Cosas que hacer en Durango: Los Caminos Reales

cosas que hacer en durango los caminos reales

Los Caminos Reales de Tierra Adentro se originan en las primeras épocas de la Colonia, y recorrerlos es una de las mejores cosas que hacer en Durango.

En el siglo XVI la explotación minera, la evangelización y el comercio fueron paso a paso delineando una extensa red de caminos por todo el territorio nacional. En el norte de nuestra geografía miles de kilómetros fueron necesarios para transportar hacia las costas y el centro del país las riquezas sustraídas de las entrañas de la tierra; y específicamente el estado de Durango se distingue por poseer el mayor número de sitios considerados como Patrimonio Mundial por la UNESCO en estas rutas sin duda espectaculares. Pueblos, templos, haciendas, y espléndidos escenarios naturales son el patrimonio que ostentan estas rutas de los Caminos Reales de Tierra Adentro.

Cosas que hacer en Durango: Inicia en la ciudad

Te proponemos aquí una primera ruta de entre la extensa red de caminos reales en Durango para que te vayas ambientando con la riqueza cultural y natural de estos soberbios parajes. La salida es desde la ciudad de Durango, y el objetivo final es la Ex Hacienda de Juana Guerra en un recorrido de aproximadamente 50 kilómetros. La carretera Panamericana número 45, que va hacia Fresnillo, es la que te lleva a todos los rincones y secretos mejor guardados de la zona.

El pueblo de Navacoyán

En Navacoyán, que está prácticamente conurbado con la ciudad de Durango, llama la atención desde la llegada sus horizontes pantanosos y sus exuberantes entornos con vapores en el agua. De hecho, antes de entrar al pueblo está el Balneario San Juan, que ostenta numerosas albercas alimentadas por ojos de aguas termales de la zona. Por supuesto que un bañito en estas aguas es una de las grandes cosas que hacer en Durango. No cae nada mal, considerando las propiedades terapéuticas de estas.

Una vez en el pueblo la hermosa Capilla del Señor de Santa Teresa acapara la escena. Enfrente, la Hacienda de San Diego de Navacoyán del siglo XVIII es un portento. A unos cuantos metros de la hacienda se yergue el magnífico Puente del Diablo sobre el río Tunal; la obra colonial tiene a cuestas muchísimas leyendas acerca de su creación.

Retomando la Panamericana un poco más adelante (15 kilómetros) se encuentra la Hacienda de la Punta, que en su tiempo era una parada obligada sobre el camino real antes de llegar a la ciudad. Destaca su bella capilla de esbelto campanario. Un poco más adelante, sobre el río Tunal, está la famosa Cascada del Saltito; y a otros pocos kilómetros se encuentra Los Berros, que es un escenario entrañable con un hermoso ojo de agua, una pequeña plaza, y una capilla colonial donde se celebró la primera misa en Durango en 1555.

Nombre de Dios y la Ex Hacienda de Juana Guerra

Nombre de Dios, a unos 15 kilómetros de Los Berros, es el pueblo más antiguo de Durango. Fue fundado a mediados del siglo XVI, inicialmente como una misión franciscana. La iglesia de San Francisco, que ya no conserva su techo, es maravillosa; sus muros blancos contrastan con su fachada barroca de cantera. El Templo de Jesús Nazareno es también una joya, su colección de arte sacro no tiene comparación en la región.

Perderse entre las tortuosas calles empedradas y las viejas casonas del pueblo resulta muy conveniente, hay excelentes comederos y pequeños restaurantes donde son famosas las gorditas y las quesadillas; también son interesantes las mezcalerías artesanales, donde se elabora el mezcal con el agave cenizo, el de la región. También hay varios expendios donde podrás comprar frutas en conservas, ates, licores, chiles y demás. En algunos callejones podrás encontrar las artesanías regionales, muchas fabricadas con carrizo: canastas, sombreros, pantallas para lámparas, etcétera.

A las afueras del poblado de Nombre de Dios está la Ex Hacienda de Juana Guerra, del siglo XVI, con su hermosa Capilla barroca de San Antonio de Padua. ¡Es Patrimonio Mundial por la UNESCO! La capilla fue construida con la hacienda ya levantada. Se conoce que 1795 fue el año de su inauguración. Esta portentosa obra es el broche de oro para este viaje por los Caminos Reales de Tierra Adentro.

En fin, en tu próximo viaje a la ciudad de Durango, que sin duda tiene también innumerables tesoros coloniales por visitar, no pierdas la oportunidad de conocer esta ruta. En un solo día podrás adentrarte en ella. Muy buen viaje.

¿Quieres recibir descuentos en tu próximo vuelo?

Ingresa tus datos y te enviaremos los mejores descuentos y promociones para tu próximo viaje.

No, no quiero viajar
Obtén descuentos