los tiempos cuando el teatro en nuestro país era cede de los eventos más exclusivos.

Para tener la mejor vista de Pátzcuaro y la cuenca del lago, el mirador del cerro Estribo Grande es el lugar. Frente a la Presidencia Municipal puedes tomar los transportes que suben hasta el mirador o, si prefieres y dispones de buena condición física, puedes subir los más de 400 escalones que ascienden hasta lo alto del cerro.

No es un secreto que las artesanías michoacanas son de las más bellas y sofisticadas de nuestro país, y en Pátzcuaro existen fenomenales opciones para llevarte a casa. El lugar para encontrarlas por excelencia es la famosa Casa de los Once Patios, a un par de calles del zócalo. El edificio de dos plantas tiene una fantástica muestra de las distintas artesanías de la región: tallas en madera, bordados multicolores, alfarería muy original, lacas, cestería y trabajos con tule, máscaras exóticas, papel maché, y una infinidad de trabajos de gran calidad.

Los alrededores del Pueblo Mágico

Los alrededores de Pátzcuaro son un portento, basta desplazarse algunos kilómetros para encontrarse con lugares excepcionales. Desde los muelles frente al lago puedes tomar las embarcaciones para visitar la Isla de Janitzio; y por qué no subir hasta la parte más alta del monumento a Morelos, y ya que estás ahí, también puedes conocer las otras islas: Urandén, Yunuén, Tecuena y Pacanda.

Otra alternativa cercana es el vecino Pueblo Mágico de Tzintzuntzan; su zona arqueológica de Las Yácatas es magnífica. La antigua capital purépecha regala atmósferas inolvidables. Y en las estribaciones del lago se encuentra el pueblo de Quiroga, donde las carnitas son las más sabrosas del país.

Sin duda, unas vacaciones en Pátzcuaro son un magnífico pretexto para ir conociendo tu país. Ten la seguridad de que quedarás enamorado de la calidez de los michoacanos.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos