El Niágara, las cataratas de Estados Unidos

El Niágara, las cataratas de Estados Unidos y Canadá

Niágara Falls son las más famosas cataratas de Estados Unidos, Canadá y el mundo, y una de las maravillas naturales más impresionantes.

Las Cataratas del Niágara son la caída de agua más famosa del mundo, y uno de los fenómenos naturales más espectaculares y más visitados.

Compartidas por Toronto y Nueva York, las cataratas son uno de los principales destinos vacacionales propuestos por estas ciudades, y no es para menos, el encuentro con las Cataratas del Niágara es sencillamente inolvidable.

Las Cataratas del Niágara

Las cataratas tienen su origen en la última glaciación que ocurrió hace ya más de 10 mil años, y que también dio como resultado lo que hoy conocemos como los Grandes Lagos, que se extienden de ambos lados de la frontera. Sin duda, es una de las máximas experiencias que pueden tener los amantes de la naturaleza.

Las cascadas son las más voluminosas de América del Norte, y forman parte del caudaloso río Niágara que recoge toda el agua de los Grandes Lagos. Su ancho es de más de mil metros, y su caída alcanza los 64 metros.

En realidad, son tres las cataratas que conforman este fenómeno natural: la catarata canadiense (Toronto), la catarata estadounidense (Nueva York), y la catarata Velo de Novia. Entre las caídas de agua se encuentra la Isla de la Cabra (Goat Island), un indudable paraíso natural.

Los ongiara, habitantes originarios de estos territorios, fueron los que bautizaron las cataratas como Niágara, que quiere decir “trueno de agua”. Y con mucha razón, pues cuando estás frente a ellas, el sonido es tan ensordecedor como un trueno que atrapa todos tus sentidos, regalando sensaciones de plenitud y libertad. Una verdadera comunión con la naturaleza.

Los miradores y paseos en barco

Existen diferentes alternativas de vuelos para llegar a Nueva York, desde donde existen excursiones muy bien organizadas para visitar todos los miradores, que incluso incluyen trayectos en barco para tener todas las perspectivas posibles para tus fotografías. La Isla de la Cabra también está incluida en la mayoría de los casos.

Maid of the Mist es el nombre del barco que te lleva prácticamente por todas las zonas donde rompen las cascadas, mientras que puedes unirte al Journey Behind the Falls, una de las  experiencias más intensas a través de senderos y escalinatas, que te permite el acceso a cuevas y túneles para disfrutar de las vistas más cercanas a las cascadas; en algunos casos, incluso puedes encontrarte detrás de las enormes cortinas de agua. Una experiencia única.

Horseshoe Falls es una de las secciones de las cataratas más impresionantes. Este mirador se levanta justo donde se encuentran las caídas de agua más poderosas, en una extensión de más de 600 metros. Los panoramas desde aquí son simplemente sublimes. Table Rock es otro mirador, pero se encuentra en la catarata canadiense, y sus paisajes son encantadores.

Bridal Veil Falls, o catarata Velo de Novia, es la más pequeña. Podrás llegar a través de su “Cueva de los Vientos” hasta la base, donde te encontrarás con paisajes increíbles.

Goat Island, es un pequeño territorio con una brisa permanente cargada de rocío, que ofrece las vistas más asombrosas de las Cataratas del Niágara. Navegar hacia ella también es un espectáculo, pues durante el trayecto te acompañan prácticamente todas las perspectivas posibles de las cascadas y de las formaciones rocosas.

Excursiones y atracciones en las cataratas de Estados Unidos

Nueva York está a unos 6oo kilómetros de las cataratas, por lo que conviene que contrates una excursión desde aquí. Ya sea por Internet o una vez que te encuentres allá, la gestión es muy sencilla por tratarse de uno de los destinos más populares. Busca un servicio cómodo, que te recoja en el hotel y te traslade al aeropuerto para volar a Búfalo o Rochester, que son los aeropuertos más cercanos a las cataratas.

Desde el aeropuerto serás trasladado hasta Niágara Falls, y por lo regular te incluirán todos los miradores y los paseos en barco. Por cierto, los trayectos en barco sólo ocurren entre abril y octubre, que es cuando el clima lo permite. De noviembre a marzo se incluyen los miradores y trayectos terrestres.

Las comidas se realizan en los restaurantes panorámicos. Las excursiones terminan en la puerta de tu hotel al caer la noche; tienes que calcular que la excursión te llevará todo el día, unas 8 o 9 horas en las cataratas, y 4 o 5 horas entre traslados y vuelos.

Es importante destacar que en la zona están hay todos los servicios turísticos imaginables: hoteles, restaurantes, jardines, parques, casinos, museos, clubes nocturnos y todo tipo de negocios. Del lado canadiense, el parque de atracciones en la zona de Clifton Hill te encantará, tiene la rueda de la fortuna más grande de Canadá, y ofrece vistas espectaculares hacia las cascadas.

Así que ya sabes, planea tu viaje a Nueva York y ten un encuentro con las Cataratas del Niágara, la experiencia es única y te aseguro que te acompañará por el resto de tu vida. Sin duda, éste es uno de los espectáculos naturales más maravillosos de la Tierra.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos