El Pueblo Mágico de Dolores Hidalgo en Guanajuato

el pueblo magico de dolores hidalgo en guanajuato

El Pueblo Mágico de Dolores Hidalgo en Guanajuato, es Patrimonio Histórico y cuna de la gesta patriótica más emblemática de nuestro país: la Independencia.

Aquí cada rincón tiene una historia, e incluso en las haciendas de los alrededores todavía se escuchan los rumores conspiratorios de los insurgentes, siempre que no suenan las canciones de José Alfredo Jiménez, su hijo pródigo.

La Hacienda del Rincón

Para sentirse bien ambientados y a tono con los avatares históricos de esta joya colonial, nada mejor que hospedarse en un edificio histórico que todavía conserva la pátina de tiempos memorables.

La Hacienda del Rincón, cuyo casco es monumental, perteneció al héroe independentista Mariano Abasolo. El edificio del siglo XVII fue adquirido en 1794 por José Bernardo de Abasolo; en los albores de 1810 la hacienda criaba excelentes toros de lidia. Cuando en 1811 Mariano fue detenido y confinado de por vida en Cádiz, España, su esposa doña María Manuela Rojas Taboada se hizo cargo del lugar.

Pasearse por la hacienda es un poco como viajar al pasado. Imaginar cómo en las señoriales salas y comedores que todavía conservan sus muebles de época se estaba gestando parte de la epopeya histórica más importante de este país, es sin duda emocionante. Seguramente las conversaciones conspiratorias se daban también en el patio interior, que ostenta un bello jardín con flores exóticas. Los magníficos arcos, terrazas, y viejos portones también fueron testigos de los primeros planes para derrocar a los realistas y transformar nuestro territorio para siempre. Tampoco pasa desapercibida la capilla de bella fachada barroca y maravillosos retablos a un lado de la hacienda.

Las habitaciones que hoy están a disposición de los huéspedes son cómodas, sobrias y de gusto refinado. El lugar también cuenta con alberca, cancha de tenis y se ofrecen paseos en moto y a caballo.

Pasearse por Dolores Hidalgo en Guanajuato

La experiencia de descubrir este Pueblo Mágico puede iniciar por su Jardín Independencia que alberga el monumento al Cura Hidalgo, un hermoso retoño del árbol de la Noche Triste con Hernán Cortés arrodillado a sus pies, y la Parroquia de Nuestra Señora de Dolores, desde donde el Cura Hidalgo arengó al pueblo a iniciar la lucha libertadora.

El templo del siglo XVIII de estilo barroco, tiene una bella fachada de cantera rosa con un espléndido relieve de la Pasión de Cristo. En uno de sus costados está la placa que indica puntualmente el lugar donde Hidalgo inició la Independencia. Por las noches, a eso de las nueve, resulta imperdible el fastuoso espectáculo de proyecciones murales sobre la fachada de la parroquia.

Otros de los rincones emblemáticos es el Callejón Casiano Éxiga, a un costado de la parroquia. El callejón tiene este nombre en honor a uno de los presos que Hidalgo liberó de la cárcel. En este lugar hay un magnífico mural llamado “200 Años de Libertad”, al que bien vale la pena echarle un ojo.

Enfrente de la parroquia están los tranvías turísticos, que resultan muy recomendables para hacer visitas guiadas. Uno de los primeros lugares donde se detiene el vehículo es frente a la hermosa Casa de Visitas, que es una mansión barroca del siglo XVIII. Más adelante está la Parroquia de la Asunción, de estilo grecorromano pero con una bella torre gótica. Durante el recorrido van apareciendo monumentos importantes como el de los Héroes de la Independencia o el de José Alfredo Jiménez.

Ya a las afueras de la ciudad, hay dos paradas que resultan interesantes. Por un lado está la del cementerio de la localidad, donde se encuentra la tumba de José Alfredo Jiménez, cuya visita ya es toda una tradición. Una enorme escultura colorida de un sombrero charro y un interminable sarape indican que se ha llegado donde descansan los restos del cantante; resulta entrañable  encontrar en el sitio a cancioneros y espontáneos entonando las canciones del artista, con una botella de tequila en la mano.

Y más adelante, no menos importante es la cita en el poblado otomí del Llanito, con una hermosa capilla virreinal en cuya bóvedas y portales, así como en su salón llamado la Letanía, se yerguen imponentes los frescos murales de Miguel Antonio Martínez de Poca Sangre. Sin duda, esta es la Capilla Sixtina guanajuatense.

Los Museos de Dolores Hidalgo

Los museos en Dolores Hidalgo tiene gran importancia, y su visita es muy recomendable. En el Museo Bicentenario se encuentra una réplica en bronce de la icónica Campana de Dolores. No resulta menos interesante el mural que describe la gesta libertaria, y los documentos, fotos y grabados que complementan un magnífico acervo.

El Museo de la Independencia tampoco tiene desperdicio. En algún salón se muestran los oficios que Hidalgo enseñó a los indígenas, y en general una espléndida museografía didáctica y agradable, que muestra con precisión los hechos fundamentales de la Independencia. El Museo Casa de Hidalgo, que alberga una espléndida casona del siglo XVIII, es también interesante. La escultura del Padre de la Patria es una joya; los frescos, el mobiliario de época, y los documentos elaborados por Hidalgo son un patrimonio espectacular.

Finalmente, la Casa-Museo José Alfredo Jiménez, para los nostálgicos del cantautor, es de visita imprescindible. Aquí podrás revivir los pasajes más emblemáticos de la vida de José Alfredo, a través de fotografías, premios, familia, discos, canciones, y documentos que ilustran pormenorizadamente todos los episodios de su vida.

En fin, Dolores Hidalgo, el más mexicano de los destinos, te espera con una gastronomía suculenta y con los brazos abiertos. Aprovecha las ofertas de vuelos y escápate a este Pueblo Mágico, a sólo 90 kilómetros de León.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos