El barrio del Viejo San Juan en Puerto Rico

El barrio del Viejo San Juan en Puerto Rico

El Viejo San Juan en Puerto Rico, se encuentra en la Isleta de San Juan, conectada por puentes a la isla principal de Puerto Rico.

La ciudad se caracteriza por su belleza arquitectónica y sus edificios coloridos, cuyas estructuras datan de los siglos XVI y XVII. Pasear por la ciudad amurallada, caminar sobre sus empedradas calles y poder disfrutar de su oferta gastronómica es todo un deleite.

Nada como pasar una tarde observando los patios y capillas, los balcones colgantes, y las plazas en donde confluyen presente y pasado de una manera colorida y muy hermosa. Déjate transportar en el tiempo a un pueblo colonial que te dejará sin aliento.

El Viejo San Juan en Puerto Rico

Una de las atracciones más visitadas de la ciudad es el Fuerte de San Felipe del Morro, fortificación militar edificada en los tiempos de la conquista española, donde podrás observar antiguos cañones españoles y subir a los puestos elevados, donde los combatientes vigilaban y protegían la ciudad al avistamiento de barcos piratas.

Al final de la calle de Cristo encontrarás, precismente, la Capilla del Cristo. Según la leyenda, el templo se construyó en honor a un jinete en el siglo XVII; cuentan que, al participar en una carrera de caballos, su caballo no pudo detenerse y cayó al precipicio al final de la calle. Existen versiones que afirman que el joven sobrevivió a tal caída, y en honor al milagro se construyó la capilla, mientras que otras voces dicen que perdió la vida y se edificó el templo para evitar futuros accidentes. Actualmente, la iglesia está abierta solamente los días martes; vale la pena ingresar para contemplar el altar bañado en oro y plata.

El Palacio de Santa Catalina o La Fortaleza, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue edificada en 1533 con el propósito de proteger y defender la ciudad de San Juan de naciones enemigas. Aunque fue renovada a un estilo neoclásico en el siglo XVII, sus orígenes militares siguen patentes a la vista. Actualmente funge como la residencia oficial del Gobernador de Puerto Rico, y puede visitarse de manera gratuita de lunes a viernes, aunque es muy recomendable preguntar con anticipación, ya que a veces se encuentra cerrado por actividades gubernamentales.

Cultura en el Viejo San Juan

Para cerrar con broche de oro tu estadía en el Viejo San Juan, qué mejor que dedicarle una mañana a las actividades culturales. La ciudad amurallada cuenta con una agenda muy vasta en este sector, ya que la música en vivo, las manifestaciones artísticas y los museos abundan por doquier.

Está el Museo de las Américas, que cuenta con dos exposiciones permanentes: una de artes populares y la otra de raíces étnicas de la región. Por otro lado, para los amantes de la lectura se encuentra la Casa del Libro, albergada en una casona del siglo XVIII, que guarda más de seis mil títulos; su sección de libros raros es realmente sorprendente.

Uno de los museos más concurridos es el de Pablo Casals, en la que fue la residencia del violonchelista que vivió sus últimos años de vida en Puerto Rico. Dentro del recinto encontrarás algunos de sus objetos personales y sus instrumentos musicales. No olvides visitar también el Museo del Niño, el Museo Felisa Rincón Gautier, y aprovechar las noches de galerías, que abren de manera gratuita de 18:00 a 23:00 horas el primer martes de cada mes.

Al terminar tu visita, podrás degustar algunos de los platillos típicos der la región; no dejes de probar un delicioso mofongo (guiso a base de plátano verde), unas alcapurrias o buñuelos de bacalao, y un delicioso flan de coco de postre. Un viaje que sin duda querrás repetir.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos